Xbox ha perdido la guerra de las consolas, la nueva generación llegarán en 2028

La batalla legal que está afrontando Microsoft para comprar Activision Blizzard nos está dejando mucha información interesante. En parte de la documentación judicial presentada el gigante de Redmond reconoce que Xbox ha perdido la guerra de las consolas, y afirma que en 2021 sus consolas Xbox solo tenían una cuota total acumulada del 16%.

Por desgracia, en la documentación no se indica qué cuota de mercado tenían Nintendo Switch, PS4 y PS5, pero sabemos que la consola de la anterior generación de Sony dobló las ventas de Xbox One, y que la consola de Nintendo fue un enorme éxito, aunque no superó en ventas a PS4 hasta hace poco, así que la mayor parte de dicha cuota de mercado habría sido para las consolas de Sony, y segundo lugar habría quedado Nintendo Switch.

Los números de Xbox en la generación anterior no fueron terribles, pero tampoco fueron buenos. Que Microsoft perdiese frente a Sony por una diferencia de dos consolas a una (el doble), y que encima Nintendo lograse superarla a pesar de haber llegado a la fiesta años más tarde fue una dura dosis de realidad para el gigante de Redmond.

Si nos vamos a la generación actual, está claro que las ventas de Xbox Series X no están a la altura de las cifras que ha conseguido PS5. Según datos de VGChartz, correspondientes al pasado mes de mayo, PS5 ha vendido hasta el momento 35 millones de unidades, mientras que las ventas combinadas de Xbox Series X y Xbox Series S ascienden a 21,3 millones de unidades. La diferencia es de 13,7 millones de unidades a favor de PS5, pero si solo tuviéramos en cuenta las ventas de Xbox Series X la brecha sería mucho mayor.

Todavía no podemos saber quién ganará la guerra de la generación actual de consolas, pero está claro que ahora mismo la situación pinta mejor para PS5 que para Xbox Series X-Series S. Que con este panorama algunos entes reguladores sigan considerando a Sony como parte débil en lo relacionado con la compra de Activision Blizzard por parte de Microsoft es de traca, pero no debemos olvidarnos de que Nintendo tiene pendiente el lanzamiento de una nueva consola, y que esta podría poner patas arriba el mercado.

En la documentación también se puede leer que Microsoft espera que las consolas de nueva generación, es decir, las sucesoras de Xbox Series X-Series S y PS5 lleguen al mercado en algún momento de 2028. Esto quiere decir que estaríamos a unos cinco años de distancia, y nos permite intuir, de una manera aproximada, el hardware que podría montar la nueva generación.

Por fechas, lo más probable sería que la próxima generación de consolas venga equipada con una APU basada en una CPU Zen 6 o Zen 7, dependiendo de las fechas de lanzamiento que pueda mantener AMD, y que sus GPUs utilicen una arquitectura entre dos y tres generaciones por delante de RDNA3.

La entrada Xbox ha perdido la guerra de las consolas, la nueva generación llegarán en 2028 se publicó primero en MuyComputer.