Nuestros lectores opinan: ¿tecnología reacondicionada o nueva?

Valve ha sido una de las últimas en subirse al carro de la tecnología reacondicionada con la Steam Deck, una consola portátil que es sin duda la más popular de su categoría y que ahora podemos comprar de segunda mano con pleno soporte técnico por parte del equipo de Valve, y con las mismas garantías que tendríamos al comprar una nueva.

Creo que esto último es lo más importante que debemos tener en cuenta a la hora de comprar tecnología reacondicionada, el soporte y la garantía que ofrece el vendedor, y también quién nos vende el producto. En este caso estamos comprando la consola al fabricante y vendedor original, y encima nos está dando las mismas condiciones que tendríamos al comprar una unidad nueva, así que obviamente es una opción muy interesante y que vale la pena tener en cuenta.

Por contra, si tuviéramos que comprar la consola a un tercero, y si este nos diera una garantía mucho menor y unas condiciones menos favorables la situación cambiaría radicalmente porque, al final, debemos tener en cuenta que estamos haciendo una inversión importante, y que no vale la pena comprometerla y correr el riesgo de comprar un producto con una vida útil potencialmente menor por ahorrarnos entre un 10% y un 25% de su precio de venta.

Os acabo de resumir en pocas líneas lo que pienso de la tecnología reacondicionada, aunque con algún matiz más. En la mayoría de los casos me parece una opción muy interesante, de hecho una de las mejores compras que he hecho en mi vida fue una GeForce GTX 980 Ti reacondicionada de Amazon por poco más de 300 euros cuando nueva todavía costaba casi el doble.

Me gusta la tecnología reacondicionada, pero hay casos en los que prefiero pasar de ella y gastar un poco más para comprar el producto nuevo. La Steam Deck sería precisamente uno de esos casos, porque soy muy quisquilloso con las posibles marcas de uso, y en este caso estoy convencido de que tendría la mala suerte de recibir una unidad con algún arañazo de esos que nunca olvidas que está ahí.

Lo mismo me ocurre con otros productos como los ordenadores portátiles y las tablets, aunque no me cierro en banda a los smartphones reacondicionados, siempre que tenga información previa de las marcas de uso que voy a tener que «digerir». Personalmente, mi tecnología reacondicionada favorita son los componentes de PC. Y vosotros, ¿qué pensáis? Nos leemos en los comentarios.

La entrada Nuestros lectores opinan: ¿tecnología reacondicionada o nueva? se publicó primero en MuyComputer.