Tesla retirará 1 millón de coches en China por un problema en la frenada regenerativa

Tesla no para en el mal sentido. Cuando parecía que toda la controversia con sus coches había parado tras las víctimas de accidentes donde su sistema FSD estaba en tela de juicio, ahora desde China el gobierno ha obligado a la empresa de Elon Musk, Tesla, a retirar nada menos que más de un millón de coches por un problema en la frenada regenerativa que en diversos escenarios. ¿Tan grave es esto que afecta a una cantidad ingente de coches?

El problema es serio, la forma de resolverlo está por ver, pero se habla de que una actualización OTA podría corregirlo, aunque hay otros rumores que dicen que se necesitará algo más. Básicamente, en China ha habido una serie de accidentes donde los coches de Elon Musk se han estrellado de diversas maneras, pero en todos los casos los conductores han afirmado que, tras acelerar y presionar el freno, este no entró correctamente en funcionamiento.

La frenada regenerativa de Tesla y los problemas en el pedal

El problema es de tal calado que se estima que muy pocos coches podrán salvarse de la actualización tras la retirada del gobierno chino, ya que todos excepto los más nuevos que acaban de salir de la fábrica están afectados.

El llamado «retiro» (que no es más que una forma de denominar un fallo encontrado que tiene que ser arreglado) es doble. En primer lugar, se afirma que no hay opciones para el conductor en cuanto a la intensidad de la frenada regenerativa, como sí que tienen otros coches de la competencia, la cual se puede ajustar al gusto.

La segunda llega desde el modo de conducción del propio pedal. Como Tesla no reconocía el fallo, la Administración Estatal de Regulación del Mercado de China ha entrado de oficio y al investigar esto ha decretado que los vehículos Tesla son propensos a causar accidentes, y que los usuarios tienen que poder gestionar y seleccionar cómo actúa la frenada regenerativa, y aquí entra el problema.

Un ajuste de software… ¿Y de hardware?

Si China no lo impide, Tesla ofrecerá esto mediante una actualización de software que ya está llegando, pero para seleccionarla, como en casi todos los coches de la marca, los cambios se harán desde la pantalla y no desde el propio volante, lo que podría incitar a suspicacias con esto. Por ello, cabe la posibilidad de que China obliga al gigante de los coches eléctricos a incluir alguna palanca o botón que sea fácilmente seleccionable y configurable para tal menester, como se estipula en la gran mayoría de coches.

Entre tanto, la actualización que llegará en breve al resto del mundo implica tres nuevas características que se citan así:

(1) Brinda opciones para permitir que el conductor seleccione la intensidad de frenado regenerativo en vehículos que no tienen selección de intensidad de frenado regenerativo.

(2) Ajusta el estado predeterminado de fábrica en la estrategia de frenado regenerativo del vehículo.

(3) Alerta al conductor cuando se presiona profundamente el pedal del acelerador durante un período de tiempo prolongado.

Los vehículos afectados se incluyen desde 2019 hasta enero de 2021, lo que suponen gran parte de las ventas que tiene Tesla en el país de Xi Jinping, puesto que los modelos de 2022 y 2023 no parecen sufrir este problema. En cualquier caso, esto no hará más que concretar y afianzar a Tesla como una de las marcas menos fiables del mercado, puesto que quería dejar atrás en este 2023.

La entrada Tesla retirará 1 millón de coches en China por un problema en la frenada regenerativa aparece primero en El Chapuzas Informático.