Project 92, así es la respuesta de Meta a Twitter

Ya han pasado tres meses desde que se confirmó, de manera oficial, que Meta estaba preparando un servicio para competir con Twitter. Algo que, un poco más adelante desarrollaré este punto, me parece no ya comprensible, sino absolutamente legítimo. En aquel momento supimos que el nombre interno de este proyecto era Meta P92, y que para el diseño de la plataforma se planteaban emplear un modelo descentralizado, similar al que utiliza Mastodon, la eterna alternativa a la red social del pajarito. Más concretamente, según la información que afloró en aquel momento, supimos que ambas redes, Meta P92 y Mastodon, coincidirán en el uso del protocolo «Activity Pub».

También pudimos relacionar dicha información con un hecho importante, y era la entonces muy cercana llegada a Instagram de la función Notas, con la que los usuarios de dicha red social pueden compartir publicaciones muy cortas, de como máximo 60 caracteres. Un formato que vendría a reproducir, pero de manera extrema, el modelo de Twitter en sus primeros años, cuando el tamaño máximo de los tweets era de 140 caracteres, por proporcionar compatibilidad de tamaño con los, entonces todavía muy empleados, mensajes SMS.

Que esta función debutara en Instagram en diciembre del año pasado, y que unos meses después se supiera que Meta estaba preparando su propio Twitter, ya nos invitó a pensar que aunque el proyecto se integre con todos los servicios de la compañía, Instagram debería jugar un papel especialmente importante en el nacimiento y la puesta en marcha de este futuro servicio. Y a tenor de nuevas informaciones que se han filtrado, parece que no andábamos equivocados.

Según podemos leer en The Verge, el nombre interno es Project 92 (de ahí lo de P92) y su nombre podría ser Threads (hilos), según documentos revisados por la publicación. Y gracias a la filtración protagonizada por un empleado de la compañía, ya podemos ver las primeras imágenes de su diseño. Un diseño que, indudablemente, recuerda mucho al de Twitter, confirmando de este modo que Meta realmente quiere replicar en gran medida tanto el aspecto como el funcionamiento de este futuro servicio.

También ha trascendido que Meta estaría en negociaciones con personalidades relevantes para que se conviertan en usuarios de Project 92. Esto es bastante lógico, ya que lograr hacerse con determinadas personalidades públicas, puede suponer un gran gancho para que muchos potenciales usuarios se animen a probar Project 92. Los dos nombres citados por dicho medio son Oprah Winfrey y el Dalai Lama, aunque podemos entender que la lista es bastante más amplia y heterogénea.

En cuanto a la relación entre Threads e Instagram, la respuesta de Meta a Twitter (así fue calificado este movimiento en el evento dedicado a Project 92 del que han salido también las imágenes) empleará el sistema de cuentas de Instagram para completar, de manera automática, toda la información de aquellos usuarios que decidan dar el salto de una red social a la otra. Otro movimiento bien pensado, pues facilitará sobremanera el registro… si bien aún habrá que ver cómo encaja esto en el actual contencioso de Meta con la Unión Europea.

Sea como fuere, como decía anteriormente pienso que Meta tiene toda la legitimidad del mundo para crear un servicio que tome prestados muchos de los elementos clave de Twitter. ¿Y por qué? Pues porque este movimiento lleva años produciéndose en sentido contrario. Recordemos que, en sus inicios, Twitter era una red tremendamente sencilla y limitada, mientras que Facebook ofrecía un sinfín de funciones y muy pocas limitaciones. Sin embargo, con el tiempo Twitter ha ido sumando muchas de las funciones que eran propias de Facebook. Así, que ahora Meta quiera invertir las tornas, y que además lo haga aprovechando el buen posicionamiento de Instagram, especialmente entre los más jóvenes, me parece lógico, justo y un potencial acierto.

La entrada Project 92, así es la respuesta de Meta a Twitter se publicó primero en MuyComputer.