Las empresas han empezado a prohibir ChatGPT por miedo a filtraciones. Microsoft tiene la solución: Bing Chat Enterprise

Las herramientas de inteligencia artificial (IA) como Bard, Bing Chat y ChatGPT no suelen ser buenas guardando secretos. Se trata de chatbots que ha sido diseñados para aprender de las conversaciones de los usuarios. Estas pueden ser recopiladas, almacenadas e incluso revisadas manualmente para entrenar nuevos modelos de IA.

Ciertamente este es un escenario terrorífico para cualquier compañía que pretende guardar secretos de cualquier índole. Supongamos que un empleado le pide a una de las mencionadas herramientas que verifique un fragmento de código o un documento confidencial en busca de errores. El texto en cuestión podría acabar siendo filtrado.

Pagar para evitar filtraciones

Y los primeros problemas relacionados a esta cuestión de privacidad ya han empezado a aparecer. Sin ir más lejos, recientemente Samsung prohibió la utilización de ChatGPT entre sus empleados, y otras compañías como Bank of America y Citigroup adoptaron un camino de similares características ante la mencionada preocupación.

Desde OpenAI no tardaron en reaccionar al implementar un ajuste de privacidad para proteger la conversaciones y un futurible plan empresarial conocido como ChatGPT Business. Ahora es el turno de Microsoft, que acaba de lanzar Bing Chat Enterprise. Se trata de una alternativa al clásico Bing Chat, pero claramente orientada hacia usuarios empresariales que buscan resguardar sus datos.

Los de Redmond afirman que esta nueva herramienta ha sido diseñada para trabajar con protección de datos comerciales. “Con Bing Chat Enterprise, los datos comerciales y de usuarios están protegidos y no se filtrarán fuera de la organización”. Asimismo, hacen otro conjunto de promesas de privacidad sobre el servicio.

Aseguran que todo lo enviado a sus servidores “permanece protegido” y que los datos no se guardan. También prometen que no tendrán acceso visual a la información, que nadie podrá ver los datos y que no se utilizarán para entrenar modelos de inteligencia artificial. Todo esto, ciertamente, no será gratis, habrá que pagar.

Para algunas personas puede resultar incómoda la realidad de tener que pagar para tener privacidad, pero aquí es precisamente donde en juego el famoso “si no pagas por el producto, es porque tú eres el producto” que tanto hemos visto a lo largo de cientos de servicios de grandes corporaciones tecnológicas en Internet.

Bing Chat Enterprise estará incluido en las suscripciones de Microsoft 365 E3, E5, Business Standard y Business Premium. Microsoft también está planeando ofrecer acceso mediante una suscripción independiente por 5 dólares mensuales en el futuro.

Imágenes: Microsoft

En Xataka: OpenAI y Google han utilizado el trabajo de miles de escritores para sus IA. Ahora los escritores se han organizado


La noticia

Las empresas han empezado a prohibir ChatGPT por miedo a filtraciones. Microsoft tiene la solución: Bing Chat Enterprise

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.