Casi un año después de que Elon Musk comprara Twitter, X afronta la realidad: ha perdido el 90% de su valor

Desde que a Elon Musk se le metió entre ceja y ceja comprar la red social antes conocida como Twitter, sus empleados y usuarios no han ganado para disgustos. Nadie puede negar que la red social ha sufrido una gran transformación, pero sus finanzas también se han visto afectadas. Según estimaciones del propio Musk, X podría haber perdido hasta el 90% de su valor en menos de un año.

Las empresas no quieren ruido. Las empresas buscan seguridad a la hora de invertir en campañas comerciales, por lo que no van a jugarse su dinero en una plataforma inestable que cambia sus normas según sopla el viento. En Twitter, el viento ha soplado a base de bien en los últimos meses.

Ante un panorama incierto, las empresas perdieron la confianza en Twitter como plataforma de publicidad por lo que sus ingresos cayeron de forma drástica. Entre los meses de septiembre y octubre de 2022, los 10 principales anunciantes en Twitter invirtieron 71 millones de dólares en campañas de publicidad en esta red social. Según datos de Bloomberg, entre febrero y marzo de 2023 esa cifra cayó hasta los 7,6 millones de dólares, una caída del 89%.

Boicoteado por la ADL. Cuando los datos de publicidad de Twitter no podían ser peores, Elon Musk denuncia un supuesto boicot publicitario urdido desde la ADL (Anti-Defamation League), una organización de defensa de los derechos civiles del pueblo judío, que hace extensibles a todas las formas de intolerancia. Según explicaba el propio Musk en un mensaje en X: “Desde la adquisición [de X], la ADL ha estado tratando de acabar con esta plataforma acusándonos falsamente a X y a mí de ser antisemitas”.

En una respuesta a ese mensaje, el propio Elon Musk reconocía que la ADL estaba teniendo éxito en su boicot contra la red social, haciendo que los ingresos en publicidad bajen un 60% más debido a las presiones de esta poderosa organización que reaccionaba de esta forma ante los mensajes de odio de la extrema derecha vertidos en la red social desde que Elon Musk había tomado el control de la empresa, sin que X hiciera nada para bloquear esas cuentas.

Elon Musk ha levantado la liebre. Sin quererlo, en un solo mensaje Elon Musk se ha dado dos tiros en el pie. El primero es que ha dejado por escrito la cifra exacta de pérdidas en que está teniendo X en inversión publicitaria. El segundo tiro es que eso es como una invitación al 40% restante que sí inviertan a que dejen de hacerlo. Ninguna empresa va a subirse a un barco mientras se hunde. Para más inri, las suscripciones de Twitter Blue tampoco están teniendo el retorno previsto, por lo que la liquidez de X hace aguas por todos lados.

Twitter se mantenía en pie, X es una ruina. Musk compró Twitter por 44.000 millones de dólares, de los cuales 13.000 millones se abonaron mediante créditos bancarios y al menos 31.000 millones se abonaron en efectivo. De esta última parte, Elon aportó 24.000 millones en efectivo ayudado por sus empresas, mientras que los 7.000 millones restantes salieron de aportaciones de amigos millonarios como Larry Ellison.

De ser ciertas las informaciones dadas por el propio Musk, X habría perdido el 90% de su valor en menos de un año, quedándose en unos 4,4 millones de dólares. Si, tal y como apuntan desde Bloomberg, eso es lo que puede desprenderse de los mensajes del millonario, ¿qué opinarán los inversores de X sobre el desplome financiero de la red social?

En Xataka | Reddit ha seguido los pasos de Twitter. Ahora Internet es un lugar un poquito peor que antes

Imagen | TED Talks


La noticia

Casi un año después de que Elon Musk comprara Twitter, X afronta la realidad: ha perdido el 90% de su valor

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.