Cómo limpiar a fondo un móvil antes de venderlo o cederlo a terceros

Limpiar a fondo un móvil inteligente es una tarea obligatoria antes de venderlo, entregarlo al fabricante/operadora para abaratar la compra de su relevo o simplemente cederlo a un familiar o amigo. Y no hablamos solo de la limpieza física del terminal, si no de proteger los datos de usuario que contiene.

Los smartphones son hoy los dispositivos electrónicos de mayor uso. El que no tiene uno es porque tiene dos y en ellos incluimos una buena parte de nuestra vida digital, tanto profesional como familiar y de ocio. Además de almacenar miles de archivos de todo tipo, los móviles incluyen las contraseñas de acceso a los múltiples servicios de Internet que usamos y también se usan como dispositivo preferencial para la doble verificación en autenticaciones de compras, banca electrónica y los servicios más delicados. Por no mencionar los datos de salud cuando los conectamos a los wearables que usamos para actividad física.

Queremos decir con ello lo conocido por todos. El smartphone se ha hecho imprescindible en nuestra vida diaria. Pero hay algo peor que quedarnos sin móvil y es que los datos sean conocidos por terceros. por acción y omisión. Y aquí entra el tutorial que te vamos a ofrecer hoy con las acciones a seguir para impedir que ello suceda.

Cómo limpiar a fondo un móvil antes de venderlo

El mercado del smartphone de segunda mano se mueve bastante. Hay promociones de los fabricantes y operadoras que se pueden aprovechar como entrega en la compra de nuevos terminales, si bien no son todo lo generosas que cabía esperar y, además -salvo los iPhones de Apple- se deprecian bastante con cada nueva generación que se lancen. Como norma general, es más rentable venderlo en alguna plataforma especializada o directamente a otro consumidor. En cualquiera de los casos, debes realizar una serie de tareas para salvaguardar los datos que contienen, tanto para facilitar incluirlos después en el móvil nuevo como para que no caigan en manos de terceros. Vamos con ellos.

Copia de datos

Lo primero que debemos hacer es crear una copia de seguridad de todos los datos del terminal. Ello incluye fotografías, vídeos, documentos, mensajes, contactos y más. Hay varias maneras de hacerlo. Personalmente, me gusta hacer una copia completa a un PC o unidad externa, tanto de la memoria interna del terminal como de la microSD (si la tenemos instalada) por si hay algún problema en el cambio de terminal o en la sincronización posterior a los servicios Cloud que seguramente estemos usando.

También debemos asegurarnos que estos servicios en nube están puestos al día con los últimos cambios y archivos añadidos al terminal. Aquí se incluyen servicios generales de almacenamiento on-line tipo Dropbox u OneDrive o aquellos especializados en fotografía como Amazon Fotos.

Lo mismo con el resto de las aplicaciones que utilicemos. La mayoría tiene su propio sistema de backup y suelen sincronizarse regularmente, pero asegúrate de ello. Una de las más usadas, WhatsApp, crea copias de seguridad automáticas del historial del chat (y del contenido) conectada con Google Drive, pero debe gestionarlo el usuario en la configuración.

Tanto Android como iOS tienen una herramienta de backup integrada en los ajustes generales y es otro punto que debemos revisar para asegurarnos que han realizado una última copia de seguridad de los datos. En Android, es probable que estés usando una cuenta de Google y ello facilita la tarea, ya que guarda automáticamente el importante apartado de los contactos, calendario, Gmail, las aplicaciones de Play Store, e incluso otros ajustes como fondos de pantalla, idioma, zona horaria, etc. Fabricantes como Samsung ofrecen su propio ‘Cloud’ por si quieres hacer ahí las copias.

En cuanto al resto de aplicaciones, existen herramientas gratuitas para realizar una copia de seguridad de las mismas. Personalmente, en un cambio de dispositivo, prefiero instalar las apps «a mano» aprovechando de paso para hacer limpieza, pero si te interesa algo más automatizado, herramientas como Titanium Backup son una de las mejores, aunque requiere que el terminal esté rooteado. Hay varias aplicaciones generales de ese tipo y también otras para tareas específicas como guardar todos los SMS. Un ejemplo es SMS Backup & Restore.

Transferencia de datos

Si has adquirido el nuevo móvil antes de desprenderte del antiguo, puedes intentar transferir todos los datos. Sin embargo, no es fácil transferir datos de aplicaciones externas entre dispositivos Android. No existe una solución oficial de Google para esto y aunque algunos fabricantes de equipos originales sí lo ofrecen generalmente no suele funcionar bien con dispositivos de otras marcas ante las personalizaciones implementadas.

Si vas a cambiar entre dispositivos Samsung, puedes hacer uso de la app Smart Switch Mobile. Otros fabricantes tienen las suyas como OnePlus, que ofrece el sofware OnePlus Switch. Los resultados tienden a ser impredecibles e incluso con terminales de la misma marca hay errores cuando se realiza (como suele ser común) sobre diferentes modelos y versiones de Android.

Si no quieres complicaciones o errores puedes optar por una instalación completamente limpia, hacer una buena copia de seguridad de archivos, datos y apps en su caso, para después poner en marcha tu terminal desde cero. En la mayoría de smartphones de consumo será cuestión de unos minutos.

Borrado de los datos

Después de una buena temporada trabajando en un SAT, debo contarte que me he encontrado de todo. Y en este caso me refiero a equipos o componentes (ay! esos discos duros) entregados con todo tipo de datos personales y profesionales. No es infrecuente adquirir un móvil de segunda mano y comprobar que la memoria interna tiene apps instaladas y nombres de usuario y contraseñas para acceso a distintos servicios. O la microSD llena de imágenes, algunas en paños menores…

Si el móvil cae en manos de algún desaprensivo y no has borrado toda la información te puede liar un buen tinglado. Debemos eliminar absolutamente todo antes de venderlo para no dejar en manos de terceros nuestra información personal. Además de archivos, ello incluye cuentas de usuarios y suscripciones a servicios en streaming, de almacenamiento Cloud, etc. Absolutamente todo.

Eliminación de cualquier vinculación

Si tu terminal antiguo es Android, es muy probable que cuente con la Protección de restablecimiento de fábrica (FRP). Es una capa adicional introducida por Google como medida de seguridad, que impide el restablecimiento del terminal para situaciones de robo o extravío del terminal.

Obviamente, hay que eliminar esa protección antes de vender un smartphone para que un tercero pueda usarlo. Para ello, deberás eliminar todas las cuentas de Google que hayan iniciado sesión en el dispositivo. Ve a la herramienta de Configuración > Cuentas, selecciona y elimina la cuenta de Google que utilizaste por primera vez para iniciar sesión en el dispositivo.

Restablecimiento de fábrica

Una vez que hayas terminado de salvaguardar tus datos, debes restablecer el terminal a su estado de fábrica para terminar de desvincularte por completo del mismo. Esto eliminará todas las cuentas, archivos y datos del almacenamiento interno y esencialmente volverá a poner el software en un estado no utilizado. De esta forma, cuando el nuevo propietario de tu teléfono tenga en sus manos el dispositivo, lo configurará desde cero tal y como haremos nosotros cuando compremos el nuevo móvil.

SIM y microSD

Una vez completadas las tareas de software, toca retirar la tarjeta SIM que vamos a utilizar en el terminal nuevo y también la tarjeta de memoria microSD si está instalada. Personalmente, no me gusta entregar la microSD con un smartphone de segunda mano por los motivos de seguridad de datos comentados en puntos anteriores.

Si vas a incluir la microSD como parte del móvil de segunda mano asegúrate de meterle un buen formateo a bajo nivel. Hay software especializado bastante efectivo con el que se pueden recuperar datos de las tarjetas de memoria donde los datos simplemente han sido borrados desde un explorador.

Ahora sí: limpieza externa y envío

Faltaría realizar una limpieza a fondo del terminal. Hay que hacerlo siempre, pero tras la pandemia del COVID más. Si conservamos el embalaje original (como es recomendable), solo nos resta guardar el móvil, el cargador, los accesorios que trajera de serie y adicionalmente aquello que hayamos adquirido por separado como fundas, carcasas o protectores de pantalla que pueden venir bien al nuevo propietario.

También es conveniente añadir la factura si el terminal todavía está garantía. Si la batería es extraíble, es mejor quitarla e incluirla fuera del smartphone. No incluyas auriculares usados, en este caso por motivos sanitarios. El comprador ya tendrá los suyos propios. Si quieres incluirlos siempre tienen que ser modelos nuevos, precintados sin usar.

Toca hacer unas buenas fotografías del smartphone y de los accesorios para colgarlas en los sitios donde los pongamos a la venta. Si está en buen estado en general y el precio es razonable tendremos oportunidad de vender ese móvil de segunda mano. Entregarlo para rebajar la compra de un nuevo modelo es otra opción, aunque los fabricantes no suelen ser demasiado generosos y por lo general será más rentable venderlo a otro usuario. Si vas a hacerlo no pierdas tiempo porque la pérdida de valor será constante cada mes que pase.

La entrada Cómo limpiar a fondo un móvil antes de venderlo o cederlo a terceros se publicó primero en MuyComputer.