Ámsterdam tiene un plan para terminar con los coches ruidosos: radares sonoros y multas de 280 euros

Acabar con la contaminación acústica en las calles de forma rápida y automática. Ámsterdam parece tener claro el camino y solución para conseguirlo. La ciudad ha dado este mes de agosto el primer paso en la implementación de cámaras capaces de multar de forma automática a todos aquellos vehículos que superen el umbral permitido de decibelios.

Las pruebas comenzarán en el centro de la ciudad, mediante la instalación de estas cámaras con sonómetro incorporado. Tan solo es una primera aproximación, pero en Ámsterdam no son los primeros (ni los últimos) en materializar esta propuesta.

Cámaras de ruido para coches y motos molestos. El pasado viernes, 11 de agosto, Ámsterdam implementó una medida que lleva sonando en algunas ciudades europeas desde hace un tiempo: los radares de ruido. Desde comienzos del mes, la ciudad colocó paneles digitales en dos puntos clave del centro. Estas señales advertían a los conductores si sus vehículos estaban emitiendo más ruido del permitido.

Tras unas semanas de advertencia, estas señales pasan a remplazarse por cámaras de ruido, radares que envían multas de forma automática a los conductores, sin necesidad de intervención ni supervisión humana. Si el conductor sobrepasa los límites establecidos, le llegará la sanción.

Cómo funciona esta cámara. El funcionamiento de este radar es bastante sencillo. Se trata de una caja que contiene en su interior cuatro micrófonos. Estos son capaces de detectar, de forma bastante precisa, de dónde proviene el sonido. La caja está conectada a un radar de velocidad estándar, encargado de realizar la fotografía a la matrícula para emitir la sanción.

El límite en Ámsterdam está limitado a 83 decibelios: si el vehículo sobrepasa este límite, la sanción conllevará 280 euros.

Una medida también enfocada en la salud. Según un comunicado de la ciudad, la implementación de estas cámaras ayudará a la población en lo relativo a la salud. «La exposición prolongada al ruido también puede tener un efecto en la salud. Es por eso que el municipio quiere limitar esta molestia tanto como sea posible».

Ámsterdam no está sola. Ya en 2019, Francia inició pruebas con los radares de ruido. 40 dispositivos en zonas concurridas y 17 instalaciones en grandes edificios para controlar la contaminación acústica de la ciudad. La misma medida se ha aplicado fuera de Europa, en ciudades como Nueva York.

El pasado año comenzó un programa piloto que ya multa a los conductores que sobrepasan los límites acústicos con hasta 875 dólares de sanción. En España, por el momento, la DGT confirmó en 2022 que no hay intención de instalar este tipo de radares en el país.

Imagen | Franklin Heijnen

En Xataka | La lista actualizada de los radares de la DGT que más multan en España: cómo evitar sorpresas este verano


La noticia

Ámsterdam tiene un plan para terminar con los coches ruidosos: radares sonoros y multas de 280 euros

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Ricardo Aguilar

.