El mejor teléfono de Huawei es un secreto en Europa. El plan es arrasar en China y atacar a EEUU

El pasado 29 de agosto, para sorpresa de los europeos, Huawei presentaba su buque insignia, el Huawei Mate 60 Pro. En completo silencio, sin desvelar el procesador (más adelante entenderemos por qué) y aparentemente sin estrategia más allá de su país natal: desde Huawei España no hubo información alguna al respecto de este lanzamiento.

Lo que pareciera un movimiento discreto con cierta falta de protagonismo para su buque insignia ha resultado ser una estudiada estrategia con un claro fin: conquistar China y lanzar un torpedo a los Estados Unidos.

Sorteando la prohibición estadounidense. Hay dos claves en el veto a Huawei por parte de Estados Unidos. La primera es la restricción de uso de los servicios de Google, algo que sitúa al gigante chino en una clara desventaja competitiva frente al resto de compañías… cuando hablamos de territorio europeo. Huawei se ha derrumbado en España, cerrando sus principales tiendas y desapareciendo por completo a nivel de ventas en el mapa de los principales fabricantes.

Pero esta limitación es prácticamente irrelevante en China. Allí no se utilizan los servicios de Google y, de hecho, los teléfonos que se comercializan allí ni siquiera los tienen instalados. Huawei ha seguido actualizando y optimizando HarmonyOS en su país natal, logrando que el software no sea un hándicap.

Superando el segundo reto. La segunda clave del veto tiene que ver con los chipsets. Actualmente los principales procesos de fabricación estaban en manos de TSMC, pero Huawei no podía utilizar ninguna tecnología asociada a empresas estadounidenses. De un tiempo a esta parte, la compañía se ha aliado con SMIC, el mayor fabricante chino de semiconductores.

Este 2023 han logrado dar un golpe en la mesa y recoger el balón de oxígeno que más necesitaban: recuperar chips con 5G. Gracias a SMIC y su primer chip con proceso de siete nanómetros, Huawei vuelve a intentar competir en la gama alta con un procesador 5G fabricado en 2023.

Tienda de Huawei en el lanzamiento del Mate 60 Pro. Imagen: Huawei.

Un Huawei Mate 60 Pro nacido por y para China. El Huawei Mate 60 Pro parece estar arrasando en China. En su primera semana de lanzamiento han vendido 800.000 unidades, un importante aumento respecto al medio millón de unidades vendidas en las primeras semanas de su antecesor, el Mate 50 Pro.

Las acciones de Huawei se dispararon un 10% tras el lanzamiento y el principal punto con este teléfono va más allá de las ventas: el Mate 60 Pro es una victoria frente a Estados Unidos. No parece que conquistar el mercado europeo, en el que es sencillamente inviable luchar sin servicios de Google, sea el objetivo a corto plazo del fabricante chino.

Según datos de Counterpoint Research, Huawei está fuera del top 5 de fabricantes en China, liderado por OPPO, Vivo y Apple. Pese a ello, hay un dato bastante curioso: la base asentada de dispositivos hacen que siga siendo el fabricante número uno. Nos referimos con este dato a la suma de todos los dispositivos vendidos este año y anteriores: sumando dispositivos antiguos, Huawei sigue siendo el primer fabricante en China.

Fuego cruzado, de nuevo. El Departamento de Comercio estadounidense ha declarado estar investigando a Huawei y su nueva tecnología de semiconductores. No parecen entender que la compañía haya logrado desarrollar un nuevo chip 5G pese a las sanciones.

Estados Unidos busca frenar el desarrollo tecnológico chino, con sanciones que se han hecho notar en la industria de los semiconductores. El Gobierno de Biden quiere evitar que China alcance las tecnologías más avanzadas de fabricación de circuitos, para impedir así que desarrollen su capacidad militar.

La posición sigue siendo desfavorable. Huawei ha logrado lanzar un pequeño misil a Estados Unidos. Ha demostrado ser capaz de desarrollar sus propios chips 5G y está empezando a remontar discretamente en ventas. Pese a ello, es una ardua tarea escalar posiciones en un top 5 en el que cayeron y donde Honor (es el cuarto fabricante en China actualmente) ha tomado el relevo en su país natal.

La litografía de SMIC es de siete nanómetros, en un 2023 en el que los procesadores de 3 nanómetros empezarán a asomar la patita. Pese a ello, la compañía está dispuesta a salir del ostracismo y esta gran alianza con SMIC parece tan solo el primer paso.

Imagen | Xataka

En Xataka | La guerra fría entre China y Estados Unidos se ha cobrado a su víctima más preocupante: la investigación científica


La noticia

El mejor teléfono de Huawei es un secreto en Europa. El plan es arrasar en China y atacar a EEUU

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.