Razer Edge, la consola portátil de Razer basada en el juego en la nube

Comenzamos la jornada de hoy con la review de la Razer Edge, la consola portátil de la marca. Ante nosotros tenemos una combinación de tablet Android con el controlador Kishi V2 Pro para dotarla de controles físicos y poder disfrutar de los juegos. Para ello, cuenta con el procesador Snapdragon G3x Gen 1 y una pantalla AMOLED de 6,8 pulgadas FHD+ de 144 Hz, una combinación ideal para disfrutar tanto de juegos Android como de juegos en la nube desde GeForce NOW o Xbox Game Pass.

Especificaciones técnicas de la Razer Edge

Razer Edge

Controlador Razer Kishi V2 Pro
2 sticks analógicos + D-PAD
4 botones ABXY + 4 botones traseros + 2 botones programables
2 gatillos + 2 bumpers

Pantalla
6,8 pulgadas – AMOLED – 20:9
2400 x 1080 pixeles – 144 Hz (FHD+, 387 PPI)

Procesador
Snapdragon G3x Gen 1

Gráficos
Adreno 660

Memoria
6 GB RAM LPDDR5

Almacenamiento
128 GB UFS 3.1
Ranura microSD de hasta 2 TB

Cámara frontal
5 megapíxeles (1080p @ 60 fps)

Batería
5.000 mAh

Sonido
Altavoces estéreo
THX Spatial Audio
Jack TRRS 3,5 mm
Micrófono dual

Sistema operativo
Android 12 con aplicación Razer Nexus

Conectividad
WiFi 6E + Bluetooth 5.2
USB-C

Dimensiones
260 x 85 x 11 mm

Peso
264 – 401 gramos (sin – con controlador)

Otros
Tecnología háptica Razer HyperSense
Compatible con juegos Android y Xbox Game Pass

Embalaje y Accesorios

Comenzamos la review de la Razer Edge ante su embalaje, una alargada caja de cartón que combina los colores negros y verdes tradicionales en la marca. En el frontal podemos ver el diseño del producto, mientras que en el reverso tenemos explicadas algunas de sus características.

En su interior, encontramos en un primer nivel la tablet protegida por un marco de cartón, mientras que en el segundo nivel queda el controlador protegido por un marco de espuma.

Además del manual de usuario, se incluye un juego de pegatinas Razer y un cable USB-C para la carga de su batería, aunque no incluye un transformador de corriente.

Diseño de la Razer Edge

Continuamos la review de la Razer Edge analizando en primer lugar la propia tablet que da nombre al conjunto. Con unas dimensiones de 260 x 85 x 11 mm, ofrece una pantalla de 6,8 pulgadas que cubre gran parte de la superficie frontal, aunque tiene unos biseles de medio centímetro a cada lado como podemos ver una vez encendida.

Pantalla AMOLED de 6,8 pulgadas FHD+ de 144 Hz

Nos encontramos ante un panel AMOLED de 6,8 pulgadas en formato 20:9 que especifica una resolución FHD+ de 2400 x 1080 pixeles. Esto supone una densidad de pixeles de 387 PPI, mientras que la tasa de refresco del panel es de 144 Hz, ideal para exprimir algunos (pocos) juegos. Además, sobre la pantalla nos encontramos con una cámara frontal de 5 megapíxeles que permite la grabación de video en 1080p @ 60 fps.


La Razer Edge cuenta con unos altavoces estéreo en los laterales cortos que son potenciados por la tecnología THX Spatial Audio para ofrecer sonido envolvente virtual. Además, encontramos en el lado derecho un puerto USB-C que permite cargar su batería de 5.000 mAh o conectarlo al controlador.


En los laterales de mayor tamaño encontramos una pareja de micrófonos, los botones de volumen y bloqueo habituales y una ranura que permite insertar una tarjeta microSD con la que ampliar la capacidad de almacenamiento de la consola.

El lado posterior de la Razer Edge es bastante sencillo, con dos hileras ranuradas para que pueda fluir el aire por su interior.

Controlador Razer Kishi V2 Pro

La consola Razer Edge viene en un pack con el Razer Kishi V2 Pro, un controlador que igualmente podemos adquirir aparte y que es compatible con cualquier smartphone con conector USB-C, excepto quizás el nuevo iPhone 15. Básicamente, añadimos a los lados de la tablet los controles habituales de cualquier controlador moderno, sosteniéndola a la perfección gracias a su sistema de apertura y presión.

En el lado izquierdo, nos encontramos con un joystick analógico y un D-PAD, así como dos botones de funciones, uno programable y otro para realizar capturas de pantalla.

En el lado derecho, nos encontramos con otro joystick analógico u los botones ABXY, así como otros dos botones de funciones para abrir la aplicación Razer Nexus y personalizable.

Ya en el margen trasero, contamos también con otros cuatro botones L/R/M, así como dos gatillos.


Ya en el margen inferior, nos encontramos a un lado con un conector jack de 3,5 mm TRRS que permite la conexión de unos auriculares con micrófono. Al otro lado, disponemos de un puerto USB-C puenteado con el de la tablet para cargarla mientras jugamos.

Razer Edge + Kishi V2 Pro

Continuamos la review de la Razer Edge colocándola en el Kishi V2 Pro para tener con nosotros lo que a todas luces es una consola portátil. La fijación es perfecta y totalmente estable, pasando a un peso combinado de 401 gramos que, si bien no es bajo, es bastante cómodo de soportar.

Procesador Snapdragon G3x Gen1

La Razer Edge cuenta en su interior con el procesador Snapdragon G3x Gen1, un SoC diseñado específicamente con esta consola en mente. Combina núcleos Kryo con los gráficos Adreno 660 personalizados, contando además con 6 GB RAM LPDDR5. Además, para el almacenamiento interno, cuenta con 128 GB de memoria UFS 3.1, ampliables mediante la ranura microSD en hasta 2 TB extras.

Para la conectividad de red, la Razer Edge dispone de una tarjeta Wi-Fi 6E y Bluetooth 5.2, un combo perfecto para una conexión de calidad a cualquier punto de acceso.

Sistema operativo Android 12

Toca ahora centrar la review de la Razer Edge en su software, concretamente en el sistema operativo Android 12 que le da vida. Este cuenta con una pequeña capa estética de la marca, así como con la aplicación Razer Nexus para tomar el control del dispositivo.

Interfaz Razer Nexus

Desde ella, podemos acceder a los servicios de juego en la nube más conocidos, así como la Play Store de Android para descargar títulos compatibles con este sistema.

Especialmente interesante es poder jugar a los juegos de GeForce NOW o Xbox Game Pass directamente desde la nube, pues tendremos acceso a algunos de los mejores y más actuales juegos del mercado sin la necesidad de un PC Master Race o una consola de última generación.

Rendimiento en Antutu y Juegos

Con 742.340 puntos en el test de Antutu, el procesador Snapdragon G3x Gen 1 de la Razer Edge ofrece un muy buen rendimiento para juegos nativos, es decir, juegos de Android. no está a la altura de los procesadores de última generación, pero es para los cuatro títulos interesantes y demandantes que tenemos en Android, no supone un problema. Podremos jugar sin problemas a títulos como Diablo Immortal o Genshin Impact con la calidad gráfica a un alto nivel y buena fluidez, pero no llevarlas al máximo.

Eso sí, debemos destacar que con los 144 Hz de su pantalla, los juegos compatibles se verán realmente fluidos. En la práctica, hay pocos juegos compatibles con 144 Hz y algunos más con 120 Hz, pero si contratamos GeForce NOW Ultimate, podríamos jugar en streaming a 120 Hz y sacar gran partido a su pantalla.

Por otro lado, debemos destacar el buen hacer de sus altavoces estéreo, al nivel de los mejores smartphones gaming.

Autonomía de la Razer Edge

La Razer Edge ofrece una gran autonomía gracias a la eficiencia del SoC Snapdragon G3x Gen 1 y a su batería de 5.000 mAh. En nuestras pruebas, ofrece una autonomía de 7-8 horas jugando nativo y 10-12 horas jugando en streaming, cifras muy buenas que permiten grandes sesiones de juegos sin problema.

Conclusión

Concluimos la review de la Razer Edge con la sensación de que estamos ante un producto que resultará fácilmente incomprendido. La combinación de una tablet con un controlador no es algo realmente novedoso, pues este controlador lo podemos usar igualmente con nuestro smartphone.

Entonces, ¿por qué tener dos dispositivos? Si queremos tener un smartphone compacto para el día a día pero jugar en la nube a títulos AAA, la Razer Edge es una solución ideal. Ofrece una pantalla de 6,8 pulgadas AMOLED perfecta para disfrutar de los juegos con sus 144 Hz, así como un procesador a la altura de los títulos de Android y capaz de manejar el juego en la nube sin problemas. A cambio, no tenemos que llevar encima un smartphone tan grande, algo que muchas gente prefiere. Además, con su ventilador integrado, mantiene las temperaturas a raya, cosa más complicada en un smartphone.

Podemos encontrar la Razer Edge a la venta por 499,99 euros, un precio algo elevado si tenemos en cuenta su potencia únicamente, pero es que el controlador Kishi V2 Pro cuesta por sí solo unos 120 euros. De esta forma, el precio de la tablet sería de unos 380 euros, valor por el que podemos encontrar algunos smartphones incluso más potentes. Además, tiene mucha competencia en dispositivos como la Steam Deck, que igualmente permite acceder al juego en la nube con GeForce NOW o Xbox Game Pass.

Principales ventajas

+
Buen diseño, acabados y ergonomía

+
Buen rendimiento del Snapdragon G3x Gen 1 en juegos Android

+
Excelente rendimiento para juegos en la nube

+
Pantalla AMOLED de 6,8” FHD+ a 144 Hz

+
Razer Kishi V2 Pro con muy buen tacto y ergonomía

+
Altavoces estéreo con muy buena calidad de sonido

+
128 GB de almacenamiento

+
Muy buena autonomía, más de 7 horas de juego ininterrumpido

+
Sistema de refrigeración activo

+
Aplicación Razer Nexus

Aspectos Negativos


Precio elevado frente a Steam Deck o smartphone + Kishi V2 Pro

Desde El Chapuzas Informático le entregamos el Galardón de Oro al Razer Edge.

La entrada Razer Edge, la consola portátil de Razer basada en el juego en la nube aparece primero en El Chapuzas Informático.