Las nuevas Ray-Ban Meta smart glasses no solo permiten grabar mejor vídeo. También apuestan por el sonido

En 2022 pudimos probar las Ray-Ban Stories, unas gafas conectadas que Meta desarrolló en colaboración con Ray-Ban y que centraban su apuesta en la capacidad de crear Stories con ellas. Ahora llega una renovación de este modelo, y lo hace estrenando nombre y apartándose (un poco) de aquel enfoque original.

Ray-Ban Meta smart glasses. Ni Stories, ni nada. En Meta han preferido llamarlas sencillamente «gafas inteligentes». Siguen teniendo un diseño estupendo y llegan en nuevos colores como el «matte jeans» y el «caramel», además de ofrecer distintos cristales. Al tradicional estilo Wayfarer de las gafas ahora se le suma otro llamado Headliner que es algo más redondeado.

Gafas que quieren usarse como auriculares. En este nuevo modelo hay una apuesta reforzada por los altavoces integrados en las patillas. Ahora tienen un 50% más de volumen y duplican la amplitud de los bajos. Cuentan además con audio direccional que permite mejorar la experiencia en llamadas o al escuchar podcasts en exteriores en los que hay ruido o viento.

Micrófonos para la grabación de vídeo. Esa apuesta sonora se complementa con los cinco micrófonos distribuidos por la gafa, que recogen la fuente del audio al grabar vídeo o al hablar con alguien justo desde donde esta se produce. Esa mejora es especialmente relevante para la otra gran apuesta de las Ray-Ban Meta smart glasses.

Mejores fotos y vídeos. Las cámaras de 12 MP permiten no solo sacar mejores capturas, sino también grabar vídeos de hasta 60 segundos en 1080p. Las fotos se pueden compartir con familiares y amigos directamente desde las gafas con el comando de voz «envía una foto». Es posible almacenar unas 500 fotos y 100 vídeos de 30 segundos en los 32 GB de almacenamiento integrado en las gafas.

Streaming en vivo. Esas cámaras también habilitan la capacidad de hacer livestreaming tanto en Facebook como en Instagram directamente desde las gafas. Los comentarios a esas emisiones se pueden ir escuchando a través de un sistema de texto a voz integrado que hace que podamos interactuar mientras hacemos la emisión con las sugerencias de los espectadores. Tanto al grabar vídeos como al hacer livestreaming un indicador LED avisa a las demás personas de que se está capturando contenido.

Control por voz. El asistente Meta AI está integrado en estas gafas inteligentes, y basta con decir las palabras «Hey, Meta», para poder obtener información y controlar opciones de las gafas como la citada «envía una foto» directamente a través de la voz. Esta opción, eso sí, estará disponible en EEUU en el lanzamiento, pero no en otros países.

El cerebro de las gafas. Las Ray-Ban Meta smart glasses están gobernadas por un Qualcomm Snapdragon AR1 Gen1, un procesador que precisamente es capaz de lidiar con las nuevas capturas, vídeos y el asistente de IA. Se trata de un SoC especialmente eficiente con un consumo medio de 1 W. Según Meta, la batería integrada permite disfrutar de una autonomía de entre cuatro y seis horas de uso activo. La funda de las gafas actúa como un singular estuche de auriculares, recargando las gafas cuando estas están guardadas.

Precio. Las nuevas Ray-Ban smart glasses estarán disponibles en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y varios países de Europa —España incluida— el próximo 17 de octubre. El precio en nuestro país será de 329 euros, y se podrán adquirir por ejemplo desde la web oficial de Ray-Ban.

Más información | Meta

En Xataka | Meta tiene un as bajo la manga para ganar la partida de la IA: poner su propio asistente en WhatsApp, Instagram y más


La noticia

Las nuevas Ray-Ban Meta smart glasses no solo permiten grabar mejor vídeo. También apuestan por el sonido

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.