Una televisión gratis a cambio de ver anuncios, ¿aceptarías la oferta?

Imagina que te dan la posibilidad de conseguir una televisión gratis, sin ningún tipo de coste, y que encima se trata de un modelo muy avanzado que incluye una barra de sonido y una segunda pantalla, ¿aceptarías? Estoy seguro de que más de uno de nuestros lectores habrá dicho que sí, pero espera, que todavía tienes que conocer un importante «pero».

El auge de Internet, y de las redes sociales, ha permitido crear nuevas formas de monetización de productos y contenidos. En aquellos casos en los que disfrutamos de servicios gratuitos lo que sucede es que, normalmente, el usuario es el producto, es decir, la empresa hace dinero mostrándole anuncios o utiliza sus datos con fines comerciales.

En este caso, que hablamos de un producto, para poder recibir esa televisión gratis el usuario tiene aceptar ver anuncios de forma persistente en esa segunda pantalla. La pantalla principal de esta televisión, que ha sido fabricada por la marca Telly, es de 55 pulgadas, tiene resolución 4K, soporta HDR y ofrece la misma experiencia que tendríamos con una Smart TV tradicional equivalente. la barra de sonido representa un claro valor añadido, y la segunda pantalla es la que se dedica a mostrar los anuncios.

Si piensas que esto no tiene sentido la verdad es que te equivocas. Varios estudios confirman que muchas personas ven un segundo dispositivo (una segunda pantalla) mientras que están viendo la televisión, una realidad que Telly está intentando aprovechar de una manera bastante inteligente, porque esa segunda pantalla quedará dividida en dos partes, una que muestra widgets con información útil para el usuario, y otra donde aparecen los anuncios.

En ciertos momentos, Telly también utilizará ambas pantallas para mostrar anuncios, pero lo hará de una manera poco intrusiva, ya que se limitará a aquellos momentos en los que no estemos viendo nada en la pantalla principal. Esto quiere decir que si estamos viendo una película, por ejemplo, no aparecerá ningún tipo de publicidad en la pantalla principal para interrumpirnos.

Este televisor viene con el sistema operativo Telly OS, pero incluye también un dispositivo externo con Android TV que podemos conectar por HDMI. En la parte superior cuenta también con una cámara integrada que dispone de un obturador de privacidad y con un micrófono, lo que nos permite utilizarla incluso para realizar videollamadas. Interesante, sin duda.

El coste de este televisor, incluyendo la barra de sonido y la segunda pantalla, sería de unos 1.000 dólares. Telly espera suministrar una primera tirada de 500.000 unidades este año, y dará la posibilidad a los usuarios de no aceptar la recopilación de datos, pero en este caso tendrán que realizar un pago de 500 dólares para quedarse con la televisión.

La verdad es que me parece una propuesta bastante interesante. Yo personalmente estaría dispuesto a aceptarla, ya que al final soy perfectamente capaz de centrarme en la pantalla principal y no me molestaría para nada esa publicidad. Sobre la recopilación de datos, esto es algo que llevamos años tolerando sin recibir nada importante a cambio así que creo que la historia se cuenta sola.

Origen