El precio de las memorias, en caída libre: Samsung ha decidido controlarlo con una estrategia de choque frontal

Las cifras que maneja la consultora TrendForce son tajantes: el precio medio de los módulos de memoria DRAM se ha reducido un 20% durante el primer trimestre de este año si lo comparamos con el que tenían en el último trimestre de 2022. La delicada coyuntura económica global ha sumido la industria de la tecnología en un periodo de vacas flacas, y los fabricantes de smartphones y ordenadores están percibiendo su impacto con una intensidad que hacía tiempo que no veíamos.

El comportamiento del mercado del PC ilustra con claridad qué está sucediendo. Durante el primer trimestre de 2022 las unidades distribuidas cayeron alrededor de un 5%, y la pendiente continuó inclinándose hasta cerrar el año con una caída aproximada del 20% frente al mismo periodo de 2021. El año en curso no ha empezado mejor. De hecho, IDC vaticinó a principios del pasado mes de septiembre que la crisis del mercado del PC se agudizará en 2023 y los primeros síntomas de recuperación no llegarán hasta 2024.

El negocio de los fabricantes de chips de memoria está profundamente vinculado al comportamiento del mercado de los ordenadores, los teléfonos móviles o los servidores, entre otros dispositivos electrónicos. Por esta razón, si se venden menos ordenadores y menos smartphones necesariamente se venderán menos memorias DRAM. Y si se venden menos chips de memoria se acumula el stock y los precios caen. La ley de la oferta y la demanda que rige la economía de mercado global no perdona.

Samsung dará un volantazo para evitar el naufragio del mercado de las memorias

Esta compañía surcoreana es el mayor fabricante de chips de memoria del planeta. Según la consultora Statista cerró el tercer trimestre de 2022 con una cuota de mercado del 40,7%, lo que la sitúa a una distancia cómoda de la también surcoreana SK Hynix, con un 28,8%, y la estadounidense Micron, que tiene una cuota del 26,4%. Estas tres empresas lideran el mercado de los chips DRAM con una autoridad apabullante, lo que deja a Nanya, Winbond, Powerchip, Elpida y otros fabricantes con unas cuotas por debajo de un tímido 2%.

El beneficio de la división de semiconductores de Samsung ha caído estrepitosamente en el primer trimestre de 2023

La caída del precio de las memorias que he descrito en las primeras líneas de este artículo ha tenido un impacto directo en los resultados económicos de la filial de Samsung especializada en la fabricación de semiconductores. Esta división es la principal fuente de ingresos de esta compañía, y ha cerrado el primer trimestre de 2023 con una caída de los beneficios de nada menos que 3.400 millones de dólares al compararla con la cifra del mismo periodo de 2022. Es una barbaridad, aunque esta cifra recoge su negocio de los chips al completo, por lo que no podemos precisar en qué medida se ha visto propiciada por la caída del precio de los circuitos integrados DRAM.

Samsung tiene muy claro qué debe hacer para frenar la sangría: equilibrar la oferta y la demanda. Y la estrategia más eficaz para lograrlo requiere fabricar temporalmente menos semiconductores, y, sobre todo, menos chips de memoria. De esta forma el stock no se seguirá acumulando, y, en teoría, los precios detendrán su caída.

Esta compañía prevé que durante el segundo semestre de este año el mercado de los semiconductores empezará a recuperarse. Mientras tanto merece la pena que los usuarios no pasemos por alto las previsiones de TrendForce: durante el segundo trimestre de 2023 el precio de las memorias que los usuarios podemos encontrar en las tiendas mermará entre un 10 y un 15% adicional.

Imagen de portada: Samsung

Más información: SCMP | Statista

En Xataka: EEUU involucra a Corea del Sur en su contraataque a China para defender a su mayor fabricante de chips de memoria


La noticia

El precio de las memorias, en caída libre: Samsung ha decidido controlarlo con una estrategia de choque frontal

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Juan Carlos López

.