Las imposiciones de Microsoft Edge en Windows serán relajadas en la Unión Europea

Microsoft ha publicado una versión de prueba de Windows 11 (Insider Preview Build 23531) en el canal de desarrollo y llega con un cambio relevante que afecta al navegador Microsoft Edge. Y es que los enlaces al contenido se abrirán en el navegador que prefiera el usuario y no el que decida (imponga) Microsoft como ha sucedido hasta ahora. La medida solo afectará -por el momento- a la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein y Noruega.

Antes de entrar en materia y en nuestra opinión, decir que el nuevo Microsoft Edge basado en Chromium es el mejor navegador web de la historia del gigante del software y no tiene nada que envidiar al resto de competidores. Estrenado en Windows 10, mejoró al anterior Edge y a los Internet Explorer en todos los terrenos: rendimiento; compatibilidad con estándares; estabilidad; seguridad y privacidad; mayor número de características y capacidad para aprovechar las centenares de extensiones disponibles para Chrome.

Pero Microsoft se empeña en promocionarlo de manera artificial aprovechando el monopolio de Windows y lo que es peor, sin respetar la elección de los usuarios o complicando la elección mediante los conocidos «patrones oscuros» u otras técnicas que por acción u omisión dificultan el uso de alternativas de terceros proveedores. Ello se extiende a otras de sus aplicaciones y servicios y como consecuencia, el Windows por defecto llega pleno de software basura, inflado de manera innecesaria.

Microsoft Edge y sus imposiciones

Microsoft ha adoptado un comportamiento agresivo para impulsar su navegador web. Ya te informamos de los cambios implementados en Windows 11 para la selección de las aplicaciones que por defecto abren cada tipo de archivo y en concreto por lo que nos ocupa del navegador web. En sistemas anteriores solo tenías que seleccionar tu navegador favorito. Para Windows 11, Microsoft ha hecho cambios relevantes, ya que es necesario hacer esta elección para cada tipo de extensión y protocolo asociados al navegador. Algo que vamos a hacer muy pocos.

Además, el sistema obliga a usar el navegador Edge para distintas acciones como los enlaces del widget de noticias, búsquedas con Bing, Outlook, los chats de Teams y otros componentes. Aquí, solo el navegador de Microsoft puede manejar el protocolo que lo controla sin permitir que las aplicaciones de terceros lo manejen. Navegadores alternativos como Firefox y Brave implementaron su propio código de interceptación para evitar que Microsoft forzara el uso de Edge al abrir los enlaces. Y se crearon herramientas como EdgeDeflector para impedir este comportamiento que calificaron como anticompetitivo. Ambos métodos fueron bloqueados por Microsoft y llegaron otras herramientas como MSEdgeRedirect.

Un juego calamitoso del que solo Microsoft es responsable. Ahora, se anuncia una solución: «En el Espacio Económico Europeo (EEE), los componentes del sistema Windows utilizan el navegador predeterminado para abrir enlaces», explican en el registro de cambios de la última compilación de Windows 11 Dev.

En cristiano. Si un usuario usa Chrome, Firefox u otro navegador alternativo y lo fija como predeterminado, ese será el que Windows use para las apertura de los enlaces. Como vemos, la problemática no era técnica (como decía Microsoft) si no comercial, para extender Edge y bloquear al resto de proveedores. La medida solo afectará a los usuarios de la Unión Europea, Islandia, Liechtenstein y Noruega. Esperemos que pronto se traslade a la versión estable de Windows 11 y al resto de países.

La entrada Las imposiciones de Microsoft Edge en Windows serán relajadas en la Unión Europea se publicó primero en MuyComputer.