Revenge, así es el Call of Duty iraní con Unreal Engine donde Rusia e Irán intentan derribar a la OTAN

Parece que algo funciona en Irán después de todo lo que hemos visto con su procesador cuántico y la controversia que han generado con las explicaciones que dieron ayer mismo. Parece que hay proyectos serios desde esa parte de oriente, y es que el equipo de desarrolladores Kosar3D está optando por un nuevo enfoque en su empresa, los videojuegos. Y cómo no empezar por un shooter en toda regla, que para ninguna novedad, será donde ellos son los buenos, obviamente. Dicho esto, así se ve Revenge.

El tráiler que han dejado ver realmente luce bien, y lo hace en parte porque han usado Unreal Engine como motor del juego. El desarrollo está dirigido por Farhad Azima y el equipo se ha ubicado en Mashhad como centro de operaciones del estudio. ¿El objetivo? «La confrontación directa con las obras de su contraparte en este formato de la industria del entretenimiento», es decir, que Irán saque su propio COD.

Revenge muestra sus credenciales como un posible título Triple A

Irán y Rusia se han unido para defenderse de la OTAN, es un guion muy simple porque básicamente es darle la vuelta a la tortilla de Call of Duty y representar cómo se ve y cómo se vive la amenaza yanki desde el otro bando. Igualmente, se especifica que no es un juego de guerra, es decir, no simula una guerra, sino que se centra en algo más simple, como bien explica Azima:

“El grupo trata de neutralizar las operaciones planeadas por el enemigo contra los aliados de Irán y Rusia. Por tanto, el juego se basa en ataques preventivos lanzados en suelo contrario para frustrar los ataques del enemigo».

Pero, aunque el tráiler es bastante revelador y se ve que gráficamente es aceptable, Azima afirma que veremos gráficos de primer nivel y escenarios realistas:

«Tratamos de desarrollar el juego para que esté a la par con juegos como Call of Duty. El juego se parece a los juegos estadounidenses y es de clase mundial en términos de gráficos y calidad, a pesar de nuestras instalaciones limitadas».

Siete niveles y un poco de fantasía zombi

Será lo que tendremos en este juego que aspira a ser una saga. El primer nivel se desarrolla, curiosamente, en Ucrania, donde el jugador tiene que infiltrarse en una base americana que está produciendo, también curiosamente, un virus. Este virus transforma y convierte a las personas en zombis con el único objetivo de matar rusos.

Este argumento e historia es en parte unas declaraciones del Kremlin para justificar la guerra de Ucrania, salvo que sin zombies claro. Así que el juego se basa en un relato que tiene una parte de verdad en el hecho de que se han vertido acusaciones que dan historia a Revenge.

El juego tendrá en esos siete niveles cosas tan interesantes como un Dog Fight entre un Sukoi y un F35, misiones de alta tensión, infiltraciones sigilosas, armas por doquier, tanques, helicópteros y un gran repertorio de escenarios que intentan reflejar la realidad. Veremos si finalmente termina por gustar a los usuarios, qué requisitos exige y cómo de bien se mueve.

La entrada Revenge, así es el Call of Duty iraní con Unreal Engine donde Rusia e Irán intentan derribar a la OTAN aparece primero en El Chapuzas Informático.