Tengo un coche de 300.000 euros. Esto es lo que me cuesta mantenerlo

A un lado estamos los que miramos con preocupación cómo se han disparado los precios de los coches en los últimos años, rezando para que nuestro motor aguante mucho tiempo y nos evite un cambio doloroso. Al otro lado, están los que tienen preocupaciones de otro tipo: ¿debería limitarme al negro en mi próximo deportivo, o sería aceptable atreverme con el amarillo?

En el grupo de estos últimos está Enrique Moris, un emprendedor e inversor sevillano que tiene en su poder un Lamborghini Urus, el SUV de la marca del toro, y ha tenido a bien hablarnos de sus costes de mantenimiento, desde el coste del seguro hasta el cambio de neumáticos.

Y aunque no es barato, tampoco es tan caro como uno pudiera pensar. O como lo que cuesta mantener un Bugatti.

Empezamos a hablar por 6.000 euros al año

En primer lugar está el seguro. Enrique nos ha facilitado una copia de su póliza: 3.014,45 euros le cuesta el seguro a todo riesgo. Si se hubiese conformado con un seguro a terceros, se habría quedado en unos 1.000 euros, según nos explica.

El motivo de que no sea proporcionalmente tan alto si lo comparamos con los precios de seguros de turismos tradicionales tiene que ver con factores implícitos de un coche así que vienen reflejados en la póliza: garaje 24 horas y pocos kilómetros al año (hasta 10.000).

Imagen: Enrique Moris.

El mantenimiento anual general cuesta «unos 3.000 euros», siendo un precio muy similar ya se haga en la casa oficial o en un taller independiente, según explica Enrique. Aunque el precio puede bajar si se hace en un taller de menor categoría, hasta unos 1.000 euros aproximadamente.

El cambio de neumáticos le ha supuesto unos 300 euros por rueda, aunque esa cantidad puede incrementarse si se escoge algún modelo más caro. Pueden llegar a 500 euros por rueda.

En el momento de la compra, el fabricante ofrece un servicio de grúa para llevar el coche hasta la casa del propietario. En el caso de Enrique, que reside en Andorra y esperaba el coche desde Madrid, este servicio le costó 1.000 euros.

Los despistes con este coche se pagan caros. Una nueva llave para el Lamborghini Urus, en caso de pérdida, cuesta 500 euros. Un precio superior al de los turismos, pero no tan superior: para mandos que requieren codificación, y no simples llaves tradicionales, es difícil encontrar precios inferiores a los 200 euros.

Y un documento llamado COC (el Certificado de Conformidad), necesario para matricular un coche fuera de su país de origen, algo que necesitó Enrique, cuesta 2.300 euros en caso de pérdida, un precio muy superior al que afrontan los turismos tradicionales.

Imagen: Enrique Moris.

Sobre el traslado a Andorra, este propietario afrontó un precio de 3.000 euros adicionales para poder tener una matrícula personalizada, aunque esto es una cuestión del gobierno andorrano, no del fabricante.

Sí tiene directamente que ver con el coche el coste que supone en combustible. El consumo promedio real que acostumbra Enrique es de unos 25 litros por cada 100 kilómetros en trayectos en ciudad, y de unos 20 en interurbano. «Pero eso depende de la velocidad a la que vayas, claro; si corres más puedes llegar a 30 y 40 litros de consumo». Su consumo WLTP combinado es de apenas 14 litros… pero si suelen alejarse en la teoría de la práctica, con un coche así, más todavía.

Para un kilometraje moderado (aunque no tan moderado para un coche así) de unos 10.000 kilómetros anuales, asumiendo un uso mixto 50-50, podemos hacer las siguientes estimaciones de consumo.

Gasolina 98: 1,9 euros / litro.
5.000 kilómetros urbanos: 1.250 litros de gasolina.
5.000 kilómetros interurbanos: 1.000 litros de gasolina.
2.250 litros de gasolina: 4.275 euros.

Son aproximaciones, pero para hacernos una idea, 10.000 kilómetros de uso mixto con un Urus saldrían por algo más de 4.000 euros, por supuesto asumiendo una conducción no demasiado acelerada.

Enrique junto al Urus. Imagen: Enrique Moris.

Recapitulando y redondeando:

Seguro anual: 3.000 euros.
Mantenimiento anual: 3.000 euros.
Pérdida de llave: 500 euros.
Pérdida del COC: 2.300 euros.
Combustible (10.000 km anuales): 4.300 euros.
Cambio de neumáticos: 1.200 euros.

Es decir, un mínimo de 6.000 euros al año, sin contar cambios de neumáticos, el combustible u otros gastos. Quien los tenga que los ponga.

Imagen destacada | Enrique Moris.

En Xataka | Ford quiere que conduzcamos sin manos. Ya se puede en Reino Unido y lo hemos probado.


La noticia

Tengo un coche de 300.000 euros. Esto es lo que me cuesta mantenerlo

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Lacort

.