El Windows 11 sin contraseñas se estrena mañana

Microsoft celebró su evento otoñal en Nueva York la pasada semana para presentar la actualización de la línea Surface. Además de hardware, también aprovechó para anunciar el lanzamiento de Windows 11 23H2 el 26 de septiembre. Aunque el asistente Copilot y todo lo relacionado con la inversión en IA fueron los protagonistas hubo otras características menos publicitadas, pero igual o más importantes: el Windows 11 sin contraseñas.

Microsoft ha explicado en un artículo dedicado lo que podemos esperar del próximo Windows en materia de seguridad. Lo más importante del «diseño de la seguridad de Windows para la nueva era» es la apuesta por el uso de claves de acceso en Windows 11 para que sea más seguro iniciar sesión en sitios web y aplicaciones mediante sistemas de autenticación biométrica como Windows Hello. El resultado debe ser un futuro sin contraseñas.

El Windows 11 sin contraseñas

Las contraseñas son una bendición y una maldición. Sirven para proteger archivos, dispositivos y más, pero al mismo tiempo son un método inseguro (cuando no se utiliza correctamente) y muy poco atractivo de usar. Las alternativas están en marcha y las basadas en las claves de acceso son las más prometedoras.

A diferencia de las contraseñas que se almacenan en servidores (y por tanto pueden ser pirateadas o interceptadas), las claves de acceso son más seguras porque se almacenan localmente en los dispositivos. Pero lo mejor de todo es que no es necesario recordar las claves de acceso para iniciar sesión en aplicaciones y sitios web compatibles. En su lugar, se pueden autenticar identidades con datos biométricos (por ejemplo con reconocimiento facial o escaneo de huellas dactilares). A partir de ahí la clave de acceso se «desbloquea» para acceder a las cuentas.

Como vimos en las pruebas Insiders, se trata de códigos únicos vinculados a dispositivos específicos, como computadoras, tabletas o teléfonos inteligentes. El uso de claves de acceso reduce significativamente el riesgo de violaciones de datos, ya que brindan protección contra ataques de phishing evitando los robos y accesos no autorizados.

Para su uso en Windows debes ir a sitios web habilitados como google.com, crear una clave de acceso accediendo desde la configuración de tu cuenta, cerrar sesión y volver a iniciarla con las claves recién creadas. En Windows 11, podrás administrarlas con la ayuda de un nuevo cuadro de diálogo de gestión incluido en Configuración > Cuentas > Claves de acceso. Ahí verás todas las claves guardadas en el dispositivo Windows y podrás buscar y eliminar las que ya no utilices.

Mañana mismo veremos este «Windows 11 sin contraseñas» en el lanzamiento de la versión 23H2. Los usuarios podrán crear una clave de acceso con Windows Hello y usarla para acceder a un sitio web o aplicación mediante reconocimiento facial, escaneo de huellas digitales o un PIN de Windows, sin necesidad de una contraseña. Gracias a las asociaciones industriales de Microsoft y su participación en la Alianza FIDO (Fast Identity Online), esta característica debería funcionar con GitHub, DocuSign, PayPal y otros sitios que las admiten.

Pero no solo Microsoft apuesta por este tipo de mejoras de seguridad. Apple anunció recientemente una función de clave de acceso similar con iOS 17 para iPhone. Google también anunció que implementará la compatibilidad con claves de paso para cuentas de Google en todos sus servicios y plataformas para permitir que los usuarios inicien sesión en sus cuentas sin ingresar una contraseña o usar la verificación en dos pasos (2SV). Se espera que las claves de acceso y las credenciales de autenticación web (WebAuthn), también conocidas como credenciales FIDO, sea un enfoque estándar para acceder a cuentas sin contraseñas.

La entrada El Windows 11 sin contraseñas se estrena mañana se publicó primero en MuyComputer.