Qué fuente de alimentación necesito para mover una GeForce RTX 4060 Ti

Es cierto que el lanzamiento de la GeForce RTX 4060 Ti ha venido acompañado de una cierta polémica, y la verdad es que es comprensible porque al final el salto generacional que representa frente a la GeForce RTX 3060 Ti es pequeño en términos de rendimiento bruto. Ya os lo comenté en nuestro análisis de dicha tarjeta gráfica, sin embargo este es el único punto realmente negativo que pude encontrarle.

Afortunadamente, hoy en día el valor de una tarjeta gráfica no se define únicamente por su rendimiento bruto, hay otras cosas a tener en cuenta que, desde luego, pueden marcar una diferencia importante, como por ejemplo el consumo, las temperaturas de trabajo, las tecnologías soportadas, la compatibilidad y la optimización en aplicaciones profesionales, si vamos a utilizarla para trabajar y para jugar, y también el rendimiento en trazado de rayos y la utilización de IA para mejorar el rendimiento y crear valor añadido.

En el caso de la GeForce RTX 4060 Ti tenemos una tarjeta gráfica con un rendimiento bruto mejorable, ya que en el mejor de los casos posiciona un poco por encima de la GeForce RTX 3070 en 1080p, pero esto se compensa con uno de los consumos más bajos de su gama (entre 115 y 161 vatios, dependiendo del juego y de la configuración, con una media de 146 vatios), unas temperaturas muy bajas, un excelente soporte en aplicaciones profesionales, un buen rendimiento en trazado de rayos y el soporte de DLSS 2 y DLSS 3.

Precisamente ese bajo consumo hace que la GeForce RTX 4060 Ti no necesite una fuente de alimentación especialmente potente, y la convierte en una tarjeta gráfica ideal para actualizar equipos con fuentes de alimentación modestas, o para montar equipos en los que queramos mantener un consumo reducido sin tener que renunciar a un buen nivel de rendimiento.

Necesitas una fuente de alimentación de 500 vatios para mover la GeForce RTX 4060 Ti

Este sería el nivel mínimo recomendado para poder mover sin problemas un PC medio equipado con la GeForce RTX 4060 Ti, y no una de 550 vatios como dice NVIDIA, aunque obviamente esto dependerá del resto de componentes del equipo. Por ejemplo, si la acompañamos de un procesador que puede tener un consumo máximo de 300 vatios esa fuente de 500 vatios se nos puede quedar corta, pero es evidente que ese ejemplo que os acabado de poner no es lo normal, más bien todo lo contrario.

Vamos con un ejemplo más realista. Un PC configurado con un Ryzen 5 7600, 16 GB de DDR5 en doble canal, una unidad SSD PCIe NVMe, un kit de refrigeración líquida de 240 mm y la GeForce RTX 4060 Ti tendría un consumo medio en carga de 310 vatios. Esto quiere decir que con una fuente de alimentación de 500 vatios iríamos sobrados, y esto es positivo, porque dicha fuente no tendría que trabajar al 100% de carga y la eficiencia que ofrecería sería mayor.

La fuente de alimentación debe tener un conector de alimentación adicional de 8 pines, algo que no es un problema ya que a día de hoy la inmensa mayoría de las fuentes de 500 vatios vienen, al menos, con un conector de ese tipo. Con todo, tened cuidado ya que os podéis encontrar casos de modelos muy económicos que no lo incluyan. Obviamente estoy hablando de casos extremos, y de fuentes que tienen un coste muy bajo y una calidad dudosa, y que por tanto no serían recomendables.

Un modelo como la EVGA 100-W2-0500-K2 500W 80 Plus sería una opción excelente. Tiene un precio de 56,58 euros.

Espacio en el chasis y procesador recomendado

La GeForce RTX 4060 Ti solo ocupa dos ranuras de expansión y mide 244 mm de largo, así que tiene un tamaño bastante moderado y no necesita, por tanto, de un chasis especialmente grande. Podremos montarla sin problemas en casi cualquier PC. No obstante, debéis tener en cuenta que utiliza el estándar PCIe Gen4 x8, y que en equipos relativamente antiguos que solo sean compatibles con PCIe Gen3 perderá rendimiento.

A partir de un procesador Zen 2 (Ryzen 3000), Intel Core Gen11 o superior ya tendremos soporte de PCIe Gen4, siempre que utilicemos una placa base compatible. No es un tema grave, como podéis apreciar, ya que este estándar ya lleva unos cuantos años en el mercado y por tanto no tendremos ningún problema salvo que estemos hablando de equipos relativamente antiguos.

Por lo que respecta al procesador recomendado para mover una GeForce RTX 4060 Ti, lo ideal sería contar al menos con un Ryzen 5 5600 o con un Intel Core i5-11400F. Estos tienen 6 núcleos y 12 hilos, y su IPC es bastante alto, así que no sufriremos ningún cuello de botella grave, ni siquiera jugando en 1080p. Recordad que, además, el DLSS 3 nos ayudará en este sentido gracias a la generación de fotogramas.

La entrada Qué fuente de alimentación necesito para mover una GeForce RTX 4060 Ti se publicó primero en MuyComputer.