Zoom ha sido el gran catalizador del teletrabajo. Ahora está pidiendo a sus empleados que vuelvan a la oficina

Zoom, el último estandarte del teletrabajo, cambia su política de jornada laboral e invita a todos sus empleados a acercarse a alguna de sus oficinas para trabajar en ellas al menos dos días por semana. Es un cambio de política llamativo ya que Zoom fue una de las empresas que más se benefició del teletrabajo.

Cae la última atalaya. Hacer pan, salir a aplaudir a los balcones y reunirse por Zoom para teletrabajar o estudiar. Si hubiera que elegir las tres acciones que mas se repitieron durante los algo más de dos años que duraron las restricciones de movilidad impuestas por la pandemia de COVID-19, probablemente estas serían las más repetidas.

La empresa tecnológica ha anunciado en un comunicado su intención de adoptar un sistema de trabajo híbrido en el que se combinan dos días de jornada presencial en las oficinas y el resto en remoto. «Creemos que un enfoque híbrido estructurado, lo que significa que los empleados que viven cerca de una oficina deben estar en el sitio dos días a la semana para interactuar con sus equipos, es más efectivo para Zoom» dijo un portavoz de la compañía a Insider.

Malos tiempos para el teletrabajo. Con la nueva política laboral, la empresa de teletrabajo por excelencia cambia a un modelo de trabajo híbrido, tal y como hicieron antes mucha de su competencia directa, como Google, Microsoft y otras tecnológicas como Amazon. En su comunicado Zoom indica que aquellos empleados que vivan a menos de 80 km de una oficina de Zoom deberán acogerse a este modelo de trabajo híbrido. La vuelta a la oficina de Zoom no es algo inesperado. La empresa anunció en enero de 2022 su intención de hacerlo.

Los empleados en contra de la medida. Según una encuesta interna realizada entre los empleados de Zoom en 2022. Solo el 2% de los empleados de la compañía acuden a diario a las oficinas. El 89% de los empleados prefería seguir trabajando de forma remota. De estos, el 43% de los empleados no consideraba el teletrabajo como un beneficio laboral sino un requisito básico para su puesto. Por su parte, el 70% de los encuestados estaría dispuesto a cambiar de empleo si se limitan las condiciones de teletrabajo o se imponen medidas más estrictas de presencialidad.

Con la nueva medida, no todos los empleados estarán obligados a volver a las oficinas, ya que la empresa solo establece la obligación de presentarse a las oficinas si el empleado vive a 80 km de una. Aquellos que superan esa distancia, seguirán haciendo su trabajo en remoto.

Tras la pandemia llegan las vacas flacas. Los ingresos de Zoom se dispararon durante la pandemia con un crecimiento de hasta el 300%. Tenían el producto adecuado en el momento adecuado. Sin embargo, mantener el ritmo de crecimiento es complicado. En febrero, el CEO de Zoom, Eric Yuan, se dirigía a sus empleados anunciando una ronda de despidos que afectarían al 15% de la plantilla. Unos 1.300 empleados. En el mismo comunicado, el responsable de Zoom anunciaba una reducción de su salario en un 98% y la renuncia al bono corporativo que le correspondía. “Como CEO y fundador de Zoom, soy responsable de estos errores y las acciones que tomamos hoy, y quiero mostrar responsabilidad no solo con palabras sino con mis propias acciones”. De ese modo, el CEO contenía una amenaza de despidos masivos.

En Xataka | España sigue subida a la ola del trabajo híbrido y en remoto pese a todo. Valencia es el mejor ejemplo

Imagen | Pexels (Julia M Cameron)


La noticia

Zoom ha sido el gran catalizador del teletrabajo. Ahora está pidiendo a sus empleados que vuelvan a la oficina

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Rubén Andrés

.