Stranded: Alien Dawn, análisis PC: cuidado con los bichos

Durante estos días hemos estado jugando al Stranded: Alien Dawn, un título de gestión de recursos y supervivencia presentado hace unos meses de la mano de Frontier Development. Viene de la mano de Haemimont Games, creadores del juego estratégico de ciencia ficción Surviving Mars, así que saben de lo que va el espacio y en esta ocasión se han puesto creativos.

En Stranded: Alien Dawn, podremos controlar a cuatro supervivientes de un accidente en un extraño planeta en el que, por supuesto, hay amenazas y en el que, por descontado, tendremos que sobrevivir. Los desarrolladores han querido darle una especial importancia a los supervivientes otorgándoles distintas habilidades, puntos fuertes y débiles, con ellos tendremos que adaptarnos a las circunstancias que se nos presentan, que pueden ser desde sobrevivir a un ataque de escarabajos gigantes o la enfermedad.

Requisitos del sistema:

Sistema operativo: Windows 10
Procesador: Intel Core i5 o equivalente
Memoria RAM: 8 GB
Tarjeta gráfica: NVIDIA GTX 970 o AMD Radeon R9 290
Almacenamiento: 20 GB de espacio disponible en disco duro
Jugable en Steam Deck pero no está adaptado.

Elige tus supervivientes y el planeta en el que vas a estrellarte

Tus supervivientes no eligieron donde estrellarse ni con quien, pero tu sí, así que puedes ponértelo fácil o difícil. Además Stranded: Alien Dawn te da la posibilidad de cambiar las reglas del juego según en lo que quieras centrarte. Puedes elegir entre:

Gran familia. Aquí puedes elegir aumentar tu familia a dos miembros más.
Dicha eterna. Tus supervivientes están siempre felices y no pierden los nervios.
La paz es lo primero. Sin ataques de bichos.
Supervivientes. Las cosas se ponen difíciles.
Causa perdida. Las cosas se ponen muy difíciles.
Sobrecualificación. Todos los supervivientes tienen al máximo las habilidades.

Como he comentado al principio, los supervivientes son el punto clave de este juego ya que sus cualidades son distintas en cada uno y en algunos casos no hay posibilidad de mejora. Es decir, si un o una superviviente no tiene ninguna habilidad con la fabricación, directamente ese personaje no te fabricará nada, ni armas, ni vallas, ni ropa.

Hasta ahora en Stranded; Alien Dawn solo había dos tipos de planetas: uno tipo valle con invierno, primavera, verano y otoño y otro tipo desértico, pero acaban de presentar uno nuevo: Saltu, una impactante región con una gran variedad de flora, fauna y recursos autóctonos. Tanto las reglas como los planetas pueden combinarse con los siguientes escenarios:

Aterrizaje Forzoso. Es el básico, la nave se estrella y te toca empezar de 0 con lo que quede dentro de ella.
Puesto de comercio avanzado. Aquí también tienes que empezar a construirlo todo pero, cada cierto tiempo, puedes hacer compra venta de materiales que necesites. Además de contratar más trabajadores
Puesto avanzado militar. Este es un puesto infestado de bichos que tienes que limpiar.

A esto también le pueden afectar las diferentes lunas:

Concordia. Hará imperar la armonía
Jasón. Aparecerán desafíos pero con tiempo para prepararse.
Nyx. Prepárate para los ataques nocturnos
Caos. Pues eso.

Ponte en marcha

Una vez caes en este planeta desconocido no hay tiempo que perder. Puede que tus supervivientes estén tristes o agobiados por la situación, pero deberás tomar el mando y empezar a construir un lugar donde dormir esa noche.

Para empezar estos navegantes accidentados podrán utilizar lo sobrante de la nave. Por el momento pueden utilizar el equipaje que no haya sido destruido y la chatarra que puedan extraer fácilmente. Con esta chatarra podrás construir refugios, en cada recurso duermen dos personas, así que tendrás que construir mínimo dos para que puedan dormir cómodamente. Porque si hay algo que no se saltan estos personajes son las horas de sueño.

Alrededor encontrarás diferentes recursos, si ya has jugado alguna vez algún juego de este tipo sabes que todo es aprovechable y tu ojo avizor te instará a conseguir madera y comida. Los recursos vegetales: árboles, arbustos y frutos, se pueden talar desde el primer momento, pero si queremos comerlos o plantarlos primero habrá que observarlos antes y esto lleva un tiempo.

Para arrancar no hay problema con la comida, porque en la nave quedan raciones de comida individuales, pero mientras uno construye los refugios es buena idea que otro investigue todo lo que parezca comestible. También quedará algún arma, así que procura armar a algunos de tus supervivientes al resto ya los equiparás con armas que fabriques.

Verás extraños animales, no te preocupes, la mayoría no atacan si no les atacas y algunos ni eso. Los que de verdad son peligrosos no se encuentran cerca de donde te estrelles. Esos llegan por oleadas y arrasan con lo que ven. El juego te avisa cuando se encuentran cerca para que te reagrupes y te defiendas.

Volviendo a los animales inofensivos, antes de poder cazarlos también deberás estudiarlos, cuando la investigación esté completa te dirá si puedes domesticarlo y que recurso sacarás de ellos, con algunos puedes incluso utilizarlo para que te defienda.

Cuando ya tengas los refugios, camastros, una hoguera y algún espacio de almacenaje es hora de ponerse a investigar a fondo. Deberás construir también una mesa de investigación y con esta mesa podrás acceder al panel de investigación. Este sistema también es un clásico de este tipo de juegos y es que partimos con nada, pero desde la nada solo se puede crecer, así que deberemos elegir por donde.

Cualquier tarea que les mandes tus supervivientes la harán de manera automática, el que esté libre en ese momento. Si ordenas: observar una planta, desmantelar la nave y construir un refugio ellos mismos se irán asignando las tareas.

Investigaciones

El árbol de investigaciones es un clásico en este tipo de juegos. En el caso del Stranded: Alien Dawn debemos tener a un superviviente investigando y según lo haga, cogerá más práctica e investigará más rápido. Como suele pasar para desbloquear las investigaciones más avanzadas hay que desbloquear las básicas primero. Podemos poner hasta cuatro investigaciones en cola y los supervivientes irán a investigar a la mesa. Según vayamos avanzando en las investigaciones podemos desbloquear la mesa de investigación eléctrica que permite desbloquear más estudios.

Cada uno puede seguir su camino en este árbol de investigaciones, aunque es interesante ponerse como objetivo desbloquear las expediciones, porque en un momento dado nos aparecerán notificaciones para que salgamos a explorar.

Una vez asentados

Cuando ya hayamos construido un recinto protegido de los ataques esporádicos de los bichos, con camastros y una hoguera en la que cocinar. Llega el momento de mejorarlo y hacer que la vida sea lo más parecida a la tierra. Es imprescindible que siempre haya alguien investigando para poder ir desbloqueando mejoras.

También debemos tener un control de recursos, pero aquí no se trata solo de acumular, al contrario, por que lo que no usemos se pudre y lo que usemos mucho, se gasta y se rompe. Y se pudre todo, no solo la comida, también, las armas, la ropa y ¡los microchips!

La ropa es un punto clave a tener en cuenta, para poder fabricarla existe una mesa de sastrería en la que podrás tratar la tela y transformarla en jerseys, gorros, zapatos… es importante saber como fabricar la tela, ya que no cualquier tipo de vale para todo tipo de prendas. Nuestros supervivientes han de tener siempre recambio, porque su ropa también se desgasta y desaparece cuando llega al límite, lo que puede ser crítico en épocas frías.

Las telas, las armas y otro tipo de herramientas se fabrican también en otra mesa especial. Este tipo de mesas pueden configurarse para que estén fabricando continuamente, una cantidad única, o que siempre haya un mínimo de un producto en concreto.

Pasa lo mismo con la comida. Los supervivientes pueden comer comida cruda, pero estarán más contentos con la comida elaborada. Cuando empezamos podemos cocinar recetas sencillas en la hoguera del campamento y según vayamos avanzando podremos construir una cocina que nos permitirá cocinar platos más elaborados que les podrán más contentos.

Para evitar que los recursos se pudran y los pierdas lo mejor es tenerlos almacenados en lugares cerrados y no directamente en el suelo. Para ello puedes crear pequeños baúles o armarios y cuando ya tengas electricidad podrás construir una nevera o congelador que permita que los alimentos duren todavía más.

Como he comentado antes, los supervivientes hacen las tareas según les va tocando y las tienen en cola no hay ninguna forma de gestionar esa cola. Cuando marcas investigar algo u observarlo quedará resaltado en azul, si vuelves a clicar por encima puedes cancelar esa acción. Lo que sí puedes gestionar son las actividades que dejas a tu superviviente llevar a cabo. Por ejemplo, si tienes un superviviente muy bueno en investigación es interesante que en momentos claves, en los que necesites avances le dejes solo investigando y quites el resto de actividades.

También puedes modificar sus horarios. Los supervivientes tienen que tener unas horas mínimas de sueño, si no se desmayarán o pondrán enfermos pero tu puedes elegir cuanto quieres que duerman y a que horas y que tiempo dedican al trabajo o a la relajación. También tienen una opción de «todo» en la que ellos deciden que hacer.

Según avances en el juego podrás dejar atrás los refugios y empezar a construir edificios con sus correspondientes estancias. Esto también hará más feliz a tus supervivientes, porque podrán dormir del tirón sin despertarse por las noches. Es importante tenerlos contentos para que siempre sean productivos, para ello intenta construirles algún elemento de ocio con el que puedan relajarse. De vez en cuando también te pueden pedir celebrar alguna fiesta que también les desestresa un poco.

En Stranded: Alien Dawn puedes domesticar algunos animales y cuando lo hagas te darán un recurso en cuestión. Para hacerlo primero tienes que tener la investigación de «domesticación» completa, tener el recurso en cuestión que el animal necesite y un lugar en el que puedan dormir y comer.

A veces aparecen un perro. Supongo que vienen en alguna nave que se estrella y se pierden, aparecen solitos y si tienes desbloqueada esta cualidad puedes domesticarlo y que se quede en el refugio. Tener un perro también desestresa mucho a los supervivientes cuando lo acarician.

Aclaro una cosa, no sé si el perro muere, tuve un ataque de bichos en una partida que tenía un perro y el perro no murió, pero sinceramente no voy a comprobarlo, lo podéis averiguar vosotros mismos.

Tus supervivientes pueden morir y de diferentes maneras. Pueden morir en un ataque de bichos, de hipotermia, hambre o enfermedad. Hasta que no mueren todos no se acaba la partida, pero la muerte de uno puede mermar mucho el juego. Mientras que estén enfermos o heridos pero les quede algo de vida otro superviviente puede curarles con las medicinas que tenga y salvarle la vida.

Defensa y exploración

Aquí los ataques que sufriremos serán los de los bichos. Primero empezarán pequeños escarabajos que vendrán en número reducido y según vayamos avanzando en el juego los bichos serán más grandes y más difíciles de matar por lo que deberán mejorar nuestras armas y las defensas.

Las mejores armas son las que encuentras en la nave, pero como todo en este juego se gasta después de mucho uso, o simplemente por el tiempo. Hasta que seas capaz de fabricarlas podrás encontrar algunas en naves que van cayendo durante la partida. Lo mejor es equipar a los supervivientes con estas. En el arranque podrás fabricar ballestas y pinchos, que te darán alguna oportunidad con escarabajos o saltamontes pequeños, pero muy pocas con los escorpiones.

Es importante que en cuanto puedas fortifiques tu refugio y construyas torres desde las que disparar. Cuando se acerque un nuevo ataque el juego te avisará diciendo que hay bichos peligrosos cerca, si pinchas en la notificación llevará la cámara hacia donde se encuentran por lo que sabrás por donde van a atacar, tienes un tiempo para reagruparte y prepararte y si ya lo tienes todo listo, provocar tu el ataque y quitártelo de encima.

Según avances en el juego tendrás mejores defensas que sean más destructivas y eficaces.

Cuando el juego te avise de un ataque inminente lo mejor es reclutar a tus supervivientes, para hacerlo tienes que seleccionar cada uno y darle a reclutar, cuando lo haces saca el arma y se pone en guardia, verás su rango de tiro, si un bicho agresivo entra en este área disparará de manera automática. Si tienes torres y los subes a ellas podrá disparar sin peligro a que le embistan los bichos, eso sí, hasta que destruyan la torre.

Cuando los supervivientes están reclutados puedes moverlos donde quieras o pedirles que ataquen ataquen algo en concreto. Lo mejor es dejarles en un sitio protegido desde el que puedan disparar con seguridad, porque si les decimos que vayan a matar a un bicho en concreto, se acercarán demasiado y corren el riesgo de ser atacados por otros.

Cuando el ataque termina y dejas de reclutar a los supervivientes ellos vuelven de manera automática a sus tareas, algunas de ellas serán arreglar lo que se haya roto en la refriega o curar a los heridos. Quedarán alrededor los bichos muertos y en este mundo todo se aprovecha, hasta la carne de bicho que se puede comer o crear con ella tejido sintético.

En cuanto a la exploración, se activa cuando completamos esa investigación, entonces podremos construir un globo aerostático que necesitará combustible para ponerse en marcha y en el que podremos mandar a un superviviente para que explore el mundo en el que nos encontramos. En ocasiones simplemente le podemos dar a explorar y ver que encuentra, pero a veces también nos podrán aparecer misiones concretas, como que se ha visto algo a lo lejos, si la misión no es muy peligrosa, puede compensar tener fuera a un superviviente por aquello que pueda traer.

Conclusiones

A quienes nos gustan este tipo de juegos podemos echarle horas a cualquiera. Mientras escribía el análisis me estaban entrando unas ganas locas de seguir jugando, de seguir avanzando en las investigaciones y ver hasta donde podemos llegar en un mundo desconocido con tan poco. Pero si es cierto que en ocasiones el juego se me ha hecho largo, me he pasado ratos mirando la pantalla con el juego a velocidad máxima hasta que pasara algo en lo que pudiera interceder y que no fuera todo en automático y este algo normalmente eran ataques de bichos. Así que me pasaba minutos mirando la pantalla hasta que me avisaban de un ataque de bichos.

Otro detalle que me ha llamado la atención es que mientras que tienes que hay detalles tan minuciosos como fabricar distintos tipos de tela para según que prenda o fabricar microchips para poder fabricar elementos electrónicos, no haya que preocuparse por el agua. No es necesario hacer pozos o sistemas de condensación, los supervivientes tienen agua hasta en los climas desérticos. Aún así creo que le dedicaré unas cuantas horas más hasta quemarlo del todo.

Stranded: Alien Dawn está disponible en su portal web (para PC, PS4, PS5 y las Xbox) y la versión analizada para PC en plataformas como Steam o Epic Games por 34,99 euros.

Valoración final

7.8
NOTA

NOS GUSTA

Temática
Investigaciones minuciosas
Variedad de reglas

A MEJORAR

Lento en ocasiones
El agua no es un recurso

RESUMEN

Entretenido, jugable, te asegura unas cuantas horas de entretenimiento si te gusta la temática.

Gráficos y sonido6

Jugabilidad8

Rendimiento9

Duración8

<!– {{$data | json}} –>

La entrada Stranded: Alien Dawn, análisis PC: cuidado con los bichos se publicó primero en MuyComputer.