YouTube eliminará contenido que desinforma sobre el cáncer y cuestiones de salud

La desinformación se ha convertido en uno de los grandes problemas de Internet y para combatirla es necesario que las grandes plataformas se impliquen. Con el fin de aportar en ese sentido, YouTube ha anunciado “una visión a largo plazo de las políticas de desinformación médica” con el foco puesto en el cáncer, aunque no de manera exclusiva.

La actualización de la plataforma de vídeo propiedad de Google ha dejado poco espacio a la interpretación entre líneas al decir que se trata de “una actualización sobre cómo YouTube está pensando en el futuro de las políticas de desinformación médica, incluida la eliminación de la información errónea sobre el cáncer”. En resumidas cuentas, parece que los responsables se van a poner serios con el tema de cumplirse esas palabras tal y como han sido expresadas.

YouTube ha comentado que en los últimos tiempos ha realizado esfuerzos para que la plataforma sea un destino para el creador de contenidos sobre la salud de calidad y que, a lo largo de su trayectoria, ha aprendido “lecciones críticas sobre el desarrollo de unos Principios de la Comunidad en línea con las guías de las autoridades sanitarias locales y globales sobre temas que presentan riesgos serios en el mundo real, como la información errónea sobre COVID-19, las vacunas, las salud reproductiva, las sustancias nocivas y más”.

Llegados a este punto, no viene mal recordar los problemas que tuvieron muchos creadores de contenido serios a la hora de intentar informar sobre el COVID-19, incluso a pesar de que lo que dijeran estuviese respaldado por la información oficial del momento. Si YouTube retoma su política de ir contra todo puede terminar dando mucho alimento a los conspiranoicos y por ende a los medios y canales de desinformación.

El procedimiento que pretende aplicar la plataforma consiste en lo siguiente: “Para determinar si una afección, un tratamiento o una sustancia están dentro del alcance de nuestras políticas de desinformación médica, evaluaremos si está asociado con un alto riesgo para la salud pública, la orientación disponible públicamente de las autoridades sanitarias de todo el mundo y si, en general, es propenso a la desinformación”.

YouTube eliminará todo contenido con desinformación que contradiga a las autoridades sanitarias en materia de prevención y transmisión en condiciones de salud específicas y la seguridad y eficacia de las vacunas aprobadas; todo contenido con desinformación que contradiga a las autoridades sanitarias en materia de tratamientos para condiciones de salud específicas, incluyendo la promoción de sustancias o prácticas nocivas; además de contenido basado en la negación de la existencia de condiciones de salud específicas, como las informaciones que niegan la existencia de personas que han muerto a causa del COVID-19.

En lo que respecta al cáncer, YouTube ha dicho que, “a partir de hoy y de forma progresiva en las próximas semanas, comenzaremos a eliminar contenidos que promuevan tratamientos contra el cáncer que se haya demostrado que son dañinos o ineficaces o contenido que disuada a los espectadores de buscar tratamiento médico profesional”, todo con la intención de que los pacientes, cuando recurran a la plataforma, “puedan encontrar fácilmente contenido de alta calidad de fuentes confiables sobre la salud”.

Además de la eliminación de contenidos erróneos y como parte de sus intentos de aumentar la calidad del contenido ofrecido (al menos entre lo que está más visible), la plataforma está “publicando una lista de reproducción de vídeos interesantes e informativos relacionados con el cáncer procedentes de una variedad de fuentes autorizadas”. Además, está colaborando con Mayo Clinic para la creación de nuevos contenidos en formato vídeo para compartir información sobre una variedad de condiciones que abarca el cáncer.

El cambio de política en torno a la desinformación sobre cuestiones médicas tiene la firma del Doctor Garth Graham, Director y Jefe Global de Asociaciones de Salud Pública y Atención Médica de YouTube, y de Matt Halprin, vicepresidente y director global de confianza y seguridad. Este movimiento no es el primero de estilo similar que hace YouTube, ya que hace dos años llegó a borrar más de un millón de vídeos con desinformación relacionada con el COVID-19. Veremos si este nuevo movimiento termina fomentando de verdad el contenido de calidad.

La entrada YouTube eliminará contenido que desinforma sobre el cáncer y cuestiones de salud se publicó primero en MuyComputer.