‘Starfield’ ha tenido 230.000 jugadores en modo preventa. Salir en Game Pass en día uno no implica estrellarse en ventas

Pese a unas críticas básicamente positivas, pero no abrumadoramente altas (88 en Metacritic en estos momentos, nada mal pero tampoco revolucionario), en lo que está claro que ha triunfado ‘Starfield‘ es en las ventas. Su excelente rendimiento durante la semana que ha estado en venta anticipada demuestra, como mínimo, una cosa: sacar juegos AAA desde el primer día en Game Pass no es mala idea.

Acceso para gourmets.Starfield‘, el juego de exploración de Bethesda, llega a las tiendas en dos versiones distintas. La Premium lleva incluida la expansión ‘Espacio quebrantado’ (cuando llegue la fecha de lanzamiento), los diseños de Constelación de fusil láser, traje espacial, casco y mochila propulsora Equinox, y acceso al libro de arte digital y la banda sonora. Es algo más cara, pero sobre todo, incluye acceso al juego antes que los compradores de la edición estándar, desde el 1 de septiembre.

Para el común de los mortales. Hasta el 6 de septiembre han tenido que esperar los compradores de la edición normal, fecha en la que también llega a Game Pass. Solo cinco días de diferencia, lo que en su momento levantó las dudas de los jugadores: teniendo en cuenta que la mayoría de los jugadores de Xbox tienen Game Pass, ¿les valdría la pena pagar (más de lo normal, además), por esos días extra de juego? ¿Podría el hype por lo nuevo de Bethesda soportar la tensión?

Las cifras. En sus primeras 24 horas,’Starfield’ tenía 250.823 concurrentes solo en Steam, una cantidad muy considerable. Ese pico, por supuesto, ha bajado con el paso de los días, pero en el momento de escribir estas líneas (cuando el juego ya está en Game Pass), sigue en 139,883. Nada mal. Esta es la única cifra concreta que se tiene de momento, pero la cantidad final podría fácilmente doblarse: tengamos en cuenta que hablamos de jugadores de PC, no de Xbox, donde además hay un dato extra si se está suscrito a Game Pass.

Game Pass, barato. Los suscriptores de Game Pass solo habrían tenido que pagar en torno a treinta euros adicionales para poder tener ‘Starfield’ en anticipado, antes de la llegada del juego al servicio (con un Upgrade que convierte la edición estándar en Premium, y que para no suscriptores cuesta 35 dólares). Una cantidad mucho más razonable que los cien euros de la edición Premium, y que posiblemente ha disparado las ventas del juego. Durante el pasado fin de semana, el Upgrade se convirtió en el artículo más vendido de la Microsoft Store de Estados Unidos y varios países de Europa, según Pure Xbox.

Cifras estimadas. Las cifras que se calculan que podría llegar a alcanzar el juego en este periodo de acceso anticipado han sido estimadas por PlayTracker, que habla de unos dos millones de jugadores en total, uno de ellos en PC y otro en Xbox (aquí detallan cómo hacen los cálculos). De nuevo cantidades considerables y que obligan a reconsiderar uno de los puntos negros de los planes de Xbox para Game Pass: que introducir los juegos en su primer día afecta a sus carreras comerciales.

La polémica sigue. No es la opinión de todo el mundo. Algún desarrollador, como Dino Patti, fundador de Jumpship, afirman de sus juegos que «mucha gente solo entra y los prueba, y no invierte». La propia Microsoft habla de cierta «canibalización de las ventas» por parte del servicio cuando han pasado unos meses después del lanzamiento, algo que fue corroborado en un informe de la CMA. Contrapuestos a ellos, desarrolladores como Squanch Games hablan de que se vende siete veces más apareciendo en Game Pass.

‘Starfield’ es una excepción. Estas quejas proceden de desarrolladores de juegos independientes, lo que puede dar una pista de cuál es la táctica de Microsoft: es cierto que a la hora de probar (y descartar en un cierto número de casos) juegos desconocidos, independientes o que han recibido menos publicidad, Game Pass puede ser una forma de los suscriptores de catar rápidamente las novedades. Pero ‘Starfield’ ha recibido una cobertura publicitaria inmensa desde su anuncio: las expectativas son mucho más elevadas y lo que se puede esperar de él se ajusta más al resultado final.

Un buen escaparate. Desde ese punto de vista, Game Pass sigue siendo un excelente escaparate para los juegos AAA y exclusivos de Microsoft. Posiblemente, la compañía repetirá en el futuro esta táctica de versión Premium para los impacientes (y dispuestos a pasar por caja) y Game Pass para que se disparen las cifras de jugadores aunque sean ocasionales. Y mientras, hacer negocio con la suscripciones.

Cabecera: Bethesda

En Xataka | Ya sabemos por qué Microsoft canceló su «mini Xbox» para jugar en la nube. No se han rendido con ella


La noticia

‘Starfield’ ha tenido 230.000 jugadores en modo preventa. Salir en Game Pass en día uno no implica estrellarse en ventas

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.