Peugeot 2008 2023, garras

Es suficiente para hacerte perder la fe en el capitalismo. Kendall Roy (Succession, 2023 Temporada 4 episodio 5)

«La gallina se ha vuelto a subir a la ventana del segundo» Dijo en voz alta Lavinia mientras señalaba a la ventana de la granja tumbada en el granero sobre una montaña de paja. Las puertas estaban parcialmente abiertas y el sol proyectaba su sombra en el suelo como si un portal abriera el interior sombrío y fresco del granero a un mundo lleno de luz. Lavinia llevaba una gorra de baseball de los Yankees puesta del revés. Sucia y gastada, más de lo que hubiera podido conseguir el breve tiempo en el que ella había vivido. Lavinia mascaba un chicle con parsimonia mientras no le quitaba ojo a la gallina. «Ya se ha bajado. Cualquier día se parte el cuello. Creo que sueña con volar la muy idiota.» Y dejó escapar un suspiro que hablaba algo más que de la preocupación por una gallina. Lavinia colocó las dos manos tras la cabeza muy poco dispuesta a incorporarse. «La muy idiota…» volvió a decir Lavinia mientras sus ojos se humedecían. Luego quedó en silencio durante unos minutos dejando via libre a los crujidos de las tablas de las puertas del granero acunadas por el viento. Lavinia sintió cómo se hundía lentamente en la paja, como arrastrada por la corriente en un lago de aguas traicioneras.

Pero siguió mascando su chicle despacio, con método, para no dejar de extraer ni un gramo de sabor del mismo, dosificando la saliva para no agotar los jugos demasiado rápido. Ese sabor a fresa ácida que le traía recuerdos de cuando podía ir a la tienda del pueblo con su abuela con frenética impaciencia mientras ella elegía muy despacio lo que necesitaba y finalmente extraía su monedero del que sacaba unas monedas y le preguntaba con una sonrisa «¿Qué quieres tú?» Pero su abuela no está. En realidad está completamente sola pero sobre ese montón de paja mascando el último chichle se dio cuenta que solamente la echaba de menos a ella. Con sus manos arrugadas, sus toses repentinas, su sonrisa que apaciguaba toda las inquietudes del mundo, su pelo canoso blanco como la nieve, las gafas mal graduadas, los cientos de pastillas que tomaba antes de dormir, el olor a la valeriana con un chorrito de anís «para los nervios». Pero el olor que le llegó a Lavinia fue el de los cadáveres. Era hora que se pusiera manos a la obra para enterrarlos. Y mientras tanto la maldita gallina subida otra vez a la ventana…

Los modelos de «doble cero» de Peugeot constituyen una apuesta muy particular del fabricante francés para competir en el descarnado mercado de los SUV. Una apuesta que desde hace años lleva el sello de la compañía del león con unos toques de deportividad y de lujo con unas decisiones de diseño a veces incluso polémicas (como la del volante de tamaño reducido) que la hacen desmarcarse de otros fabricantes incluso de aquellos con los que comparte grupo.

Modelo analizado
Peugeot 2008

Motor y acabado
GT PureTech 130 EAT8

Potencia
131 CV

Velocidad máxima
198 Kmh

Aceleración o-100
9,1 s

Largo/ancho/alto
4300/1770/1530

Potencia máxima RPM
131 CV

Par máximo Nm/RPM
230 Nm

Caja de cambios
automático ocho velocidades

Web
https://www.peugeot.es/

Precio
31.740 euros

En el caso del 2008 nos encontramos en el poblado territorio de los SUV compactos, vehículos que proceden de chásis de modelos urbanos pero que aportan más habitabilidad y versatilidad. Este modelo de Peugeot ya cuenta con su segunda generación y tuvimos ocasión de probar la versión con motor eléctrico hace un tiempo y la marca ha puesto a nuestra disposición una versión con motor de explosión.

2008 de gasolina

Como ya apuntamos en el artículo mencionado, la transformación del 2008 desde la generación anterior es notable y responde al nuevo aire de familia (que en realidad tiene ya casi cuatro años) común a todos los modelos de la marca del león. En el 2008 el frontal es protagonista al igual que en los otros modelos de Peugeot con un diseño moderno pero que no renuncia a ese aspecto de felino característico de la marca.

Destacan en este caso los grupos ópticos de tres elementos LED en ángulo con ese diseño «felino» o las luces de posición verticales así como la toma de aire central de tamaño muy grande y de forma exagonal fabricada con elementos de color negro. El diseño se completa con toques deportivos con una segunda toma de aire en la parte inferior y un vistoso faldón rematando esta parte delantera.

Un SUV compacto tiene que sacar partido de un chásis de tamaño reducido y por ello la altura es fundamental. En este caso el techo es prácticamente horizontal para maximizar la habitabilidad y el espacio interior. Sin embargo y como ya apuntábamos se ha sacrificado algo en lo que respecta al tamaño de las ventanillas traseras para dar una línea deportiva al lateral del coche con una línea ascendente en la parte inferior de la línea de las mismas hasta la parte trasera.

Diseño deportivo

Atrás el diseño también es vistoso y con toques deportivos con un spoiler corto en color negro que se ha completado con dos piezas de plástico que descienden desde los laterales del mismo y ocupan los lados de la luna trasera. Espectaculares tanto los grupos ópticos que se extienden en los laterales como el generoso parachoques que luce en su parte inferior los tubos de escape en color plateado que obviamente no encontramos en la versión eléctrica de este modelo.

El interior tiene esa mezcla de vanguardia y buenos acabados muy particular de la marca. Como nos sucedió al probar la versión eléctrica, nos han gustado mucho los asientos con una firmeza y comodidad muy buenas con buena sujección en curvas y un acolchado que los hacen realmente confortables. En el apartado de la comodidad a destacar también el útil reposabrazos central que permite conducir con mayor comodidad en trayectos largos.

Interior completo

El sistema de información y entretenimiento se controla desde una pantalla de 10 pulgadas bien colocada en la parte superior de salpicadero y que permite acceder a los distintos menús de control del coche. Debajo de la pantalla los botones de diseño peculiar, como los mandos que podemos encontrar en la cabina de control de un avión, permiten acceder directamente a ciertas funciones.

En la parte posterior el espacio disponible es muy bueno para el tamaño del coche con unos asientos que son cómodos y tienen un acolchado similar al de los asientos delanteros. La plaza central no se convierte en reposabrazos lo cual la hace algo más cómoda, pero en cualquier caso no la anchura no permite viajar a tres adultos en esta segunda fila si no es con incomodidad.

En lo que respecta al maletero este 2008 con motor térmico no precisa de un pack de baterías por lo que la capacidad aumenta de forma importante. Es posible alcanzar los 434 litros de carga con las dos filas de asientos disponibles y hasta los 1.496 litros si abatimos la fila de asientos trasera. Es un maletero versátil con varios elementos prácticos como el fondo que se puede colocar a dos alturas.

En lo que respecta a las prestaciones lo primero es anotar las características del motor. En este caso se trata de un pequeño tricilíndrico de 1.2 litros que gracias a inyección directa y el turbocompresor alcanza los 131 caballos de potencia y 230 Nm de par. Por supuesto otra característica a tener en cuenta para poder compararlo con la versión eléctrica es el peso: 1.280 kg comparados con los 1.623 de la versión eléctrica.

Ágil en ciudad

En ciudad el 2008 con motor de gasolina es algo ruidoso a baja velocidad con ese particular sonido que emiten los motores tricilíndricos, también transmite vibraciones a bajas revoluciones. No resulta molesto, sobre todo cuando el coche alcanza su temperatura óptima de funcionamiento, pero es una de las grandes diferencias con el modelo que dispone de un propulsor eléctrico.

Sin embargo se desenvuelve con mucha agilidad, los 131 caballos están disponibles de forma bastante linear. Sin embargo el cambio automático de ocho relaciones no hace que el motor vaya siempre desahogado en trayectos de velocidades bajas y esto hace que en ocasiones el motor sea algo más ruidoso de lo que debería y que gaste más de lo necesario. Desde luego no es la conducción relajada de un eléctrico en entornos urbanos, de nuevo, pero sí que se trata de un coche ágil.

La respuesta del propulsor en carretera es buena y aquí la respuesta deportiva del cambio se vuelve un factor positivo ya que permite acelerar en tiempos relativamente cortos para su capacidad de potencia. El motor sube de revoluciones con decisión y responde bien al acelerador lo que le hace un coche divertido, gracias también a la relación de la potencia con el peso.

Buena respuesta en curvas

Nos ha gustado mucho el comportamiento del coche en zonas viradas, sobre todo tratándose de un SUV. El motor brioso y esta respuesta directa de la dirección hacen del 2008 un coche divertido que gracias al tarado de sus suspensiones planta cara a cualquier curva incluso a buena velocidad. El problema es que esto se traduce en una sensibilidad algo acusada en zonas bacheadas o con firme irregular.

Sin embargo el rutas de autopista con asflato en buen estado el motor tricilíndrico vibra menos en marchas altas y las suspensiones no sufren por lo que es un coche que invita a hacer kilómetros, gracias también a la mencionada comodidad de los asientos y al confort general que proporciona el coche, por encima de lo que se le supone por tamaño.

Conclusiones

Esta versión de gasolina del 2008 hace que este modelo de Peugeot sea mucho más ligero pero que pierda algunas características interesantes como la entrega de potencia constante, el confort acústico y por supuesto la emisión cero de gases de escape lo que le excluye además de poder lucir la etiqueta cero de la DGT que proporciona las ventajas que todos conocemos, además de ser menos contaminante.

El caso es que el 2008 sigue con notas altas en acabado y diseño pero cambia su personalidad, sigue siendo un coche divertido pero por agilidad más que por entrega de potencia, sigue siendo un coche recomendable por acabados y diseño pero con un confort de marcha algo penalizado por el sonido y las suspensiones. En cualquier caso un SUV compacto atractivo y versátil como hay pocos en el mercado.

Valoración final

8.1
NOTA

NOS GUSTA

Buena habitabilidad
Divertido en carretera

A MEJORAR

Algo ruidoso

RESUMEN

La versión en gasolina del 2008 pierde en algunos aspectos como confort y potencia disponible pero mantiene muchas virtudes como la habitabilidad y manejo. El precio, autonomía y otros factores pueden decantar por esta versión.

Prestaciones8

Diseño8.5

Consumo7.5

Confort8

Sistema de infoentretenimiento8.5

<!– {{$data | json}} –>













































La entrada Peugeot 2008 2023, garras se publicó primero en MuyComputer.