El nuevo Mercedes CLA tiene muy claro el futuro del coche eléctrico: consumos ridículos y 750 km de autonomía

Hace poco más de un año viajamos hasta el sur de Alemania para conocer el Mercedes Vision EQXX, el prototipo germano que adelantaba todo lo que la compañía quiere conseguir con sus futuros coches eléctricos. Aunque parezca un coche de otro siglo, algunos de sus planteamientos ya empiezan a apuntarse en el horizonte.

Entonces nos decían que «en dos o tres años podemos tener coches de 800 o 900 kilómetros reales de autonomía». Los pilares para sostener esta afirmación son tres: mejores químicas y mejores consumos. La idea, una vez montadas enormes baterías de hasta 100 kWh, es mejorar lo presente para conseguir la máxima eficiencia.

Y esto último es indispensable si se quiere alcanzar el futuro que se plantean en Mercedes. Conscientes de que las baterías gigantes no se pueden montar en sus compactos (tanto por coste como por espacio) no queda otra que mejorar los consumos lo máximo posible si se quieren vehículos de menor tamaño con los que se pueda circular con la máxima tranquilidad.

La marca, además, debe estar recogiendo datos que apuntan en esa dirección, pues las cifras a las que apuntan en la presentación de su nuevo Mercedes CLA Concept, el prototipo eléctrico que adelanta la nueva berlina coupé de la marca, son tan llamativas como desconocidas en estos momentos: 12 kWh/100 km de consumo para alcanzar autonomías WLTP de 750 kilómetros.

De momento, los plazos se cumplen a rajatabla porque el Mercedes CLA se espera que llegue a la calle en 2025. Su desarrollo, viendo las imágenes, parece estar más que avanzado.

Mercedes CLA Concept: mucha autonomía… y mucho más que autonomía

Durante aquella prueba, los ingenieros de Mercedes nos aseguraron que tampoco tenían en mente apostar por recargas extremadamente rápidas. La idea es que si el consumo del coche es muy bajo, otros necesitarán recargas más potentes para alcanzar la misma cantidad de autonomía disponible en el mismo tiempo de espera. Sin embargo, estos últimos degradarán más la batería.

El adelanto del nuevo Mercedes CLA apuesta por una batería de 800 voltios que admite recargas de hasta 250 kW. Son potencias altas pero están lejos de los 350 kW de algunos modelos de Porsche o Hyundai. Con esta potencia y ese consumo, aseguran que en 15 minutos se consiguen autonomías de unos 400 kilómetros.

Pero, además de la autonomía, el Mercedes CLA Concept adelanta lo que podemos esperar de los nuevos modelos germanos en diseño. De momento, trendremos que esperar para ver si los faros con la imitación de la estrella de su logo se atreven a llevarlos a la calle. Sí parece mucho más cerca de producción las líneas generales del vehículo, con un morro bajo y afilado que ayudará a mejorar la aerodinámica general del coche.

En el interior, la apuesta por un habitáculo repleto de tecnología es total. El prototipo llega con pantalla MBUX Superscreen, con tecnología mini-LED de alta eficiencia y gráficos 3D envolventes. En este caso, abandona la disposición que ya vimos en el Mercedes EQS para adoptar la vista en el Vision EQXX, un enorme tablero digital que cruza todo el ancho del vehículo y por el que se reparten diversas pantallas para el conductor, el copiloto y una central que queda a la vista de todos los pasajeros.

El sistema de infoentretenimiento se maneja desde el sistema operativo MB.OS que definen como una arquitectura propia denominada «chip-to-cloud», con el que pretenden desarrollar el software de manera más rápida y adaptada a cada modelo. Será clave en la próxima plataforma MMA, la primera en montar este nuevo MB.OS, con chip de alto rendimiento refrigerado por agua de NVIDIA, un SoC de última generación y apoyo en la nube y la inteligencia artificial. Lo gráficos de este nuevo sistema operativo los pondrá Unity.

En materia de seguridad y ayuda al conductor, el Mercedes CLA será un coche con nivel 2 de autonomía «en prácticamente todo tipo de carreteras», en palabras de al marca. Esto incluye asistencia en el cambio de carril o maniobras automáticas para estacionar o salir de la plaza de aparcamiento, además de los sistemas ya esperados como control de crucero adaptativo, centrado en el carril, cámaras 360 o frenada de emergencia en la que, además, se ha mejorado en el reconocimiento de niños.

Para todo esto se utilizará la tecnología LiDAR, actualizaciones vía OTA para activar o desactivar funciones de conducción autónoma o alcanzar en un futuro la autonomía de nivel 3, aquella en la que no es necesaria la atención ni la intervención humana en ninguna circunstancia y que, ahora mismo, está altamente restringida.

En Xataka | Mercedes reducirá drásticamente su oferta. La confirmación de una tendencia: menos coches y mucho más caros

Fotos | Mercedes


La noticia

El nuevo Mercedes CLA tiene muy claro el futuro del coche eléctrico: consumos ridículos y 750 km de autonomía

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.