Windows 11 y el reinicio de emergencia: qué es y cómo utilizarlo

Cuando tenemos algún problema grave con Windows 11, o con alguna de las aplicaciones que estamos utilizando, lo primero que solemos hacer si el equipo no responde como debería es recurrir al clásico «control + alt + suprimir» para intentar llegar al Administrador de Tareas y forzar el cierre de aquella aplicación o proceso que causa el problema.

Si no logramos encontrar una solución a través de esa vía podemos repetir el proceso y apagar o reiniciar el PC, algo que solo es necesario en casos extremos en los que la aplicación o el proceso que queremos finalizar tampoco responden cuando forzamos el cierre a través del Administrador de Tareas. Durante todos los años que llevo utilizando Windows esto me ha salvado en más de una ocasión, y estoy seguro de que a vosotros también os habrá sido de gran ayuda.

También estoy seguro de que muchos conocéis este atajo de teclado, ¿pero sabíais que Windows 11 cuenta con un reinicio de emergencia para situaciones extremadamente complicadas? Pues así es, y este reinicio de emergencia nos permitirá salir de situaciones en las que no podemos hacer nada recurriendo al Administrador de Tareas, ni tampoco al clásico «control + alt + suprimir».

El reinicio de emergencia ejecuta, como su propio nombre indica, un reinicio del equipo de forma directa, lo que significa que perderemos todos los datos y la información que no hayamos guardado con anterioridad. También cerrará todos los procesos y aplicaciones activos, y acabará con cualquier bloqueo o problema que nos estuviera impidiendo utilizar el PC.

Cómo utilizar el reinicio de emergencia en Windows 11

Es muy fácil, solo tenemos que pulsar la tecla control en el teclado y el botón de apagado del PC al mismo tiempo. Esto hará que aparezca el menú de reinicio de emergencia, donde se nos informará de que si realizamos este reinicio se perderán toda la información y los datos no guardados, y de que debemos utilizar esto solo como último recurso.

El reinicio de emergencia no es algo nuevo ni exclusivo de Windows 11, en realidad está disponible desde la llegada de Windows NT 3.1 allá por 1993, pero fue perdiendo tanto protagonismo que a día de hoy pocos usuarios se acordaban de él, y muchos ni siquiera recordaban cómo se utilizaba. En el vídeo adjunto podéis ver cómo funcionaba en cada una de las diferentes versiones de Windows, y sí, también estaba disponible en Windows 7, Windows 8 y Windows 10.

La entrada Windows 11 y el reinicio de emergencia: qué es y cómo utilizarlo se publicó primero en MuyComputer.