La sorprendente digitalización de las ferias de ganado en España («Wallapop de vacas» incluido)

De las grandes ferias o mercados, a los smartphones. Un tiempo hubo, no hace tanto, en que si un ganadero quería vender o comprar terneros, cabras, caballos, ovejas o cerdos no le quedaba otra que darse una vuelta por los contados espacios en los que se comercializaban. Las cosas son hoy bastante distintas. Si el dueño de una granja quiere ampliar su cabaña de vaca rubia gallega, pongamos, le llega con sacar su móvil, descargarse una app y hacer scroll mientras analiza los precios de un buen puñado de ofertas. Las propias ferias han incorporado nuevos recursos que permiten que al menos parte de las pujas se hagan de forma online.

La enésima muestra de que tecnología y campo maridan a las mil maravillas.

Ferias de ganado sí, pero 2.0. Su objetivo sigue siendo en esencia el mismo que el que tenían hace décadas, en los tiempos de nuestros abuelos. Sus formas y sobre todo métodos, no. Las ferias de ganado se han subido al carro tecnológico, apostando por la incorporación de software específico, apps y pujas online. Buen ejemplo es que ya en 2021 la Asociación Española de Mercados de Ganado (ASEMGA) presumía de la apuesta del sector por la digitalización.

Poco antes varios de sus directivos habían viajado a Irlanda para asistir a una asamblea de la asociación europea (AEMB) durante la que visitaron el mercado de Kilkenny. «Dispone de un completo sistema informatizado, con un software y una aplicación para pujar desde el móvil semejantes a los de la Central (Agropecuaria de Galicia), aunque con un nivel de desarrollo mayor, ya que Kilkenny es pionero», explicaba ASEMGA. Su app permitía participar en subastas desde cualquier parte del mundo, en varios mercados a la vez, y había logrado una implantación tal que, al menos a finales de 2021, el 39% de las pujas se canalizaban de forma online.

Anuncios de venta de ganado en Mil Anuncios.

Captura de la app Vacapop.

Participar en la puja… desde casa. AEMB no es la única en sacar pecho. A finales de 2020, en plena pandemia y con el calendario de certámenes seriamente afectado por las restricciones sanitarias, la Federación Española de Asociaciones de Ganado Selecto (RFEAGAS) presentó también un sistema que permitía realizar subastas «de todo tipo», lo que incluía pujas 100% online sin subastador, 100% virtual pero con subastador y en tiempo real o incluso con un modelo mixto.

El formato online ha seguido utilizándose en el sector y la propia RFEAGAS explica en su página web cómo participar en una plataforma de subastas online. La Central Agropecuaria de Galicia ABANCA informa a sus usuarios también de una app que les permite, entre otras funciones, conocer los precios de las pujas.

No digas Wallapop, di Vacapop. No todo son subastas online. El sector se ha dotado incluso de apps que permiten vender y comprar ganado a golpe de clic. Uno de los ejemplos más reciente lo deja Vacapop, una app creada en Asturias, lanzada en 2020 y que funciona como un peculiar Wallapop del mundo agrario, con ofertas de yeguas, cabras, caballos, gallinas, palomas mensajeras, corderos, ovejas o incluso maquinaria agrícola, como tractores. Y eso entre un largo etcétera.

«Hasta huevos se venden ya en Vacapop», explicaba hace poco su CEO, Marta González, a la web Emprendedores, que detalla que la app ronda las 42.000 descargas y registra una media de 300 tratos comerciales a diario.

¿Es la única? En absoluto. Llega con echar un vistazo a Milanuncios, una plataforma de carácter más generalista, para comprobar que incluye anuncios relacionados con el sector: terneras, ovejas, corderos, alpacas, gallinas y gallos, cabras, pavos… A lo largo de los últimos años se han lanzado también recursos específicos para la compraventa online de ganado, como B&SApp, VayaVaca o Mercopig, una plataforma impulsada desde Binéfar (Huesca) con el propósito de facilitar la comunicación entre vendedores y compradores de ganado porcino.

«No se pretende sustituir a las lonjas, que tienen su función de fijar precio. Mercopig puede ser orientativo para ver por dónde se mueven los precios en el mercado», explican sus responsables a El Economista el año pasado.

Un ejemplo (más) de los cambios del sector. El uso de apps o de pujas virtuales para la compraventa de ganado es solo un ejemplo más de los cambios que experimentan, desde hace ya años, el sector agrícola y ganadero. Quizás la prueba más clara sea la automatización de los campos, con el uso de tractores autónomos, drones para el sembrado, fumigación y recolección de fruta o herramientas que sacan partido de la IA para mejorar los cultivos.

Un proceso que ya ha llevado a grandes compañías multinacionales, como la estadounidense John Deere, a apostar por fuerza por un nuevo modelo de campo en el que, más allá de la venta maquinaria, hay otras oportunidades de negocio igual de jugosas, como el uso de satélites o incluso la venta de software.

Imagen de portada: Lee Cannon (Flickr)

En Xataka: John Deere ha imaginado el campo en 2030 y es autónomo: así planea sus tractores del futuro


La noticia

La sorprendente digitalización de las ferias de ganado en España («Wallapop de vacas» incluido)

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Carlos Prego

.