«Lo del oso no es nada»: ‘Baldur’s Gate 3’ revoluciona los RPG al no cortarse con el contenido explícito

Esta nueva incursión en las lejanas tierras de la Costa de la Espada está arrasando en ventas. Si alguien pensaba que mecánicas que parecen de otros tiempos como los combates por turnos iban a conseguir que ‘Baldur’s Gate 3‘ no se encaramara lo más alto de las listas, se equivocaba: el juego de Larian se ha convertido en el segundo más jugado en Steam en solo 24 horas. Y esto solo acaba de empezar.

La pulcritud visual, las cuidadas mecánicas, y sobre todo, la fascinante ambientación de este juego que recupera las reglas de ‘Dungeons & Dragons’ le ha llevado a ser considerado uno de los mejores títulos de su género de los últimos tiempos. El mimo que Larian ha puesto en infinidad de detalles, del diseño de las mazmorras a las posibilidades de personalización de personajes (con un potente editor que se puede probar gratis) es esencial para hacer de este juego un imprescindible para los aficionados al género.

Y ese detallismo llega a zonas poco transitadas habitualmente, como los encuentros íntimos. Son solo parte del profundo desarrollo de las relaciones personales que Larian ha desarrollado para los personajes, ya que en ‘Baldur’s Gate 3’ podemos ver infidelidades o parejas estables, pero también relaciones alternativas a las habituales, como las poliamorosas o, directamente, las que están teñidas de magia (no siempre de la que es agradable de ver).

Intimidad, pero bien

Aunque el erotismo no es uno de los ganchos comerciales de ‘Baldur’s Gate’, como no podía ser de otro modo, sí que es cierto que a la hora de representar las inevitables escenas íntimas entre los personajes, Larian ha demostrado ser tan cuidadosa como con otros aspectos del juego. Por ejemplo, han contratado a coordinadores de intimidad para el juego, tal y como contaban Jennifer English y Devora Wilde (Shadowheart y Lae’zel en el juego), en una entrevista para BBC.

Ambas comenzaron a trabajar en el juego en 2019 (el título está en acceso anticipado desde 2020) y en el trabajo que han desarrollado está no solo la grabación de cientos de horas de diálogos, sino también captura de movimientos. Lo que incluye las escenas románticas. Por eso se contrató a un coordinador de intimidad, figura habitual en el cine y no tanto en los videojuegos, y que sirve para ayudar a los actores a que estas escenas más incómodas sean completamente consensuadas y se rueden rápidamente y con el menor equipo posible.

Las actrices hablan de que nunca se fue «demasiado lejos» en estas secuencias, más teniendo en cuenta que para capturar movimientos las actrices no tenían que quitarse los monos que ayudan a registrar sus movimientos. No deja de ser una anécdota, pero deja buena cuenta de hasta qué punto nos olvidamos en la mayoría de los juegos que un detalle poco cuidado puede dar al traste con la inmersión.

Oso vicioso

Aunque sin duda el elemento más extravagante de todos los que entraron en juego en ‘Baldur’s Gate 3’ fue la famosa escena de sexo con un oso, muy inteligentemente presentada por Larian en el Panel From Hell: Release Showcase. Muy inteligente, decims, porque disparó las reservas del juego en Steam, llegando a convertirse en el séptimo juego más vendido en la plataforma a nivel mundial.

En el transcurso del juego conoceremos al druida Halsin, un NPC al que podremos rescatar de una prisión, además de convertirse en nuestra pareja si lo cortejamos. Pero cuando el jugador y Halsin lleguen a intimar, se abrirá la posibilidad de que se convierta en un oso y permanezca en ese estado aunque los personajes en actitudes poco habituales con una bestia salvaje. Lo tenéis en el vídeo de la presentación en el minuto 5:33:19, aunque lo jugoso del asunto ha sido convenientemente censurado para no incumplir normas no escritas acerca de representación erótica en gameplays.

Pero al parecer esto es solo el principio: el jefe de guionistas John Corcoran contaba en Twitter que «la semana pasada estuve haciendo las pruebas finales de algunos arcos románticos de los compañeros y… maldita sea, aún me sorprende lo cachondo que es este juego. Lo del oso no es nada comparado con lo que está por venir». Corcoran, desde luego, sabe cómo poner los dientes largos: «[El juego] es conmovedor, divertido, apasionante y digno de cualquier superlativo que se te ocurra… pero también es cachondo y de gran presupuesto, de una forma que pensé que se había extinguido a mediados de los 90 en el cine, y que puede que nunca se haya visto en juegos de esta envergadura…».

Cabecera: Larian

En Xataka | El cóctel imposible de ‘Dungeons & Dragons: Honor entre ladrones’: una mezcla de Tolkien y ‘La princesa prometida’


La noticia

«Lo del oso no es nada»: ‘Baldur’s Gate 3’ revoluciona los RPG al no cortarse con el contenido explícito

fue publicada originalmente en

Xataka

por
John Tones

.