HPE GreenLake, almacenamiento para mantener las cargas de trabajo activas frente a desastres

La nube pública fue vista durante mucho tiempo como una especie de lugar idílico en el que las empresas tenían que estar sí o sí, pero en los últimos años la estrategia ha girado más hacia las estructuras híbridas multicloud debido a que no todas las cargas de trabajo pueden ser ejecutadas en una nube pública, cosa a la que se suman la mayor disponibilidad y la libertad a la hora de desplegar dichas cargas de trabajo. Aquí es donde entra HPE GreenLake, la primera solución de la industria que ofrece almacenamiento como servicio en modo de autoservicio y con una garantía de disponibilidad del 100% para entornos de misión crítica.

El almacenamiento en modo autoservicio ofrecido por HPE GeenLake abre la puerta a eliminar la infraestructura y sus costes de mantenimiento. Por otro lado, permite acceder a los datos en tiempo real y obtener los recursos de almacenamiento necesarios a través de cargas de trabajo optimizadas. Otra característica es que escala bajo demanda según sea necesario, con capacidad de búfer para cargas de trabajo o demandas de uso inesperadas.

La capacidad de autoservicio simplifica el almacenamiento en el centro de datos gracias a la velocidad y la agilidad de una experiencia operativa en la nube. Las empresas pueden adquirir y aprovisionar almacenamiento y gestionar los sistemas físicos y virtuales a través de una única consola. El servicio proporciona una disponibilidad de los datos del 100% para aplicaciones de misión crítica y un 99,9999% de tiempo de actividad para otras cargas de trabajo.

Con el almacenamiento como servicio de HPE GeenLake es posible simplificar y acelerar el aprovisionamiento mediante la selección del nivel de almacenamiento y el tipo de carga de trabajo, especificando las necesidades y el nivel de protección. El proceso de aceleración queda reforzado con una inteligencia artificial (IA) que recomienda automáticamente el sistema más adecuado para optimizar los Acuerdos de Nivel del Servicio (SLA) de la empresa.

Con el propósito de mantener las aplicaciones siempre activas, la IA proporcionada a través de HPE GeenLake se encarga de predecir y evitar interrupciones antes de que se produzcan y es capaz de identificar problemas entre almacenamiento, máquinas virtuales y recursos virtuales infrautilizados.

El almacenamiento ofrece una Calidad del Servicio (QoS) inteligente para las cargas de trabajo críticas, con la posibilidad de establecer prioridades en un volumen específico o conjunto de aplicaciones para asegurarse de que se cumplen las expectativas de rendimiento.

La empresa puede elegir los parámetros del servicio, incluidos el nivel de disponibilidad, el nivel de rendimiento, la capacidad de reservar y el plazo de suscripción. Esto se suma a una administración global unificada que permite administrar y monitorizar sistema desde cualquier lugar y cualquier dispositivo.

HPE GeenLake moderniza la gestión de los datos con un conjunto completo de servicios en la nube y proporciona una experiencia unificada en HPE GreenLake edge-to-cloud plataform. Las empresas pueden hacer copias de seguridad mientras cumplen con todos los SLA en las nubes a través de restauraciones instantáneas y recuperación rápida local en la nube.

Si quieres saber todo lo que puede hacer el almacenamiento en modo autoservicio de HPE GeenLake por tu empresa, no dudes en clicar sobre este enlace para obtener toda la información de forma gratuita a través una infografía.

Contenido en colaboración con HPE.

La entrada HPE GreenLake, almacenamiento para mantener las cargas de trabajo activas frente a desastres se publicó primero en MuyComputer.