Meteor Lake llegará a escritorios, pero no con Meteor Lake-S

Poco a poco se va aclarando la confusión que ha reinado, durante meses, sobre el alcance que tendrá Meteor Lake, uno de los más importantes saltos evolutivos de los encapsulados de Intel para el ecosistema de PC compatible. Como recordarás, esta nueva generación fue presentada la semana pasada y, tal y como había venido adelantándose desde hace meses, su destino final apuntaba a ser exclusivamente el mercado de los portátiles y otros entornos en los que se emplean este tipo de integrados, como mini-PC y similares.

Sin embargo, la sorpresa saltó hace unos días cuando, durante una entrevista a Michelle Johnston Holthaus, vicepresidenta ejecutiva de Intel y gerente general del Client Computing Group, ésta afirmó que Meteor Lake llegaría a escritorio en algún momento de 2024. Esto, claro, dejó mil preguntas en el aire, que van desde el básico «¿cuándo?» hasta en qué lugar deja eso a Raptor Lake Refresh, que también contábamos desde hace meses con que será el recambio de esta generación para las CPU de escritorio de Intel.

Raptor Lake Refresh es, como su propio nombre indica, una mejora sobre la decimotercera generación Intel Core, en la que el único cambio relevante es que se han incrementado las frecuencias de trabajo (y, claro, también el TDP), mientras que Meteor Lake sí que marca el debut de una nueva arquitectura, en la que encontramos por primera vez un diseño MCM encapsulado con la tecnología Foveros, una NPU integrada y otra serie de novedades, que hacen que estos chips resulten mucho más atractivos. Así, la posibilidad de unos Meteor Lake-S resultaba algo realmente tentador.

Pero no, finalmente no parece que vaya a ocurrir. Según podemos leer en ComputerBase (en alemán) Meteor Lake solo llegará a escritorio en Mini-PC como Intel NUC y en sistemas AIO (all in one). Es decir, que no habrá, según esta importante aclaración, procesadores Meteor Lake-S, por lo que el salto de arquitectura no llegará a los PC de sobremesa (salvo los tipos mencionados) hasta el debut de Arrow Lake-S, que previsiblemente se anunciará entre septiembre y octubre de 2024 y que puede marcar aún más diferencias, pues será producido en el nodo Intel 20A, frente a Meteor Lake, que emplea la litografía de 7 nanómetros del nodo Intel 4.

La confusión viene dada, por lo que podemos colegir, en qué entendemos que es exactamente un sistema de escritorio, algo que debemos reconocer que admite ciertas interpretaciones. Así, cuando Michelle Johnston Holthaus habló de la llegada de esta generación al escritorio, entendemos que lo hacía en alusión a sistemas equipados con los encapsulados dirigidos esencialmente a portátiles, así como con algún SKU propio para dichas plataformas. Sin embargo, la acepción más extendida de equipo de escritorio se refiere a torres y sobremesas que emplean procesadores de la serie S.

La entrada Meteor Lake llegará a escritorios, pero no con Meteor Lake-S se publicó primero en MuyComputer.