Rendimiento de los Ryzen 3000 tras aplicar el parche contra Zenbleed

Hace cosa de un mes se descubrió Zenbleed, una vulnerabilidad que afecta a los procesadores Ryzen 3000 y a todas las versiones de estos basados en Zen 2, y que se resolverá a través de una actualización de microcódigo. Cuando se parchean este tipo de vulnerabilidades lo más normal es que se produzca una cierta pérdida de rendimiento, aunque esta puede variar dependiendo de muchos factores.

Tom´s Hardware ha querido adelantarse a AMD y ha forzado una actualización por software que, como ellos mismos indican, es una medida poco eficiente porque tan pronto como reiniciemos el PC esta dejará de funcionar. No obstante, esta solución les ha permitido realizar un primer análisis de rendimiento para valorar cómo podría afectar al rendimiento de los Ryzen 3000 la actualización final para acabar con Zenbleed, y la verdad es que los resultados son mejores de lo que cabía esperar.

Haciendo un resumen, la pérdida de rendimiento en gaming que sufren los Ryzen 9 3950X y Ryzen 5 3600 es casi nula, lo que significa que si utilizamos el PC para jugar y nos preocupa tener que elegir entre seguridad y rendimiento podremos estar tranquilos, ya que la diferencia será mínima tras instalar la actualización contra Zenbleed.

Sin embargo, en aplicaciones de codificación que utilizan instrucciones AVX la caída del rendimiento sí que es significativa, y oscila entre un 5% y un 15%. En otras aplicaciones exigentes, como por ejemplo en el renderizador C-Ray, tenemos una pérdida de rendimiento del 9%, y en la prueba sintética de CPU-Z la caída es del 7%.

Haciendo un balance general podemos concluir que la pérdida de rendimiento que representa la actualización contra Zenbleed es menor, y que cuando se implemente a través de una actualización de microcódigo dicho impacto podría reducirse de forma notable. No obstante, hasta que esta no se publique y aparezcan las primeras pruebas no podemos confirmar nada.

Como os he dicho al principio del artículo, esta vulnerabilidad afecta a todos los procesadores y APUs basados en la arquitectura Zen 2, lo que incluye modelos dentro de las series Ryzen 4000 y también algunos modelos de la serie Ryzen 5000 para portátiles. Como curiosidad, las consolas de la generación actual también utilizan la arquitectura Zen 2, aunque en una versión personalizada que, como ya os he dicho anteriormente, tiene menos caché L3 y unidades de coma flotante recortadas.

Si todo va según lo previsto, es probable que las actualizaciones de microcódigo oficiales para resolver esta vulnerabilidad en los procesadores Zen 2 de consumo general empiecen a llegar en octubre de este año, aunque su disponibilidad general podría variar en función de los resultados que obtenga AMD.

La entrada Rendimiento de los Ryzen 3000 tras aplicar el parche contra Zenbleed se publicó primero en MuyComputer.