Elon Musk anuncia que peleará con Zuckerberg, que sugirió el 26 de agosto como fecha. Zuck no lo tiene tan claro

El 21 de junio, el mundo al revés. Elon Musk retó a Mark Zuckerberg a una pelea de artes marciales mixtas (MMA) en una jaula tradicional como las que se usan para este tipo de combates en la televisión. Zuck aceptó el desafío, pero la cosa pareció quedarse en agua de borrajas días después. Resulta que de agua de borrajas, nada.

Levantando pesas. Elon Musk volvió a retomar el tema este fin de semana. Compartió un vídeo de él levantando pesas en las oficinas de X durante una reunión, y luego indicó en un tuit que «si la pelea es corta, probablemente gane. Si es larga, él podría ganar por resistencia».

El 26 de agosto, retransmisión en directo en X. Musk luego indicó que la pelea se retransmitiría en su red social, X, y que todos los ingresos se donarían a una ONG para veteranos de guerra. Zuckerberg le contestó en Threads indicando que «estoy listo hoy. Sugerí el 26 de agosto cuando me retó la primera vez, pero no ha confirmado la fecha. No tengo muchas esperanzas». Además dudó de la capacidad de X para una retransmisión así. «¿No deberíamos usar una plataforma más confiable que pudiera de hecho ingresar donaciones para caridad?», preguntó en Threads.

¿Excusas? Musk, que parecía muy dispuesto a pelear, luego pareció dar largas. Horas después indicó que la fecha exacta aún estaba en el aire, pero que se iba a hacer un reconocimiento de su cuello y parte superior de la espalda porque «puede que necesite cirugía antes de que la pelea se pueda dar. Lo sabré esta semana».

Zuck contraataca. A Zuck le preguntaron en Threads si había un acuerdo para retransmitir el evento en X. «Más bien es una ‘financiación garantizada'», dijo Zuck. La frase era un ataque a Musk, que usó esa misma expresión cuando tuiteó que tenía la intención de hacer que Tesla se convirtiera en una empresa privada. Aquello le valió una demanda de los inversores, que lo acusaron de usar su influencia para jugar con el valor de las acciones de la compañía.

Y parece muy en forma. Los comentarios y bravuconadas de Musk contrastan con el perfil de Zuck, que parece aceptar el enfrentamiento sin más, pero que no lo alienta. El CEO de Meta lleva ya tiempo, eso sí, compartiendo en redes sociales sus logros en el ámbito de las artes marciales mixtas. En julio Israel Adesanya, luchador profesional, mostró unas imágenes de Mark Zuckerberg en plena forma junto a Alexander Volkanovski (otro luchador profesional) y a él tras entrenar en una sesión. «Nada de bromas con Mark. Esto es cosa seria», comentó.

Pero a Zuck le gustan las hamburguesas. Eso no significa que Zuckerberg no tenga también posibles problemas de cara a la pelea. Recientemente se ha descubierto que tanto él como Warren Buffet comparten la pasión por la comida basura, y el propio Zuck comentó en Threads que su pedido habitual en McDonald’s incluye «20 nuggets, una hamburguesa de cuarto de libra, patatas fritas grandes, McFlurry de Oreo, tarta de manzana y quizá alguna hamburguesa con queso para más tarde». Luego explicó que su actividad física es muy intensa y por eso consume unas 4.000 calorías al día (la media se sitúa en unas 2.000 para un adulto).

La pelea de los mil millones de dólares. No sabemos si todo es una nueva estrategia de márketing de Musk para impulsar su rebautizada red social, pero lo cierto es que esta pelea está generando una expectación asombrosa. Dana White, presidente de la UFC (Ultimate Fighting Championship), la organización que promueve y gestiona las peleas MMA, explicaba en TMZ que esta «sería la pelea más importante en la historia del mundo. Rompería todos los récords del pay-per-view».

Imagen | Israel Adesanya

En Xataka | Hay un luchador de MMA que está derrotando a todos los maestros de artes marciales (y le odia toda China)


La noticia

Elon Musk anuncia que peleará con Zuckerberg, que sugirió el 26 de agosto como fecha. Zuck no lo tiene tan claro

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Pastor

.