Starfield es un «No Man’s Sky»: sus planetas están conectados y tiene muros invisibles

Bethesda es conocida principalmente por su franquicia de The Elder Scrolls: Skyrim y juegos como Fallout 3 y 4. Todos estos comparten un gameplay semejante, a pesar de tener mundos y épocas totalmente distintas. Starfield es su último lanzamiento y en esta ocasión no solo vemos algunas similitudes con otros juegos de la compañía, sino que ahora han descubierto que también se parece a No Man’s Sky con los planetas conectados.

Los juegos de temática espacial no son muy habituales y podemos contar con los dedos de las manos aquellos que ofrecen planetas explorables y un mundo enorme. En estos últimos años meteríamos a No Man’s Sky, Elite: Dangerous y Star Citizen, aunque este último ni siquiera ha finalizado su desarrollo. Esto hace que Starfield entre en un género de juegos donde hay mucha gente interesada, pero no hay mucha variedad de juegos. Si le añadimos que ha sido creado por Bethesda que tiene un largo historial, las expectativas por el juego estaban por las nubes.

Logran quitar los límites de Starfield para explorar los planetas

Por suerte, estas expectativas no han dado el mismo efecto que cuando salió Cyberpunk 2077 y por norma general, los jugadores están contentos con el resultado. En páginas como Steam, tenemos un 83% de críticas positivas y en otras el juego roza el 9/10 de nota por parte de los medios. A pesar de que el juego se vendió como un título de exploración espacial, al final hemos encontrado límites a la hora de ir a ciertas zonas. Bethesda decidió poner los conocidos «muros invisibles» para que los jugadores no puedan traspasar ciertas zonas.

Estos han funcionado de manera conjunta con los tiles (baldosas) que componen un planeta. Y es que, en un experimento realizado por Draspian, podemos ver que estas baldosas que forman los planetas de Starfield están conectadas entre sí, de manera semejante a No Man’s Sky. Esto significa que el juego no tiene una ciudad por separado de la superficie de un planeta, sino que todo está unido. Para descubrirlo han tenido que desactivar los límites y los muros, para poder ir volando con el personaje hasta acercarse bastante a la ciudad de Nueva Atlántida.

Los planetas están conectados como en No Man’s Sky, pero el juego se bloquea

El poder ver la ciudad desde lejos no ha durado mucho, ya que según se ha ido acercando ha llegado a un punto donde el juego ha crasheado. Se cree que esto ha ocurrido debido a que Starfield había empezado a cargar ese tile del planeta con la ciudad. Esto habría funcionado si se hubiese realizado correctamente, pero la teoría de Draspian es que el juego intentaba renderizar la ciudad al completo con todos los detalles, personas y objetos.

Aquí ya no hablamos del uso del LOD (Level of Detail) para renderizar con menor calidad y según nos acerquemos aumentar los polígonos y resolución de texturas. Directamente, parece que a esa distancia iba a cargar todo de golpe y por ello se cree que se ha congelado el juego. Así pues, podemos entender la estrategia de Bethesda a la hora de imponer muros invisibles y evitar que el jugador explore libremente todo el planeta.

Al menos este ha sido el caso del planeta Jemison y la ciudad de Nueva Atlántida. De hecho, para poder hacer esto, el autor del vídeo ha tenido que desactivar los límites en el archivo .ini del juego y eliminar los marcadores del mapa mediante comandos de consola. Ahora solo falta que la comunidad de modders logre una solución a esto, donde se puedan cargar los tiles de los planetas sin que el juego se bloquee.

La entrada Starfield es un «No Man’s Sky»: sus planetas están conectados y tiene muros invisibles aparece primero en El Chapuzas Informático.