La repentina caída del Bitcoin es un aviso: quedan muchos frentes abiertos antes del esperado «halving’

Los últimos meses habían sido un oasis de calma para el Bitcoin, pero esta semana la volatilidad ha vuelto a hacer acto de presencia por todo lo alto. Con una caída de más del 11%, el Bitcoin ha vivido su peor semana desde el colapso de FTX en noviembre del año pasado. Una caída que siembra muchas dudas sobre el devenir de la criptomoneda antes de que llegue el trascendental ‘halving’.

Que no se rompa la barrera. Las dudas sobre el precio del Bitcoin son bastante grandes. Actualmente cotiza por encima de los 25.000 dólares, pero los expertos ya no aseguran que esa barrera no vaya a romperse. De hacerlo, ya hay quien apunta que eso podría derivar en una bajada continuada hasta los 20.000 dólares. Un nivel bajísimo que no se ve desde 2017.

Se acabó la calma (aunque todavía no ha llegado la tormenta). Como siempre, esta bajada precipitada puede ser eventual y el Bitcoin podría repuntar hasta volver a acercarse a los 30.000 dólares. Lo que sí parece claro es que esa estabilidad de la que había gozado el Bitcoin desde finales de marzo ha desaparecido y volvemos a entrar un periodo de más volatilidad. Algo más habitual al histórico de la criptomoneda.

No ha gustado el movimiento de Elon Musk. Los inversores no han visto con buenos ojos la decisión de Elon Musk y SpaceX de desprenderse de su paquete de bitcoins, valorado en unos 373 millones de dólares.

Musk, a través de Tesla y sus empresas, era uno de los grandes impulsores públicos del Bitcoin. Pero su interés ha disminuido este año debido a un hecho no estrictamente ligado con el Bitcoin.

Con los tipos tan altos, el Bitcoin no es tan interesante. Ahora mismo hay falta de liquidez en el mercado Bitcoin. Muchos inversores y exchanges han disminuido sus tenencias y esto está provocando que el precio disminuya.

La situación económica global puede ayudar a entender por qué muchos inversores optan por colocar sus recursos en otros valores. Con los tipos de interés tan altos, es posible obtener grandes rentabilidades con productos tradicionalmente más estables que el Bitcoin.

En 2024 el panorama cambiará drásticamente. Pese a la repentina caída de estas semanas, el Bitcoin vive momentos de relativa calma. Están los desafíos regulatorios, el papel de los exchanges y la liquidez del mercado. Son muchos los factores que pueden condicionar el precio de la criptomoneda, pero el próximo año es cuando ocurrirá el ‘halving’.

En 2024, el valor de cada bloque de Bitcoin se dividirá en dos. Es un evento intrínseco a la propia criptomoneda e históricamente ha marcado el devenir de los precios. No será una excepción. Aunque no está nada claro que el Bitcoin tenga suficiente fuerza esta vez como para volver a dispararse como ocurrió las anteriores ocasiones.

Imagen | Behnam Norouzi

En Xataka | Cambio de paradigma en la declaración de criptomonedas: la próxima Renta será la gran prueba de fuego para Hacienda


La noticia

La repentina caída del Bitcoin es un aviso: quedan muchos frentes abiertos antes del esperado «halving’

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Enrique Pérez

.