Alemania arranca su gran experimento con la semana de cuatro días tirando de fórmula: 100-80-100

Alemania inicia uno de los experimentos más esperados por sindicatos y patronal y que servirá para definir el modelo de jornada laboral para el futuro. Tras las pruebas piloto que ya se han desarrollado en Portugal, Reino Unido y España, ahora le toca el turno a Alemania, que desarrollará su experimento durante seis meses para después analizar los resultados a medio y largo plazo.

La prueba alemana: 100-80-100. El proyecto de la semana laboral de 4 días se basará en el mismo modelo 100-80-100 (100% del salario, 80% de horas de trabajo y 100% rendimiento) que ya se usó en proyectos como el que se llevó a cabo en Valencia (cuyos resultados todavía se están analizando), el de Portugal o Reino Unido.

El estudio estará auditado por la organización 4 Day Week Global y contará con la supervisión de la consultora de gestión Intraprenör y el respaldo científico y la evaluación de la Universidad de Münster. Estas se encargarán de asesorar a las empresas durante el periodo de adaptación y formación del personal en las nuevas herramientas que necesitarán para ser más eficientes en menos tiempo, y ofrecerá soluciones personalizadas para cada empresa participante. «Esperamos llevar el debate sobre la semana de cuatro días a un nuevo nivel con apoyo científico», afirma el consultor de gestión Jan Bühren de Intraprenör al diario alemán Spiegel.

Empresas interesadas. El experimento tendrá una duración de 6 meses y el 1 de septiembre se inició el periodo de solicitudes para aquellas empresas que quieran participar. Más de 50 empresas ya han mostrado intereses por adherirse al programa alemán.

Tras la selección de empresas, se inicia la fase de planificación y preparación en la que la organización guiará a las empresas para que adopten los cambios necesarios en sus procesos para adaptarse a la nueva jornada. Entre febrero y agosto de 2024 se dará inicio al programa piloto ya con las empresas a pleno rendimiento con el nuevo modelo de jornada laboral de 4 días. La experiencia con el programa piloto del Reino Unido ha llevado a la mayoría de las empresas elegir una jornada de lunes a jueves dejando el viernes como día libre para los empleados.

Algunas empresas alemanas ya han dado el salto. La reducción de la jornada laboral no es una utopía impulsada por los sindicalistas, que llevan mucho tiempo pidiéndola, es una reclamación que también tiene sus apoyos entre las empresas.

Tal y como sucedió en España, algunas empresas alemanas no se esperaron al programa piloto y adoptaron la semana laboral de 4 días por su cuenta. Sin embargo, entre estas empresas ha habido un consenso en la implantación del modelo de semana laboral. Algunas han optado por el modelo «Belga» aumentando ligeramente la jornada laboral diaria durante cuatro días para cubrir el quinto día. Otras han aplicado el formato que puso en práctica Telefónica: menos horas por menos salario.

Una reclamación histórica de los sindicatos alemanes, pero también de la patronal. En declaraciones al medio alemán RND, Sophie Jänicke, del sindicato IG Metall, se muestra positiva: “En muchas empresas, la semana de cuatro días ha demostrado ser eficaz para asegurar puestos de trabajo; aumenta la conciliación entre la vida personal y laboral de los empleados y, por lo tanto, también puede aumentar el atractivo de las empresas”. En la misma línea se manifiesta Kristian Switch, de la asociación de empresarios BDA y miembro del consejo asesor de la prueba piloto: “Los horarios de trabajo flexibles son un incentivo importante para muchas empresas a la hora de contratar trabajadores cualificados. Esto también incluye la semana de cuatro días”.

Pymes y autónomos lo miran con cautela. Según la XXVI edición del Informe Infoempleo Adecco, el 73,51% de las empresas encuestadas y un 61,41% de trabajadores autónomos no ve viable la implementación de la jornada laboral de cuatro días en España por el incremento de costes y la falta de márgenes de productividad. En Alemania, el principal sindicato representante de pymes y autónomos también ve la semana laboral de 4 días con cautela.

Una portavoz de la Asociación Central de Artesanos Alemanes (ZDH) señala que la introducción de una semana de cuatro días debe ser siempre una decisión individual de la empresa. «Especialmente en las empresas más pequeñas, es cuestionable si se puede prescindir fácilmente de determinados empleados en días puntuales, dado que el personal ya es reducido».

En Xataka | El debate sobre trabajar menos va a más. Entre tanto, los Estados tienen otros planes con la edad de jubilación

Imagen | Pexels (Anna Shvets)


La noticia

Alemania arranca su gran experimento con la semana de cuatro días tirando de fórmula: 100-80-100

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.