Las bodas se le han ido de las manos a España, literalmente: ya es uno de los países del mundo que más paga por enlace

Si por un casual decides hincar rodilla y pedir matrimonio es mejor que tengas preparadas unas cuantas cosas. Al menos si quieres hacerlo a lo old school. Aparte del imprescindibilísimo anillo conviene que cuides el dónde y el cuándo, mimes los detalles y… lo más importante, tengas una cuenta de ahorros bien saneada. Porque si estás dispuesto a entonar el «sí quiero» y casarte aquí, en España, además de la pareja y el anillo necesitarás una holgada economía que te permita desembolsar casi el equivalente a la entrada de un piso. Y no, no es una exageración.

Las parejas españolas somos de las más generosas del mundo a la hora de pasar por el altar. Más, mucho más, que las de otros países con sueldos más altos.

¿Cuánto cuesta casarse en España? Un buen pico. La cifra exacta oscila en función del estudio que se maneje, pero por regla general todos los que calculan el coste de una boda tienen algo en común: la sitúan por encima de los 20.000 euros. Y eso no está nada mal teniendo en cuenta que el precio medio de una vivienda en España se situaba el año pasado en 188.036 euros y lo más común es que se pida un 20% de ese valor a modo de entrada. Veamos. El portal Statista calcula que en 2019 una boda costaba aquí de media 23.400 dólares, unos 21.500 euros.

La cifra es ligeramente mayor que la que recoge el Libro imprescindible de las bodas, elaborado por Bodas.net junto con Google y ESADE. En su última edición (Pág. 106) recoge que el coste medio de una boda es de 21.056 euros, aunque si se le añade la luna de miel puede irse a 24.056 o 27.056, en función de si el destino es nacional o se sitúa en el extranjero. Otros portales calculan que un enlace con 130 invitados sale por un promedio similar, de 21.400 euros. En 2017, BBVA aportaba una horquilla estimada con valores que se movían entre 11.864 y 21.205.

¿Y en otros países? Esa es probablemente la pregunta que más sorpresas depara. Hace un tiempo Statista sacó la calculadora y echó cuentas para saber en qué países salía más caro pasar por el altar. Para su estudio analizó una decena de estados, entre los que se incluyen España y algunas naciones con un salario medio superior al nuestro, como Italia, Canadá, Reino Unido o Francia. Aunque pueda resultar curioso, aquí nos gastamos mucho más que cualquiera de ellos.

De la decena de países analizados por Statista, España ocupa de hecho el segundo puesto. Su coste medio de 23.400 dólares solo lo supera EEUU, con unos 29.200. Los italianos desembolsan de media 22.500, los canadienses 21.900, los británicos 19.200 y nuestros vecinos franceses y lusos 17.600 y 16.700, respectivamente. En otros países, como México, Perú o Chile, la cifra ni siquiera llega a 9.000.

Pero… ¿De dónde sale esa cantidad? Una buena pregunta que podemos responder de nuevo con ayuda del portal Bodas.net. El grueso de los 21.056 euros en los que estima el coste de un enlace sale del banquete nupcial, al que se dedican de media 10.600 euros, la mitad de la inversión. Le siguen el vestido y accesorios de la novia (2.150), los fotógrafos (1.500), el vídeo (1.200), la música (1.050), el traje del novio (1.020), los gastos de organización (980) y las flores (950).

La lista suma y sigue con las facturas de la joyería, el transporte, catering, maquillaje, peluquería, repostería… hasta pasar de los 21.000 euros, importe al que se le pueden añadir otros 3.000 para disfrutar de una luna de miel en España o 6.000 si lo que se prefiere es celebrar esa escapada romántica en el extranjero.

¿Hay más cifras? Desde luego. Algunas que nos ayudan a entender cómo ha evolucionado el coste de los enlaces y las diferencias que hay entre regiones, que las hay, y contundentes. Según los datos recogidos en el Libro imprescindible, las comunidades con un mayor coste por invitado se sitúan en su mayoría en el norte.

A la cabeza se sitúa Asturias (267 euros), Navarra (229), País Vasco (224) y Galicia (224), si bien en el ranking nacional destacan también las Baleares (261) y Madrid y Cataluña, ambas con 207. Otro dato que oscila de forma notable entre regiones es el número de asistentes: poco tienen que ver por ejemplo los 164 invitados que acuden de media a un enlace murciano con los 81 de Cantabria o Cataluña.

¿Y cuánto costaba antes? Otro enfoque interesante es el de cómo ha variado el coste con el paso del tiempo. Y para responder a esa pregunta las tablas de Statista vuelven a ofrecer una ayuda valiosa. Sus cálculos concluyen que el coste medio de una boda española hace cuatro años los 23.400 dólares, una cifra elevada si se compara con la de países vecinos, pero no récord en el histórico nacional.

Aunque el gasto llegó a desplomarse por debajo de los 12.600 euros en 2013, en plena crisis económica, unos años antes, en 2005, las facturas de un enlace español llegaron a pasar de 25.000 euros. Con todo, un vistazo al INE deja una ida igual de relevante: quizás el coste sea hoy mayor, pero no lo son el número de ceremonias. En 2005 se celebraron en España 208.146 bodas entre personas de diferente sexo y 914 del mismo sexo; en 2019 fueron, respectivamente, 161.389 y 2.492.

¿Solo cambia el coste? No. Los datos del INE reflejan que lo hace la propia sociedad, donde el matrimonio ha ido perdiendo peso: frente a los 271.347 enlaces contabilizados por el observatorio en 1975, hace dos años apenas se contabilizaron 145.721, sumando tanto los celebrados entre personas del mismo o distinto sexo.

«Desde la década de los años setenta, nuestro país experimenta una paulatina caída de la nupcialidad, la cual va ligada, por un lado, al retraso de la edad media a la que se contrae la primera nupcia y, por otro, a la pérdida de importancia que se le da al matrimonio», recoge un estudio publicado en 2022 por la Fundación BBVA sobre la evolución de la pareja en España: «No es necesario casarse para formalizar una relación que depende de elementos privados establecidos por sus miembros, ni siquiera para tener hijos, teniéndose cada vez más fuera del matrimonio».

Imagen de portada: Álvaro CvG (Unsplash)

En Xataka: Era cuestión de tiempo que alguien quisiera casarse en el espacio. Ya hay una empresa que lo ofrece


La noticia

Las bodas se le han ido de las manos a España, literalmente: ya es uno de los países del mundo que más paga por enlace

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.