Andorra se está llenando de gente. Así que el Gobierno les va a obligar a saber un mínimo de catalán

Andorra se está llenando de gente. La llegada de nuevos residentes que buscan establecerse en el país lleva incrementándose durante las últimas décadas, un fenómeno acelerado aún más por la pandemia y el auge del teletrabajo, que ha permitido a muchos más profesionales instalarse en el país. Según el departamento de Estadística de Andorra, la población crecerá entre un 6 y un 16% hasta el 2031. Los atractivos son evidentes: baja fiscalidad, alto nivel de seguridad y de calidad de vida, cercanía a la naturaleza y un largo etcétera.

Con tanta gente haciendo cola para obtener la residencia, el Gobierno ha tomado una importante decisión administrativa: exigir un nivel mínimo de catalán a los recién llegados.

La nueva ley. Está siendo preparada ya por el gobierno andorrano y afectará de lleno a los empresarios, youtubers y estudiantes que decidan mudarse al país ya que incluirá la obligatoriedad de tener nociones básicas de catalán. Es decir, a partir de 2024, las personas que quieran conseguir o renovar su permiso de residencia en Andorra tendrán que acreditar un conocimiento mínimo de la lengua.

Tal y como han declarado fuentes oficiales al periódico Segre, el nivel exigido será «muy básico», incluso inferior al A2. Además, quien no llegue a ese nivel podrá hacer un curso de 30 horas en cualquier centro acreditado en el país. Una vez superado el curso, podrán recibir o renovar la tarjeta verde. Para aquellos que no tengan un título pero sí el nivel, podrán realizar una prueba en los centros de catalán.

El objetivo. Es que todos los residentes puedan comunicarse de alguna manera en la lengua del país, sobre todo en el ámbito laboral. Según señala el gobierno, cada vez hay más casos en los que la primera atención se hace directamente en castellano, sobre todo en los comercios y en la restauración. Y es algo que quieren evitar.

Hasta el punto de que aplicar esta regulación significa movilizar a varios ministerios como el de Cultura, Educación e Interior e incluso conlleva también cambios en la ley de Inmigración. La nueva legislación llega en un momento en el que se espera renovar unos 3.000 permisos de residencia el año que viene.

Las críticas. El debate sobre si pedir un nivel mínimo de catalán para residir no llega de nuevas. De hecho, lleva varios años trayendo polémicas porque algunos sectores creen que si se es demasiado exigente se frenará la llegada de trabajadores extranjeros. La Confederación Empresarial Andorrana (CEA) ya ha manifestado su preocupación de que esto sea un «freno para encontrar mano de obra».

Por otro lado, también en este artículo de Elnacional.cat se indica que la Unión Hotelera ha añadido que «hace falta que se pongan los medios y recursos para garantizar que el aprendizaje del nivel mínimo de catalán esté al alcance de todo el mundo». Un gasto que correría a cargo del gobierno.

Un boom inmobiliario. Tal y como hemos comentado en Xataka en otros artículos, Andorra vive hoy un boom inmobiliario en forma de construcción masiva de viviendas. Tanto, que se está quedando sin espacio para tanta gente. La fiscalidad, con el IVA, el IRPF (con un tramo único) y los impuestos de sociedades fijados en el 10%, está engrosando un problema que el país ya se olía hace bastante tiempo: se está yendo a vivir más gente de la que tienen capacidad para absorber. Y para satisfacer la gran demanda, están construyendo mucha vivienda sin poder evitar que los precios suban como la espuma.

Según datos de idealista, en el último año la búsqueda de inmuebles en venta en este país de apenas 80.000 habitantes ha aumentado un 99%, más que en España. El país atrae sobre todo a empleados del sector tecnológico, youtubers, empresarios y también inversores inmobiliarios. Como resultado, los precios se han incrementado. En junio de este año los inmuebles residenciales han tenido un precio medio de 3.723€ por metro cuadrado,, según datos de Indomio. Un máximo histórico.

Imagen: Wikimedia Commons

En Xataka | Andorra ha puesto límites al alquiler turístico. Los primeros perjudicados: los youtubers inmobiliarios


La noticia

Andorra se está llenando de gente. Así que el Gobierno les va a obligar a saber un mínimo de catalán

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Albert Sanchis

.