El viaje de los diamantes hasta la superficie de la Tierra siempre ha sido un misterio. Lo acabamos de resolver

El viaje de los diamantes es un misterio para la geología. La más icónica de las piedras preciosas requiere condiciones extremas para su formación, condiciones que se dan en el manto terrestre. Entonces, ¿cómo llegan a las capas más superficiales donde son minados? La respuesta se ha logrado gracias a los superordenadores.

Diamantes peregrinos. Gracias a la ayuda de los superordenadores del National Computational Infrastructure (NCI) de Camberra, un equipo de investigadores de la Universidad de Wollongong ha logrado proponer una explicación a la cuestión sobre cómo llegan los diamantes desde las profundidades del manto terrestre hasta la corteza. La clave está en las kimberlitas y en el motor geológico de los “pilares de calor”.

Buena parte de los diamantes que hallamos en nuestro planeta se encuentra incrustados en grandes estructuras geológicas de kimberlita, un tipo de roca volcánica. Estas estructuras tienen el aspecto de tuberías o columnas y se forman tras erupciones de kimberlita. Se tiene constancia de varios centenares de este tipo de erupciones en los últimos 200 millones de años, la mayoría de las cuales se conocen en África, y las Américas.

Estas tuberías podrían ser tan solo la etapa final en la ruta que los diamantes realizarían desde el lugar en el que se forman hasta acabar incrustados en la corteza terrestre. El nuevo trabajo de los investigadores explica los procesos geológicos del manto terrestre que desatan estas erupciones.

Los pilares de la Tierra. El viaje de los diamantes podría deberse a unos procesos geológicos desatados en las capas más profundas del manto de la Tierra, a unos 2.900 kilómetros bajo la superficie, en la región en la que se encuentran el manto de la Tierra y el núcleo.

Aquí es donde tendrían su “raíz” los “pilares de calor”, unas columnas que transmitirían energía desde las profundidades del manto hasta sus zonas más superficiales. Este calor sería el que activara las kimberlitas causando su erupción a través de la corteza terrestre y con ello la llegada de los diamantes a los lugares donde son minados.

Simulación por ordenador. “Calculamos los movimientos de calor hacia arriba desde el núcleo y descubrimos que extensos resurgimientos del manto o ‘pilares de calor’, conectaban las mayores profundidades de la Tierra con su superficie”, explicaban los autores del estudio en un artículo en The Conversation. “Nuestro modelo muestra que estos pilares proveen calor debajo de las kimberlitas, y explican la mayoría de las erupciones de kimberlita a lo largo de los últimos 200 millones de años.”

El modelo creado simula la geodinámica, los movimientos de las estructuras geolícicas de la Tierra, como corrientes de magma, placas tectónicas, etc. El modelo empleado es uno de los más precisos creados por lo que tuvo que ser accionado a través de los superordenadores del NIC.

Los detalles del estudio fueron publicados recientemente en la revista Nature Geoscience. En el artículo los investigadores explican que el modelo logra explicar erupciones en diversos contextos geográficos, con una excepción. Tal y como señalaban los autores, las erupciones en Norteamérica tan sólo podían explicarse parcialmente por este modelo.

Diamantes para la eternidad. Los modelos geodinámicos pueden ayudarnos a comprender mejor el “funcionamiento interno” de nuestro planeta. En este caso, podrían incluso a la industria minera en la tarea de localizar áreas donde los diamantes puedan estar más presentes.

La minería del diamante podría no ser la única en beneficiarse de estos modelos. Nuevos hallazgos de níquel y tierras raras también podrían ser facilitados a través de estos mecanismos. La minería ha sido una importante fuente de conflictos y el futuro no parece que vaya a cambiarlo. Quizá un mayor conocimiento de nuestro planeta pueda ayudar a evitar alguno de estos problemas.

En Xataka | Hemos encontrado un nuevo mineral aún más duro que el diamante (y resulta que viene del espacio)

Imagen | GrownDiamond


La noticia

El viaje de los diamantes hasta la superficie de la Tierra siempre ha sido un misterio. Lo acabamos de resolver

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Pablo Martínez-Juarez

.