¿Se pueden recuperar archivos borrados de una unidad de almacenamiento?

Las unidades de almacenamiento de datos no duran para siempre ya que los sucesivos accesos de lecturas y escrituras limitan su vida útil. Además de los problemas físicos, hay que sumar otros problemas potenciales como fallos graves del sistema operativo o infecciones de malware. Y finalmente tenemos los borrados accidentales de los que nadie está a salvo.

En esos casos y si no hemos realizado las copias de seguridad correspondientes (como te recomendamos encarecidamente) nuestra vida digital puede dar un vuelco ante la pérdida de datos profesionales o personales. Afortunadamente, siempre que no exista un fallo crítico físico que impida cualquier acceso a la unidad, hay oportunidades de recuperar esos archivos.

Hay que decir que en la mayoría de ocasiones los errores no son fatales. Los archivos pueden haber «desaparecido» porque no tienen formato, existe un problema en la estructura de los archivos (algo bastante habitual en sistemas Windows), ha habido un incorrecto expulsado de la unidad o se trata de un borrado accidental, pero siguen en el disco. Merece la pena invertir tiempo en recuperarlos. Te decimos cómo hacerlo.

No uses la unidad a recuperar

Si hay un consejo a cumplir obligatoriamente para esta tarea es cesar de inmediato el uso de la unidad cuando descubramos un borrado accidental de archivos o cualquier tipo de fallo. Es un aspecto crítico para tener más posibilidades de recuperación porque la sobre escritura en los espacios de las unidades de almacenamiento donde se han borrado los archivos es la causa principal para que no podamos recuperarlos mediante software.

Otra recomendación que deriva de la anterior es retirar la unidad de almacenamiento del equipo donde haya fallado e intentar la recuperación de datos en un segundo equipo externo como un PC. Si es un disco duro o SSD los montaríamos en bahías libres como unidad secundaria y lo mismo si se trata de una microSD que ha fallado en un smartphone o un pendrive o disco externo USB.

Hay aplicaciones que trabajan directamente sobre la unidad que tiene errores, pero los resultados en la recuperación no suelen ser tan buenos. En resumen, y para empezar, deja de usar la unidad y retírala del equipo o dispositivos donde se hayan producido los errores.

Software gratuito

La industria ofrece una amplia colección de aplicaciones comerciales de recuperación de datos. También hay disponibles herramientas gratuitas que ofrecen buenos resultados sobre todo tipo de unidades, siempre que no se hayan sobre escrito demasiado los datos y que no existan fallos físicos globales que definitivamente nos impida recuperarlos.

Entre las soluciones gratuitas para recuperación de archivos en sistemas Windows (algunas para Linux y de código abierto) seleccionamos estas diez:

Piriform Recuva
ZAR X
Data Recovery Software
Wondershare Data Recovery
Disk Drill
Apowersoft
TestDisk
PC Inspector File Recovery
Puran File Recovery
Wise Data Recovery

Cómo recuperar archivos borrados

Todas estas soluciones software funcionan de la misma forma. Simplemente se descargan, instalan y ejecutan. Realizan un escaneo previo de la unidad de almacenamiento y muestran el estado de los archivos borrados que podrían ser recuperados en unas interfaces sencillas de entender y manejar.

A partir de ahí, únicamente tenemos que marcar los archivos que nos interese y la aplicación realizará el proceso de recuperación. Como hemos comentado arriba, la recuperación de los archivos debe realizarse siempre en un segundo equipo para tener más oportunidades.

Dependiendo de la unidad de almacenamiento a analizar y recuperar el proceso puede tardar bastante tiempo. Sé paciente. No hay milagros y hay veces ya es imposible, pero si los errores no se han producido por un fallo físico y no has realizado escrituras encima podrás recuperarás archivos borrados de cualquier unidad de almacenamiento.

Una vez comprobado que hemos podido salvar los datos en otra unidad ya podremos formatearla, introducirla en el equipo original, copiar los datos salvados y seguir usándola de la manera habitual. Y sin olvidar las tareas de Backup, obligatorias en el mundo que vivimos porque la pérdida de datos está a la orden del día.