Elon Musk está utilizando SpaceX como monedero personal: 1.000 millones de préstamo para comprarse un capricho

Elon Musk es la persona más rica del mundo con una fortuna estimada en más de 231.000 millones de dólares. Pese a ese poderío económico, en ocasiones las compras le pillan sin efectivo en el bolsillo y echa mano de SpaceX para obtener algo de liquidez. La última vez que lo hizo le pidió prestado 1.000 millones al fabricante de cohetes para comprarse un capricho desconocido del que se tienen muchas sospechas, pero ninguna certeza.

Un préstamo y una compra: ¿coincidencia? Los astrofísicos no solo obtienen información de lo que ven a través de los telescopios, sino que también utilizan lo que no se ve para conjeturar sobre la existencia de agujeros negros y otros fenómenos del universo. Bajo el mismo criterio de observación, los analistas financieros de The Wall Street Journal, observaron como SpaceX concedía un préstamo de 1.000 millones de dólares a Elon Musk días antes de que el magnate cerrara la compra de Twitter por 44.000 millones de dólares.

Según investigaciones del WSJ, SpaceX aprobó el abultado préstamo y el mismo mes se retiró el importe en su totalidad. Un detalle llamativo es que coincide en el calendario con la compra de la red social ahora llamada X. Musk devolvió el préstamo a SpaceX poco tiempo después sumando los intereses generados durante ese periodo. Esta devolución coincidió con una de las ventas de acciones de Tesla por valor de 4.000 millones de dólares. Una operación limpia y beneficiosa para SpaceX que se convierte en una especie de prestamista personal del millonario.

Elon necesitaba efectivo. Una de las hipótesis más sólidas es que Elon necesitaba más efectivo para cerrar la compra de la red social. La negociación de Musk con Jack Dorsey llegó hasta los tribunales y la continuidad de la compra estuvo en serio riesgo.

En un principio la compra iba a llevarse a cabo utilizando acciones de Tesla como garantía para completar la operación. Esto pareció no satisfacer a los inversores y finalmente Elon optó por utilizar 27.000 millones de dólares en efectivo en la compra de Twitter y reducir la carga de avales. Se sospecha que los 1.000 millones que SpaceX prestó a su director ejecutivo fueran parte de ese desembolso.

Una operación no confirmada, pero reincidente. El movimiento financiero no ha sido confirmado por ninguna de las tres partes, pero no es la primera vez que SpaceX actúa como monedero para facilitar a Musk efectivo en momentos puntuales sin tener que recurrir constantemente a la venta de acciones u otros activos.

Según apunta el medio americano, hace unos años, el fabricante de cohetes ya prestó 20 millones de dólares a Musk para aliviar tensiones financieras de Tesla. Por otro lado, entre 2015 y 2016, SpaceX también participó en la compra de bonos de SolarCity, la empresa de Elon Musk dedicada al desarrollo de paneles solares, valorados en 330 millones de dólares.

Bordeando la legalidad financiera en sus empresas. Pese a ser el fundador y principal accionista de Tesla, SpaceX, SolarCity, The Boring Company o Twitter, las principales empresas de Elon cotizan en bolsa y, por tanto, son de accionariado público. Esto limita la disponibilidad de los activos de cada compañía. Cada movimiento de la compañía se observará con lupa por las entidades de control de los mercados de inversión para velar por los intereses de los inversores. Por eso Elon, que controla el 42% del accionariado de SpaceX, ha optado siempre por la fórmula de los prestamos con intereses e “inversiones” financieras en lugar de transferir directamente el dinero entre sus empresas, que constituirían un delito fiscal.

Este control destapó una operación sospechosa en el seno de Tesla, cuando la empresa aprobó una partida de compra destinada a la adquisición del material necesario para construir una casa de cristal en los terrenos aledaños a la factoría de Tesla. La investigación está en marcha y no se sabe con certeza si el inquilino final de la vivienda iba a ser Elon Musk, pero si alguien se postula como villano de película al estilo de Puñales por la espalda, ese es Elon.

En Xataka | Elon Musk lleva tiempo queriendo crear una alternativa a OpenAI. Hoy finalmente ha lanzado xAI para conseguirlo


La noticia

Elon Musk está utilizando SpaceX como monedero personal: 1.000 millones de préstamo para comprarse un capricho

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.