Xiaomi Electric Scooter 4, análisis: el patinete más destacado en calidad-precio se renueva y sigue siendo ideal para la mayoría

Hace sólo unos días que Xiaomi presentó uno de sus patinetes de referencia el Xiaomi Electric Scooter 4 y en Xataka ya hemos podido probarlo a fondo para conocer todos sus detalles. Qué ofrece y qué podemos esperar de uno de los modelos más populares del mercado.

Ficha técnica del Xiaomi Electric Scooter 4

Xiaomi Electric Scooter 4

VELOCIDAD

Hasta 25 km/h.

DIMENSIONES Y PESO

1143 x 430 x1170mm

17,3 kilos

CARGA MÁXIMA

Hasta 110 kg

Pendientes de hasta el 16%

AUTONOMÍA

Hasta 35 kilómetros

BATERÍA

7650mAh

275.4 Wh

SEGURIDAD

Sistema de frenos doble eABS

Neumáticos resistentes a impactos

Reflectores laterales, frontales y traseros con luces

CONECTIVIDAD

Sistema de frenos doble eABS

Neumáticos resistentes a impactos

Reflectores laterales, frontales y traseros con luces

PRECIO

499,99 euros

Diseño: manteniendo lo que funciona

Lo primero que hay que tener en cuenta si hablamos del Xiaomi Electric Scooter 4 es que estamos ante de una renovación muy continuista. Los cambios respecto al anterior Electric Scooter 3 son mínimos pero algunos de ellos aportan un extra que tampoco debemos pasar por alto.

A nivel de diseño, eso sí, los cambios son mínimos. La bisagra para doblar el patinete queda ahora en la parte delantera y cuenta de un doble enganche de seguridad. La primera pestaña, especialmente, necesita de un poco de presión para moverla pero, cualquiera de las dos, da buena sensación de calidad y de que va todo se va a mantener en su sitio una vez despleguemos el patinete.

Esta bisagra esconde una segunda una vez se retira para mejorar la seguridad

En líneas generales, es interesante lo bien construido que está. La sensación de robustez de todos sus componentes ayuda a que el patinete eléctrico aporte una buena sensación de seguridad en la carretera. Evidentemente, no lo hemos puesto a prueba de golpes, pero la impresión es que resistirá bien los pequeños accidentes que nos puedan ir sucediendo en el día a día.

Me genera alguna duda más el sistema de seguro en el plegado. Sí, la idea sobre el papel me parece muy buena, pues aprovecha una pestaña en el timbre para engarzar con un pequeño saliente sobre la rueda trasera. Sin embargo, aquí, tengo más dudas de cómo soportará el paso del tiempo.

Además, hay que tener en cuenta que, probablemente, los toques o golpecitos serán habituales si trasladamos el patinete en el transporte público, en el maletero del coche o tenemos que subir con él unas escaleras. Empleos en los que el Xiaomi Electric Scooter 4 flojea un poco más, pues sus 17,3 kg de peso se dejan notar cada vez que tenemos que «subirlo en brazos».

Por lo demás, el patinete viene bien surtido de reflectantes. Echo de menos un poco más de potencia tanto en la luz delantera como en la trasera. Y, de ellas, especialmente en la delantera. Además, mientras que la luz trasera se puede configurar para estar siempre encendida, para la delantera es necesario realizar una pulsación simple. Esto activa una especie de «modo noche» que atenúa la pantalla y dificulta la visualización de los datos a pleno sol.

Pese a todo, los datos se siguen viendo y, de hecho, éstos se visualizan con claridad y a la perfección con la luz delantera apagada. En la pantalla visualizamos la velocidad a la que nos movemos, la energía disponible, el modo de conducción y si estamos o no conectados mediante Bluetooth a la aplicación.

Echo de menos una luz delantera un poco más potente y un modo «siempre activa»

El Xiaomi Electric Scooter 4 en el maletero de un Citroën C3

El Xiaomi Electric Scooter 4 en el día a día

Si hablamos del uso que le vamos a dar en el día a día, lo más destacable es el aumento de la autonomía. El nuevo patinete de Xiaomi mantiene las cifras de su antecesor en cuanto a motor y batería. La potencia nominal del motor vuelve a ser de 300 W pero puede alcanzar máximos de hasta 600 W. La batería tiene una capacidad de 7650mAh con 275.4 Wh que, sin embargo, estira la autonomía del patinete en 5 kilómetros más que la versión anterior, hasta un total de 35 kilómetros.

Porque su comportamiento es, exactamente, el que nos podíamos imaginar para un patinete eléctrico que busca agradar a la mayor parte del público posible. Siempre teniendo en cuenta que el Xiaomi Electric Scooter 4 está especialmente pensado para trayectos cortos y para iniciarse entre los patinetes eléctricos.

Cuenta con tres modos de pilotaje. El menos ambicioso es el peatonal y está pensado para, simplemente, poder mantenernos en pie a ritmo de paseo, pues no supera los 5 km/h. El modo intermedio (D) alcanza los 20 km/h y su respuesta es un poco más suave. Es la opción ideal para quien espera coger algo de soltura con un patinete eléctrico o extremar las precauciones en caso de lluvia, por ejemplo.

Sin embargo, si queremos salir a carretera es esencial seleccionar el modo S (deportivo) en la pantalla del manillar y acelerar sin miramientos. Éste modo está limitado a 25 km/h (el máximo legal) y alcanza con rapidez esta velocidad. Quizás, no le vendría mal unos amortiguadores, aunque fueran extremadamente simples. En calles donde el asfalto no es del todo bueno, con sus pequeñas grietas o juntas dilatadas, aportaría un extra de seguridad.

Además, así se aumentaría la sensación de seguridad cuando entramos en un parque o si hay algo de arena en el suelo. Sí, se puede circular sin problemas por estas zonas pero no es lo más cómodo ni recomendable. En este caso, que las ruedas sean neumáticas (la aplicación y el propio patinete nos avisa regularmente de revisar su presión) ayuda a mejorar las sensaciones.

En cuanto a su desempeño en con las cuestas se defiende bien en los primeros compases de una subida empinada. Si la pendiente no es excesiva, no tarda en alcanzar la velocidad máxima de 25 km/h y consigue mantenerse en el punto máximo permitido de velocidad. Sin embargo, cuando la cuesta se complica, el motor eléctrico acaba perdiendo fuelle con el paso de los metros y cae a velocidades más cercanas a los 20 km/h. Menos, en el peor de los casos, si no hemos llegado a la cuesta con inercia porque, por ejemplo, había un paso de cebra al inicio de la misma.

En cuanto a la agilidad y el desempeño de este Xiaomi Electric Scooter 4, la mayor parte de los kilómetros los he realizado sobre la calzada (no tanto en un parque) y en espacio anchos, no hay problema para realizar giros amplios pues no podremos inclinarnos demasiado si no queremos tener un susto. Hay que tener en cuenta que no estamos ante un patinete deportivo y tampoco es de esperar un gran desempeño en este sentido, ni por el tamaño de su base para los pies ni por la potencia de su motor.

Además, las ruedas siguen siendo de 8,5 pulgadas, por lo que una vez que inclinamos el patinete eléctrico, tampoco podemos contar con un gran tamaño entre manos para tomar una curva cerrada a buena velocidad. Como decía, lo mejor es asegurar con trazadas más abiertas o, simplemente, reducir mucho la velocidad.

Si me ha dado buena sensación su doble eABS. En la teoría este es un sistema que combina un freno de disco mecánico con un freno antibloqueo regenerativo eABS. Y en la práctica se nota. De hecho, se nota tanto que puede darnos algún susto en los primeros compases, pues el recorrido de la maneta de freno es muy corto.

Por tanto, en caso de tener que hacer una frenada de emergencia, podemos contar con la seguridad de que el patinete eléctrico va a detenerse sin miramientos. Esto tiene su contrapartida en las líneas blancas de la carretera y de los pasos de peatones que pueden ser especialmente resbaladizas si llueve.

En cuanto a la autonomía, ¿cuántos kilómetros podremos realizar? No dudamos que se puedan conseguir los 35 kilómetros que promete Xiaomi siendo muy cuidadosos con la batería, pero nuestras pruebas nos dicen que con un uso continuado del modo deportivo (esencial para movernos por carretera) y si encontramos cuestas a nuestro paso, la autonomía total se quedará en una horquilla de entre 20 y 25 kilómetros.

Xiaomi Electric Scooter 4 + candado – Patinete eléctrico con 600W de potencia, sube pendientes de hasta 16%, 25 km/h de vel. máx., hasta 35 km/h de distancia, negro (Versión ES + 3 años de garantía)

Por último, si hacemos una parada en la aplicación, las posibilidades no son demasiado extensas pero, a cambio, ganamos en mucha simplicidad para el uso diario. A la hora de ponernos en marcha, Xiaomi nos obliga a descargarnos su Xiaomi Home, una aplicación disponible para iOS y Android y con la que podremos controlar lo básico.

La parte buena es que podremos controlar todo lo relativo a nuestro patinete eléctrico dentro de este hub de Xiaomi, ideal si tenemos más aparatos de la firma por casa, separando los mismos en función de la sala donde los «archivemos». Además, su registro es muy sencillo y solo necesita de un código QR.

Eso sí, las posibilidades con la aplicación son mínimas. Apenas podemos comprobar la velocidad a la que el patinete está circulando (interesante si disponemos de un soporte para el teléfono móvil en el manillar o queremos controlar de cerca a los más pequeños), la autonomía restante y los datos de nuestros últimos trayectos.

La configuración del patinete eléctrico se limita a la opción de dejar siempre encendida la luz trasera, elegir si queremos una recuperación de energía baja, media o alta (de poca influencia en el comportamiento, a mi parecer) y bloquear el patinete. En este caso, se activan lo frenos y el patinete eléctrico lanzará pitidos de aviso si alguien está tratando de mover el patinete.

Xiaomi Mi Electric Scooter 4, la opinión de Xataka

El patinete de Xiaomi no es deportivo ni pretende serlo

En resumidas cuentas, los cambios de este Xiaomi Electric Scooter 4 son mínimos. El aumento de la autonomía, manteniendo motor y batería, se agradece aunque lo más habitual seguirá siendo cargar el patinete eléctrico todas las noches. Pese a ello, siempre es algo a destacar.

De su comportamiento podemos decir que echamos de menos unos amortiguadores o un poco más de pegada en las cuestas más largas. Pese a ello, no hay que olvidar que será un patinete eléctrico que cumpla para la inmensa mayoría de los usuarios, especialmente en aquellas ciudades pequeñas o trayectos cortos que no nos obliguen a tirar de brazo habitualmente.

Además, la respuesta en su modo deportivo es lo suficientemente buena para alcanzar los 25 km/h con soltura y, así, no sentirnos indefensos en la carretera. La seguridad es esencial cuando nos movemos entre los coches y, en este caso, ser lo suficientemente rápidos forma parte de la solución.

En este último sentido, también destaca su doble frenado eABS. En los primeros compases tendremos que cogerle algo el punto pero, una vez tengamos claro el recorrido de la maneta de freno, es un extra de seguridad nada desdeñable.

No es un patinete eléctrico que brille por sus reacciones o por su ligereza pero, jugando un poco a todo, tampoco tiene graves defectos que expulsen directamente a una parte del público. Sigue cumpliendo con solvencia en la mayoría de las situaciones para la mayoría de los usuarios.

En Xataka | Los Xiaomi Electric Scooter 4 Pro y 3 Lite llegan a España: precio y disponibilidad de los nuevos patinetes eléctricos de Xiaomi

Fotos | Xataka


La noticia

Xiaomi Electric Scooter 4, análisis: el patinete más destacado en calidad-precio se renueva y sigue siendo ideal para la mayoría

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alberto de la Torre

.