Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, análisis: un dispositivo espectacular que todavía busca su sitio

Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, análisis: un dispositivo espectacular que todavía busca su sitio

Hace ya unas generaciones que los tablets de gama alta buscan su lugar en un mercado donde como elemento de consumo de contenidos resultan excesivamente caros mientras que como elementos de producción están todavía algo limitados frente a los portátiles ligeros. Pero no precisamente por su diagonal de pantalla en algunas familias como la Tan S Ultra de Samsung.

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra es un nuevo intento del fabricante coreano por convencer a un cliente concreto de que un Android vitaminado por teclado, S-Pen y sobre todo una enorme pantalla, es una elección fiable y lógica para dedicarnos a trabajar con él. ¿Será éste quizás el año en que lo consigan?

Ficha técnica del Samsung Galaxy Tab S9 Ultra

Samsung Galaxy Tab S9 Ultra

dimensiones y peso

326,4 x 208,6 x 5,5 mm
732 g (Wi-Fi)

pantalla

14,6″ SuperAMOLED
2.960 x 1.848 px
120 Hz
Gorilla Glass 5

procesador

Qualcomm Snapdragon 8 Gen 2

RAM

12 / 16 GB

memoria interna

256 / 512 GB / 1 TB + microSD

batería

11.200 mAh
Carga rápida hasta 45W

cámaras

Trasera: 13 MP + 8 MP gran angular
Frontal: 12 MP + 12 MP gran angular

sistema operativo

Android 13.0
One UI 5.1

audio

Cuatro altavoces estéreo, Dolby Atmos, AKG, tres micrófonos

conectividad

5G, LTE, Wi-Fi 6E, BT 5.2

otro

USB tipo C, lector de huellas bajo pantalla, compatible con S Pen, IP68

precio

Desde 1259 euros

Tableta táctil – SAMSUNG – Galaxy Tab S9 Ultra – 14.6 – RAM 12GB – 256 GB – Antracita – 5G – S Pen incluido

Manteniendo la esencia de los Galaxy Tab S de gama alta

Los dos grandes animadores de siempre del sector de los tablets de gama alta, Apple y Samsung, apuestan desde hace generaciones por una continuidad en su línea de diseño que a ambas marcas no les ha venido del todo mal.

A los Samsung Galaxy Tab S de alta se les reconoce gracias al sentido de la vista pero también del tacto. Es una familia donde prima ante todo la delgadez, los buenos acabados y el poco peso. En el caso de los modelos de referencia de la gama Ultra de Samsung, hay que añadir a la ecuación el adjetivo de «inmensos».

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra es el renovado modelo de dicha familia. El nuevo miembro llega con las mínimas actualizaciones que justifiquen el cambio de nombre. Se dan básicamente en el procesador y memoria, en ambos casos mejores que en la generación anterior.

La única novedad en el diseño del Samsung Galaxy Tab S9 Ultra es el aumento de resistencia para evitar sustos con salpicaduras de líquidos así como la mejorada carga del S-Pen

El diseño se mantiene prácticamente intacto. Es ahora un modelo con resistencia IP68, que para este tipo de dispositivo significa básicamente tranquilidad ante un posible derrame de líquido encima.

El S-Pen sigue cargándose en la parte trasera, lo que impide situarlo sobre una mesa y que se cargue al mismo tiempo

La otra novedad queda del lado del S-Pen, que ahora no tiene que orientarse de manera concreta para que se produzca su carga tras colocarlo en la zona magnética junto al módulo de cámara. Pero me sigue pareciendo que tiene más sentido que la carga ser realice cuando lo tenemos colocado en el borde (donde también queda acoplado magnéticamente) y no en la parte trasera, situación mucho más artificial.

Lo demás permanece intacto. El acabado es en aluminio, el grosor más reducido imposible, y el peso, de algo más de 700 gramos, también el mínimo que podemos esperar de un dispositivo con este tamaño de pantalla.

Pese a ese grosor tan reducido y el relativo poco peso del tablet, sus dimensiones no lo dejan en buen lugar para ser manejado del modo tradicional de un tablet. Nos genera bastante inseguridad a nivel de riesgo de que acabe por caer de nuestras manos (pese al buen agarre de su terminación) y por otro lado seguimos echando en falta un stand integrado en la propia carcasa (y no dependiente de una funda) porque pocas veces no estamos pensando mentalmente en dejarlo correctamente apoyado sobre la mesa.

Sin funda resulta extraño sostener el tablet con las dos manos y que no haya bisagra integrada para poder dejarla en modo stand sobre una mesa con toda tranquilidad

Del apartado de identificación biométrica, este Samsung Galaxy Tab S9 Ultra opta por ofrece tanto la identificación por rostro como la lectura de nuestra huella. Sin botón de inicio ni espacio para colocarlo en un lateral, el sensor biométrico solo tenía un destino posible: la pantalla.

El Samsung Tab S9 Ultra opta por uno de tipo ultrasónico en el lado derecho del tablet, a la altura del puerto USB-C y a una distancia del marco muy bien pensada, justo donde de manera natural cae nuestro pulgar al sujetar de la forma habitual en apaisado el tablet. Es rápido y fiable.

Pantalla (y sonido) para disfrutar todo el tiempo

Como pasa con casi cada producto de gama alta de Samsung, la pantalla es uno de sus puntos fuertes sin discusión. En este Samsung Galaxy Tab S9 Ultra el fabricante coreano lleva esa idea a la máxima expresión porque los marcos reducidos y un notch muy pequeño dejan todo el camino libre para el lucimiento de un inmenso panel AMOLED de 14.6 pulgadas a 120 Hz.

El panel luce espectacular, tanto en nitidez (resolución de 1848×2960 píxeles) como en reproducción de color, brillo (más de 550 nits y HDR10+) y por supuesto el refresco de 120 Hz que tan bien le sienta a la interfaz del tablet.

Esa frecuencia de refresco podemos escoger que sea adaptable o mantenerla fija a 60 Hz, lo que ciertamente no merece la pena por el poco impacto que tiene en la autonomía respecto al total.

El panel tiene un formato 16:10 que se queda a medio camino de dos ámbitos de uso: el plenamente productivo y el exclusivamente ocioso. No es mala opción como término medio para cuadrar con más potenciales usuarios satisfechos de la experiencia.

El sonido es otro factor diferenciado en los tablets de gama alta de Samsung. Y con esta fabulosa pantalla, no podía ser menos en el caso del Galaxy Tab S9 Ultra.

Contamos con cuatro altavoces muy potentes situados en las esquinas del dispositivo. Vienen firmados por AKG y suenan muy bien cuando los tenemos colocados frente a nosotros. El sonido resulta envolvente (compatibilidad con Dolby Atmos), con correcto refuerzo de graves pero seguimos bloqueando parte del sonido cuando agarramos el dispositivo con las dos manos.

Samsung sigue ofreciendo la mejor experiencia en un tablet Android

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra llega al mercado español bajo Android 13 y con la capa Samsung One UI 5.1 sobre el sistema operativo del buscador.

El fabricante asiático sigue siendo el que mejor trata el mundo Android en tablets, tanto por cantidad de aplicaciones, ayudas y mejoras como por la continuidad de su idea generación tras generación.

Lo que más se disfruta en la enorme pantalla del Samsung Galaxy Tab S9 Ultra es la posibilidad de tener hasta tres aplicaciones al mismo tiempo en pantalla dividida

En este Samsung Galaxy Tab S9 Ultra no encontramos apenas diferencia en One UI respecto a tablets de menos diagonal. Podemos hacer uso de hasta tres aplicaciones a «pantalla dividida» sin renunciar a una cuarta opción pero ya como ventana flotante. Dependerá de la compatibilidad de cada una de ellas.

La integración de este Samsung Galaxy Tab S9 Ultra con el resto de ecosistema de equipos Samsung es completa. Tenemos la opción de compartir periféricos como teclados y ratones además de poder usar el tablet gigante coreano como segunda pantalla de un Samsung Galaxy Book.

También se mantiene la idea detrás de Samsung DeX, una gran idea si tu zona de confort al usar un tablet cabe en aplicaciones del tipo navegador, ocio, redes sociales y no mucho más.

La experiencia tanto en este modo de escritorio ampliado en pantalla externa (donde el tablet puede ser usado como touchpad si es necesario) como en el tablet del modo tradicional es perfecta a nivel de fluidez y rendimiento bruto.

A nivel de rendimiento del Samsung Galaxy Tab S9 Ultra hay que destacar la fluidez de funcionamiento en modo multitarea y varias pantallas, refrendado con las cifras de los benchmarks

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra se mueve bajo el SoC Snapdragon 8 Gen 2 acompañado de hasta 16 GB de memoria RAM en combinación con memoria interna de 1 TB ampliable vía tarjetas microSD. Únele los 120 Hz de la pantalla y todo fluye sin tirones ni sensación de no ir desahogado a nivel de potencia bruta. Además, la capa de Samsung tiene ya suficiente madurez para asegurarnos una experiencia satisfactoria.

En nuestros test sintéticos de rendimiento obtuvimos más de 3900 puntos en la prueba gráfica Wild Life Extreme así como casi 5700 y 2150 puntos en los test Multi y Single de GeekBench o los 16500 puntos en PCMark Work 3.0, cifra que supera en 3000 puntos los resultados del modelo de la generación anterior. Especialmente relevante es la mejora de rendimiento en modo multinúcleo, lo que le viene genial al modo de uso de este tablet productivo.

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra ofrece un comportamiento excelente a nivel de gestión del calor. El rendimiento no se reduce cuando le exigimos de manera continuada y además solo una pequeña superficie alrededor del módulo de cámara tiende a calentarse. Insignificante para el agarre fiable, cómodo y seguro del tablet.

S-Pen: un indispensable en los tablets Samsung

Más allá de que Samsung siga sin darle el lugar físico que merece al S-Pen (imanes más potentes en la zona de carga, cambiar esta última a los bordes y no a la trasera, además de buscarle un lugar de almacenaje integrado en el diseño y no solo en la funda que se vende separada), este accesorio es un «must» es el Galaxy Tab S9 Ultra al igual que lo es en los modelos de familias más discretas a nivel de tamaño de pantalla.

El S-Pen sigue sin tener su espacio físico en el diseño del tablet pero viene de serie cuando compramos el Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, todo un acierto

El S-Pen se mantiene idéntico al de la generación anterior y eso es una buena noticia. Es muy ligero, manejable, preciso y disfruta de una integración completa y directa en el ecosistema del tablet Android de Samsung.

Admite gestos que debemos aprender pero luego resultan muy cómodos, y viene listo para sacar de la caja (el tablet no se vende sin él). Podemos usarlo para el manejo/control del propio tablet, como elemento de escritura y lógicamente como punta de lanza de nuestra creatividad con las aplicaciones adecuadas.

En este aspecto, el S-Pen sigue mejorando en apartados de software además de hardware (punta más sensible y cuerpo resistente con perfil IP68 como el tablet), y por ejemplo la experiencia de escritura y dibujo sobre papel virtual está a un excelente nivel, detectando tanto la presión como la inclinación del S-Pen.

Doble cámara frontal y secundaria

Ligeras modificaciones nos encontramos en las cámaras del Samsung Galaxy Tan S9 Ultra. Se mantiene la cuádruple cámara, dos a cada lado.

De las cuatro cámaras que aporta el Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, nos quedamos con las dos secundarias de 12 MP que resultan ideales para videollamadas de calidad

Las dos principales, de 13 y 8 MP (ésta última es de tipo gran angular), admiten grabación de vídeo hasta 4K/60fps, y sirven para lo justo. No tanto por calidad, correcta, como por comodidad de uso.

Más sentido le vemos a las dos secundarias, ambas de 12 MP (una gran angular), que nos dan muchas posibilidades cuando recurrimos a las videollamadas, tanto por software (seguimiento) como en nitidez y validez de uso cuando la luz entra en escenarios complicados. Al igual que en la generación anterior, los resultados nos gustan más que en la mayoría de los portátiles del mercado, ya sean de gama media o incluso alta.

Autonomía a la estela del tablet clásico

El Samsung Galaxy Tab S9 Ultra alberga en su fino interior una batería de 11200 mAh, suficiente para compensar el extra de pantalla y potencia de este formato, además de los 120 Hz de su panel.

El resultado, según nuestras pruebas de estas semanas trabajando y disfrutando del ocio con él, lo podemos situar en la línea de otros tablets de gama alta. En términos globales hablamos de unas 9-10 horas de uso de manera escalonada en varios días, cifra que se reduce a unas 7 horas si recurrimos a periféricos externos y uso intensivo de manera continuada.

Para la carga hay que recurrir a un cargador USB-C de 45 W (carga rápida) que no viene en la caja. En el paquete que podemos comprar en tiendas el tablet solo de acompaña del S-Pen y un cable de carga USB-C.

La carga con un adaptador de 45 W se completa en más o menos 100 minutos.

Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, la opinión y nota de Xataka

Lejos de aparcar el experimento de ofrecer un tablet con diagonal de más tamaño que muchos de los portátiles y ultrabooks del mercado, Samsung repite historia con su nuevo Galaxy Tab S9 Ultra.

El tercero en discordia dentro de la nueva familia Tab S9 de 2023 mantiene la esencia de lo que uno espera de los tablets de gama alta de Samsung (calidad de pantalla, diseño, potencia…) a la espera de que sostener una pantalla de más de 14 pulgadas pueda resultar práctico.

Del nuevo Samsung Galaxy Tab S9 Ultra nos quedamos con la experiencia multimedia total que ofrece, incluida la creatividad con ayuda del S-Pen, así como su potencia bruta para, con ayuda de un teclado externo, poder recurrir al modo de trabajo Dex de Samsung si así lo deseamos.

9,1

Diseño
9,25
Pantalla
9,5
Rendimiento
9,5
Software
8,25
Autonomía
8,75

A favor

La experiencia multimedia que ofrece la combinación de audio y panel
Rendimiento hardware y software
Ahora tanto tablet como S-Pen son resistentes a salpicaduras

En contra

Tienes que tener muy claro el tipo de aplicaciones que buscas usar en un tablet Android
En formato tablet es un dispositivo demasiado grande para que resulte cómodo de usar
Sin funda ni teclado de serie, el gasto para completarlo es mayor

Tableta táctil – SAMSUNG – Galaxy Tab S9 Ultra – 14.6 – RAM 12GB – 256 GB – Antracita – 5G – S Pen incluido


La noticia

Samsung Galaxy Tab S9 Ultra, análisis: un dispositivo espectacular que todavía busca su sitio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Penalva

.