China: 41.000 millones de dólares para financiar las herramientas que fabrican obleas de chips

Hoy conocemos que China ha creado una tercera ronda de financiación de su Gran Fondo, la misión es acumular hasta 41.000 millones de dólares a los fabricantes de herramientas para la fabricación de obleas. Con la compañía holandesa ASML fuera de juego, por medio de la política de Estados Unidos, el principal lastre de China es tener la maquinaria necesaria para fabricar chips. Es por ello que esta inversión llega para desarrollar sus propias máquinas. Con esto solventarán el último escoyo para que China comience en serio a fabricar chips en masa.

Ahora bien, el mayor de los problemas es que China está teniendo dificultades para encontrar dinero para esta tercera ronda de financiación. Debido a los reveses económicos, a China le está costando llenar esta hucha. Pese a ello, el Gran Fondo sigue comprometido en alcanzar esta meta en su plazo inicial de 5 años. Como ejemplo, la primera ronda de financiación se cerró con 19.000 millones de dólares, mientras que la segunda, finalizada en 2019, consiguieron amasar 27.360 millones de dólares.

La lenta recuperación tras el COVID frena la financiación de las herramientas de fabricación de obleas

El Ministerio de Finanzas desempeñó un papel fundamental en la financiación de las primeras etapas. Gobiernos locales terminaron de llenar gran parte de la hucha, y compañías locales, como China Telecom, ayudaron a terminar de llenar la hucha. Tras el COVID, ligada a la carga financiera de los contribuyentes, los cuales ya están pudiendo tener problemas de endeudamiento. Debido a ello, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, se enfrentan actualmente a dificultades para conseguir dinero los 41.000 millones de dólares para cumplir con la finalidad del fondo.

Esta inyección irá a parar a a las empresas que desarrollan herramientas de fabricación de chips que no puedan importarse a China debido a las restricciones de EE.UU. Teniendo en cuenta que en China hay muy pocos fabricantes de equipos de fabricación, la mayor parte de la financiación irá a parar a AMEC y Naura. Estas son las compañías más avanzadas en lo que respecta a la fabricación del equipamiento necesario para imprimir chips en obleas.

«En lugar de considerar únicamente el valor de la inversión, el Gran Fondo tiene que tener en cuenta la dirección de las restricciones estadounidenses a la hora de decidir por quién apuesta, lo que le lleva a tener opciones más limitadas», declaró al Financial Times un analista afincado en China. «Esto, combinado con una investigación sobre corrupción, ha hecho que el sector dude más en sus opciones de inversión»

Un nuevo paso más para la independencia tecnológica de China

Si todo va como debe, las principales fundiciones del país, como SMIC y YMTC, serán las encargadas de aprovechar las herramientas para llevar a China al éxito. Esto implica la fabricación de chips de vanguardia. No solo hablamos de CPUs o GPUs, sino también de distintos chips de memoria. Con ello China ya obtendría la independencia tecnológica. Solo será cuestión de tiempo que sea capaz de competir con occidente en herramientas, procesos de fabricación, tecnología y potencia de computación.

Si Huawei ha sacudido al mundo con su nuevo Mate 60, y su SoC Kirin 9000s, ya podéis imaginar qué pasará si China logra dominar la cadena de principio a fin para la fabricación de chips. El Kirin 9000s es un pequeño ejemplo de lo que será normal en toda la industria china en el futuro.

La entrada China: 41.000 millones de dólares para financiar las herramientas que fabrican obleas de chips aparece primero en El Chapuzas Informático.