Vivaldi 6.2 mejora el rendimiento y añade nuevas opciones de personalización

Sin nocturnidad ni ningún tipo de alevosía se lanzaba esta semana Vivaldi 6.2, una nueva versión del navegador web para PC y Android que, como de costumbre, viene sustentada por unas cuantas novedades de interés. Y digo de interés porque, a diferencia de sus iteraciones más recientes, con las que he sido bastante crítico, en esta vuelven a la senda de lo que de verdad importa: rendimiento y personalización.

Así las cosas Vivaldi 6.2 se presenta, lo primero, con una mejora del rendimiento al abrir las ventanas del 37%, una dato tan exacto como intrascendente, pues tal y como explican los desarrolladores del navegador, es lo que han obtenido en sus pruebas «con un perfil nuevo en un ordenador equipado con un procesador Intel Core i3 de 2 GHz», por lo que dependiendo del equipo, el grado de mejora puede variar.

Lo verdaderamente importante es que la mejora del rendimiento, sea mayor o menor, va a ser compartida por todos los usuarios de Vivaldi en PC, pues se da en uno de los puntos flacos del navegador: la tecnología con la que está creada su interfaz, y es que al contrario de lo que sucede con el resto de los grandes navegadores, Vivaldi no utiliza una interfaz nativa para su interfaz, sino que se basa en tecnologías web, que no suelen ser las más eficientes.

Sea como fuere, a lo largo de los años han conseguido pulir bastante el rendimiento de la interfaz (los hay que hacen magia con estas cosas: Vivaldi es un ejemplo, Microsoft con Visual Studio Code es otro) y con la adopción de la tecnología de portales de React (la biblioteca JavaScript utilizada por Vivaldi) no solo mejora la velocidad de apertura de nuevas pestañas y ventanas, sino el rendimiento del navegador en términos generales.

La segunda novedad de interés de Vivaldi 6.2 concierne al apartado práctico y es la personalización del orden de las sugerencias que aparecen en el campo de direcciones: ¿prefieres que se muestren primero las sugerencias de búsqueda, los marcadores, los resultados del historial, el autocompletado…? Ahora puedes ordenarlo para que lo haga como quieras, y no solo eso: también puedes eliminar las opciones que no te interesen.

A falta de saber si se han quedado a medias y la novedad no se sincroniza junto con el resto de ajustes, encontrarás la opción en «Ajustes > Barra de direcciones > Prioridad del menú desplegable».

Otra novedad a nivel práctico de Vivaldi 6.2 es el nuevo botón para el borrado rápido del historial, situado en el panel de historial. Se trata de un acceso directo a la opción que siempre ha existido en todos los navegadores basados en Chromium y que permite eliminar el historial del navegador «desde siempre» o en diferentes intervalos. Tres cuartos de lo mismo han hecho con el botón de RSS, que ahora se sitúa en la barra de direcciones y se iluminará cuando haya una fuente disponible.

Otras mejoras de Vivaldi 6.2 para PC incluyen nuevos filtros para el cliente de correo electrónico, disponibles en el menú desplegable de la vista de mensajes y configurable en «Ajustes > Correo > Botones de filtros»; soporte del protocolo de autenticación OAuth para el servicio FastMail; y la reintegración de los servicios de geolocalización en macOS, vía el sistema propio de Apple.

Las novedades de Vivaldi 6.2, sin embargo, continúan en lo que respecta a la aplicación móvil, o más bien a la aplicación para Android, pues la de iOS todavía última su lanzamiento final. Mientras tanto, Vivaldi para Android mejora el bloqueador de publicidad y rastreo, corrige un comportamiento deficiente del gestor de marcadores, otro error del sistema de sincronización y el comportamiento general del navegador en tablets.

La entrada Vivaldi 6.2 mejora el rendimiento y añade nuevas opciones de personalización se publicó primero en MuyComputer.