Microsoft ha dejado de fabricar sus teclados ergonómicos. Así que hay gente haciendo acopio

Cuando Microsoft anunció el pasado mes de abril que dejaría de fabricar teclados, ratones y webcams bajo su marca, muchas personas percibieron la noticia como un jarro de agua fría. Si bien el mercado de los periféricos de PC es amplísimo, los de Redmond tienen auténticos devotos de sus productos, que llevan utilizándolos desde hace años y, si fuera por ellos, seguirían haciéndolo.

Ahora, con la inminente finalización de su producción, estos usuarios se enfrentan a una encrucijada: qué dispositivo elegir cuándo el que están utilizando actualmente llegue al fin de su vida útil. Algunos ya tienen respuesta a esta pregunta, como June Taira. Se trata de un japonés que no se ha andado con rodeos a la hora de hacer algo frente a este escenario y ha tomado una curiosa decisión.

Comprar teclados, a cascoporro

Taira no ha comprado unos pocos dispositivos favoritos, sino que se ha hecho con una decena teclados inalámbricos Microsoft Sculpt Ergonomic Desktop. Según cuenta este usuario en Twitter, el pedido ha sido canalizado vía Amazon Estados Unidos, y ya está en sus manos en Tokio. “Realmente no quiero cambiarlo”, reconocía el japonés en relación a estos productos ya complicados de comprar en ciertos mercados (en la página oficial de Microsoft están «sin stock»).

Con este movimiento, Taira pretende tener suficientes teclados como para dos décadas de uso o “mientras el estándar Bluetooth continúe”. Si bien desconocemos cuánto dinero ha invertido este usuario, el modelo en cuestión ronda los 40 dólares en Amazon en el mercado estadounidense, por lo que aproximadamente podría haber desembolsado unos 400 dólares para acopiar el dispositivo (sin tener en cuenta el envío hasta Tokio y demás gastos).

Microsoft Sculpt Ergonomic Desktop

La compañía de Redmond lleva décadas vendiendo periféricos. Como señala PCWorld, su primer ratón fue lanzado al mercado en 1983. Se trataba del Microsoft Mouse, que se incluía con Word, Bloc de Notas y un tutorial para aprender a utilizarlo. ¿El precio? 195 dólares (566 dólares en la actualidad). Más tarde, en 1994, llegó el Microsoft Natural Keyboard, que ha ido evolucionando hasta los modelos recientes.

El Microsoft Sculpt Ergonomic Desktop, como el que compró el usuario japonés, presume de una distribución de teclas diferente. Con su diseño dividido, los de Redmond prometen que las muñecas y los antebrazos se posarán de manera relajada, una alternativa idónea para quienes pasan muchas horas frente al ordenador. El kit llega acompañado de un teclado numérico separado y de un ratón que buscan hacer su aporte al mencionado concepto de ergonomía.

Cabe señalar que Microsoft no dejará de fabricar teclados y ratones completamente. Si bien el fin de su línea clásica de dispositivos es una realidad, la compañía cofundada por Bill Gates seguirá vendiendo este tipo de periféricos bajo la marca Surface. Eso sí, con la funcionalidad y características propias del «ADN» Surface. Es decir, con una esencia distinta a la de la gama histórica.

Imágenes: June Taira

En Xataka: Los «Copilotos» de Microsoft proponen un cambio de paradigma brutal: uno en el que chatearemos con nuestro PC


La noticia

Microsoft ha dejado de fabricar sus teclados ergonómicos. Así que hay gente haciendo acopio

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Javier Marquez

.