La Radeon Pro W7600 tiene graves problemas de temperatura, ¿nulo control de calidad de AMD?

Según informan desde Igor’s Lab, la AMD Radeon Pro W7600 tiene problemas de temperatura, y no vendría por unos malos drivers, sino por un mal diseño. ¿Hasta qué punto son graves estos problemas? ¿Estamos ante un desidiado producto de un desmoralizado Radeon Technology Group? ¿Se están tomando suficientemente en serio el mercado de las tarjetas gráficas profesionales los de Lisa Su?

Antes de ponernos en situación, hemos de tener en cuenta que hay una serie de requisitos que tienen las tarjetas gráficas profesionales que no tienen las de gaming. Una de ellas es el hecho de que estas se han de diseñar para estar funcionando 24 horas y 7 días a la semana en un servidor, por lo que las exigencias térmicas y de consumo son diferentes. De ahí que el diseño industrial de estas sea diferente a sus equivalentes domésticas.

La AMD Radeon Pro W7600 tiene problemas de temperatura.

No lo decimos nosotros, sino la gente de Igor’s Lab, donde a la hora de probar esta tarjeta gráfica profesional se han encontrado varios errores como pantallas en negro, reinicios inmediatos e incluso crasheos. Situaciones que no deberían darse en una tarjeta gráfica profesional colocada en un servidor. Y es que no se trata de problemas de drivers, sino de un mal diseño industrial que provoca que la temperatura de la AMD Radeon Pro W7600 se vaya por las nubes.

El problema concreto no se da por una alta temperatura de la GPU, pero sí de los módulos de memoria GDDR6, de 2 GB cada uno, los cuales alcanzan una temperatura de 94° C o 95° C en el momento en el que la tarjeta gráfica deja de funcionar, independientemente de la aplicación que se esté usando. Esto ha hecho que el medio alemán decida desmontar la tarjeta gráfica para, finalmente, encontrarse con un diseño deficiente, sobre todo si hablamos de una tarjeta gráfica profesional, donde se esperan niveles de calidad superiores que en una tarjeta gráfica para gaming, especialmente si tenemos en cuenta el precio que estas tienen.

¿Una solución al problema? Pues parece ser que es algo que se podría haber solucionado de forma fácil o al menos paliar con una mejor aplicación de la pasta térmica en los chips de memoria y con una mayor presión de la cámara de vapor sobre la GPU y la VRAM. Dado que con este leve cambio han conseguido que la Radeon Pro W7600 sea más estable. Y sí lo pensamos bien, se trata de un problema que se podría haber solucionado de fábrica.

¿Ha metido la pata AMD en el diseño de esta tarjeta gráfica?

Cuando se diseña una tarjeta gráfica, una de las cosas que se hacen son los controles de calidad, los cuales consisten en probar la unidad en situaciones extremas para saber su viabilidad y resistencia. El hecho de que la AMD Radeon Pro W7600 tenga problemas de temperatura significa que dichas pruebas se han ignorado y se ha lanzado el modelo al mercado sin realizar una revisión del diseño.

Todo ello nos recuerda al problema de la cámara de vapor de la RX 7900 XTX, por lo que no se trataría de un problema puntual de esta tarjeta gráfica y nos lleva a preguntarnos si AMD está efectuando recortes en este aspecto en toda la gama RDNA 3, tanto profesional como doméstica, lo cual nos parece fatal, especialmente en el mercado profesional donde NVIDIA tiene casi un monopolio y todo el mundo sabe que al desaparecer la competencia también lo hace la guerra de precios.

Ya para terminar, otra cosa que nos sorprende y que no ha dicho la fuente original, es que existen chips GDDR6 capaces de aguantar altas temperaturas, son más caros que los convencionales, pero no es algo que los precios del mercado profesional no puedan absorber. Por lo que el tirón de orejas se lo tiene bien merecido AMD por nuestra parte.

La entrada La Radeon Pro W7600 tiene graves problemas de temperatura, ¿nulo control de calidad de AMD? aparece primero en El Chapuzas Informático.